CLAVE 8 (CONTACTO EN EL CORAZON) - Foro
Domingo, 2016-12-04, 4:14 AMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » Mision RAHMA » Mision RAHMA » CLAVE 8 (CONTACTO EN EL CORAZON)
    CLAVE 8 (CONTACTO EN EL CORAZON)
    bookFecha: Viernes, 2013-10-11, 9:41 PM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://eruizf.com/bibliot...._03.pdf



    CLAVE 8 (CONTACTO EN EL CORAZON)


    Los autobuses de Lima son peculiares, sobre todo para un europeo que goza de un mayor nivel de vida. Ciertamente aquellos destartalados vehículos poseían toda clase de ruidos y olores en su recorrido por las afueras de. la capital, dirección al desiertó.
    Estábamos muchos hermanos de diversos países invitados a la concentración de Misión Rama en su Encuentro Mundial del 88. El lugar preciso se ubicaba en la zona de contacto con los hermanos superiores y donde Sixto Paz había vivido experiencias.
    E1 viaje por tanto nos enfrentó a la conversación entre todos nosotros y así, un matrimonio de la
    República Dominicana que a la sazón se encontraba sentado contiguo a mí, me comentaba:
    -...Hermano, mi caso es más sorprendente puesto que nosotros tenemos una hija que nació hace seis anos y que consideramos no es nuestra, puesto que yo hace más de diez anos no puedo tener hijos al haberme ligado las trompas. Consideramos que "Amir" nuestra hija, es especial. ¿Qué le parece a usted?
    -Sí, es muy posible que en el nacimiento de su hija haya habido intervención de los seres del espacio o hermanos superiores. A lo largo de estos anos de investigación me he encontrado con bastantes casos similares donde la intervención hacia determinadas parejas de la Tierra tiene como objeto final hacer que los espíritus superiores encarnen en vehículos o cuerpos idóneos.
    No se extrañe por tanto que su hija haya sido tratada genéticamente por estos seres que tienen alta tecnología astral.
    Enseguida mi mente buscó los mensajes que en su día dictara el famoso contactado Eugenio Siragusa. Según estos mensajes estaba en curso para la humanidad toda una intervención genética que posibilitaría la encarnación de 7.465.006 seres, con una genétíca llamada "G.N.A." y que tenían como características propias la paternidad de los antiguos Titanes o seres mitad Dioses mitad hombres. Esta genética habría sido portada por seres como Leonardo Da Vinci y el propio Einstein. En el tiempo antiguo fueron los Incas quienes mejor expresaron este ejemplo y que propició en el individuo capacidades psíquicas de extraordinaria magnitud. En otro orden de cosas, son como las inyecciones que la masa humana requiere para su impulso evolutivo.
    ¡Enfín!, estos eran mis pensamientos cuando comentábamos con alegría y con risas estos acontecimientos.
    Enseguida el autobús, y tal como anunciaba desde hacia tiempo, se averió y tuvimos que esperar a otro que nos recogiera en la ruta del desierto.
    De nuevo en el otro autobús, reparé brevemente en aquella niña de seis años y salvo una especial dulzura, no creí que se diferenciara de los otros niños que también acompañaban a sus padres al desierto.
    Llegamos por fin y participamos en las jornadas de encuentro, pero no es objeto de mi relato aquellas jornadas que casi todos ya conocen, /sino los hechos posteriores a las mismas que nos tocó vivir.
    El día 8 del 8 del 88, y a primera hora de la mañana, estábamos en el avión que nos llevaría desde Lima a la mítica ciudad del Cusco. A mi lado y en animada charla, un hermano del que guardo especial recuerdo (Félix Dávila) se prodigó al máximo en hacer de guía de nuestras andaduras por aquellas lejanas y exóticas latitudes.
    Ya en el avión, mi mente parecía intuir algo extraño y a la vez presagiado: ¿Por qué iba al Cusco y por qué la fecha tan especial del 8.8.88.?
    Después nos situamos en la casa de Félix casi una cincuentena de hermanos, a los que nunca dejó de la mano nuestro querido Sixto Paz.
    En Cusco los problemas de la altura son importantes pues existe un mal típico que precisamente se llama "mal de altura" que nos golpea a los europeos y personas que no estamos acostumbradas a vivir a esas cotas. Allí, subir una docena de peldaños es francamente agotador y equivale a subir una montaña en nuestras tierras bajas.
    Después de ubicarnos en varios puntos además de la casa del hermano Félix, nos reencontramos sobre las 3 de la tarde con objeto de subir al templo de Sacsayhuaman, y al efecto tomamos un autobús que llenamos en un número aproximado de 50 personas.
    Ascendimos con dificultad al templo por el tema de la respiración, y finalmente nos encontramos en el redondel de piedras que queda como resto de lo que sin duda fuera en su tiempo un magnifico lugar dedicado al Culto Solar, y que nosotros, los españoles de entonces, nos esforzamos en destruir desafortunadamente.
    Aquellas piedras me dejaron perplejo puesto que yo las había visto en sueños hacia ya dos años, y este sueño lo publiqué en el trabajo que todos conocéis como "Iniciación Solar", pero que por si alguno no lo leyó, lo transcribimos a continuación:
    "Caminábamos por lo frondoso de una selva tropical, un grupo representativo de individuos. Recuerdo de ese grupo a un niño que estaba a mi lado derecho; seguramente este pequeño me estaba mostrando otra generación, que insignificante ahora, será mañana la verdadera protagonista de cuanto pretendo narrar. E1 objetivo estaba bien grabado en los corazones: Había que encontrar un viejo templo derruido, y con sus piedras reconstruir otro que pudiera albergarnos.
    En Amir no solo debía haber la mente y las entrarías de una niña, sino algo, una fuerza sobre-humana que yo bien reconocí pues hacia unos años tuve otra parecida experiencia cuando abracé a un personaje glorioso -que prefiero no nombrar ahora- y que me inundó de la dicha más elevada que algún hombre pueda sentir. Aquel abrazo, como digo, fue algo entrañable y siempre lo recordaré.
    Comprendo que sea difícil transmitir las sensaciones que uno vive, pero no tengo otra forma de expresarlo.
    Por otro lado, del autobús solo habían subido 24 personas, quedándose el resto en la parte baja del cerro. Amir se había escapado del lado de sus padres, movida por un impulso incontrolable, y a las solicitudes de sus mayores, simplemente. contestó: "Arriba están unos hombres y yo debo estar con ellos pues ocurrirá algo importante", y con estas palabras acompañaba la carrera alegre para subir al templo. Acto seguido mi mente reflexionó sobre el hecho de mi estancia allí y el karma que los españoles habíamos adquirido al destruir aquellas piedras, su significado trascendente y la abolición de aquella Cultura Solar que sin duda fue más legítima y pura que la adoración a las imágenes tan frecuente en los templos de nuestras latitudes.
    Me senté en el centro del circulo a la vez que los otros 23 hermanos hacían lo propio. Comenzaron los ejercicios de captación de energía y mantralización. Yo me despreocupé de esto y con lágrimas en los ojos continué mi meditación particular, sentado en la arena parda del suelo y con la espalda apoyada en el muro. Lo que hice a continuación fue sencillo y a la vez emotivo: Cómo en definitiva lo que debía realizar era instaurar nuevamente el Culto Solar, fui construyendo piedra a piedra el templo, de acuerdo a la fuerza de mi mente. Luego tomé la cruz de madera que en su día pusimos los españoles a los peruanos y la rompí, para en su lugar, y una vez construido el citado templo, poner un trozo del Sol que aquella tarde nos estaba alumbrando ya casi en su ocaso por la montaña que cierra la bella ciudad del Cusco. Tomé con mi mente esa porción de Sol y la introduje dentro del templo que había reconstruido. En ese mismo instante, mi espíritu se llenó de la certeza de que el Cristo Solar ya no era el mismo. Sabia entonces que Cristo comenzaba otra Era de Redención y que todos los que estábamos allí comulgaríamos con la beatifica luz de bien de su esplendor. Ciertamente fue así puesto que en ese momento un llanto generalizado poseyó a todos los hermanos, y una fuerte energía se nos introdujo en el pecho.
    Esa energía era tan plausible y clara que dos niños pequeños, hijos de un matrimonio de Honduras, uno de meses y otro de escasos dos o tres años, devolvieron instantáneamente al no poder asumir dicha energía. Nosotros sacamos a través del llanto la tensión, pero los niños no pudieron. Lo mismo ocurrió a dos o tres hermanos que se resistieron a sacar sus lágrimas; toda la noche tuvieron vómitos y diarreas por la asimilación de aquella fuerza cristica que nos había hecho comulgar con la energía del bien y de la luz.
    Curiosamente, al tiempo de llegar al Perú, un hermano de Rama me habla entregado una psicografía que textualmente decía: "En el momento que los 24 se junten, será el tiempo en que las Jerarquías Blancas entregarán el Libro del Conocimiento a los hermanos". Y curiosamente en el lugar más idóneo nos encontramos los 24 instaurando el Culto al Sol.
    Los personajes que se agruparon en el circulo del templo, eran de varios países, como dando solemnidad universal al acto. Los turistas, ajenos a nuestro grupo, nos sacaban fotografías y nos preguntaban qué pasaba.
    Significativamente se habían juntado los personajes correctos para aquel acto. Recuerdo asimismo una de las hermanas que totalmente compenetrada me dijo: "Usted y Sixto tienen un gran trabajo muy doloroso, pero quieran o no lo realizarán". Y me anunció esfuerzos y sacrificios que no nos faltarían. Fue una vivencia plena de sentimiento.
    En otro orden de cosas, muchos no sabrán que la profecía Inca habla que después de la muerte del último Inca, Tupac-Amaru, y pasados 200 años, "el Inca retornaría c!1 Perú".
    Fueron los españoles que quitaron el gran Sol que colgaba del pecho del Inca y los que le mataron, y ahora en ese instante se realizaba la profecía anunciada por el profeta, siendo los españoles que pusieron un Sol en el pecho del Inca e instauraron aquel culto que es el único, legitimo y universalista de las religiones. Efectivamente fue el cielo el que me reveló quién era el Inca y a quién debía entregar el Sol.

    Encontré al Inca en la persona de Sixto Paz y cumplí con la tarea de entregarle su estandarte a fin de que los tiempos de la profecía se cerraran de acuerdo a la Voluntad Superior.
    Nuestra presencia en aquellas latitudes estuvo llena de significación y cargada de simbolismo. Máxime cuando Jose Mari, uno de los hermanos que nos acompañó desde España, y que tiene desarrollada su percepción extrasensorial, vio en el momento de la cristificación, cómo en la llanura que estaba por debajo del templo, corrían soldados españoles antiguos, cortando cabezas a los indígenas. El se vio allí y me vio también a mí, y la vivencia le hizo daño al comprender que ahora venia a restaurar el karma y contribuir a edificar sobre nuevas premisas y planteamientos la verdadera doctrina.
    ¿Comprendéis ahora por qué nuestra revista tiene en su portada un Sol y entendéis ahora por qué en el discurso del desierto hablé de estas cosas?
    Fuimos objeto de una programación que debido a su magnitud no pudimos captar en su momento, y quizás tardaremos aún en conquistarla en su total sentido. ,
    Tanto Misión Rama como Fraternidad Cósmica hablan ahora del Sol y de su etapa solar. Espero que realmente se entienda que no sólo son planteamientos sino que los hechos físicos de la actividad solar lo demuestran en estas fechas primeras del año 89.
    Sigo con el relato para narrar los acontecimientos que todavía nos tocó vivir:
    Según bajamos del templo, la pequeña niña, Amir, nos .entregó un dibujo significativo del lugar, pero en vez de dibujar personas, dibujó corazones para rodear su dibujo de la ternura que sin duda tiene y que palpita en su corazón de pequeña despierta.
    Según descendíamos, alguno de los nuestros dijo: "Debla ser el Rey de España el que estuviera aquí en este acto, a fin de rodearle de todo el simbolismo". No habíamos andado cuatro pasos cuando nos topamos con una moneda española de 100 pts. con la esfinge del Rey en su cara. ¿Fue casualidad?...No lo fue, puesto que después de un rato volvimos a encontrar otra moneda, ya en las murallas de Sacsayhuamán. ¿Quién las había tirado?, ¿Qué querían significar? ...¡Mira que es difícil encontrar esas monedas tan lejos de su lugar de circulación!, ¡Enfín!, hay lenguajes que son claros para quien tiene ojos para ver y oídos para escuchar.
    Antes de tomar el autobús, Félix Dávila, el hermano guía del grupo, se encontró con un joven que quería subir al Templo del Sol:
    -Hermano, ¿cómo tú por aquí?
    -Ya ves, he venido desde el interior del país precisamente hoy, debido a que los seres superiores me han dicho que hoy ocurriría algo muy trascendente, y por eso estoy aquí.
    Félix Dávila le dijo que así había sido. Aquel hermano viajero enviado por los guías, es aquel que realizó el trabajo "Cultura Solar de la revista nº 23.
    No sólo fuimos nosotros los que estuvimos allí, sino que el cielo mismo estuvo pendiente del acto tan significativo que se realizó.
    Ahora que estoy escribiendo todo esto me da un poco de tristeza por todos aquellos que no sienten ser "hijos del Sol" y llevar en su pecho el dorado don. Yo particularmente, me regocijo de ser y estar en la onda de la luz y de su conciencia, y considero que el mayor de los privilegios que un hombre puede tener sobre la tierra es el llevar el Sol al pecho para alumbrar las tinieblas en las que vivimos.
    Recuerdo también el día de la Iniciación Solar y el tiempo en que puse el Sol al pecho del Inca, también cuando el Inca me lo puso a mí. ¡Qué tremenda alegría y cómo afloraban las lágrimas ante aquel acto! Luego, desgraciadamente comprendí que la revelación es aún más fuerte que nuestra conciencia y que debemos aprender a ser instrumentos obedientes del Querer Supremo, pues cada uno camina a su propio paso.
    No todo estaba concluido puesto que el grupo de hermanos que acompañaba a Sixto se encontró con una persona que les dijo:
    -Hoy es un día importante para todos ustedes.
    -¿Por qué nos dices eso?
    -Hoy es día 8 del 8 del 88.

    Y rápidamente se marchó dejándoles con la incertidumbre de saber quién era y qué les había querido decir.
    Por mi parte, y ya siendo de noche, me acerqué con otro grupo a la Plaza de las Armas de Cusco, por uno de sus callejones, cuando la niña Amir, que a pesar de los acontecimientos, no había estado mucho tiempo conmigo, se me acercó y dijo:
    -¡Hombre bonito!...¡Hombre bonito!...¡Pídeme lo que quieras que yo te lo daré!
    -Hija- mía, ¿cómo vas a darme lo que deseo si soy un idealista y mi deseo es cambiar el mundo?
    La niña, ya en mis brazos, giró su cabeza con solemnidad y me miró al fondo de los ojos. Con la voz más tierna pero a la vez con aire imperioso, me volvió a decir: "¡No, no, hombre bonito, tú pídeme cuanto quieras que yo te lo concederé!
    Y comencé a llorar de nuevo pues comprendí que no era Amir quien hablaba y que en todo momento su cuerpecito y su voz habían expresado el Verbo Crístico que precipitó otro tiempo y esa revelación.
    ¡No te olvido pequeña, a pesar de la distancia, y sé muy bien que un día fuiste templo de carne para transmitirme la voluntad del Señor de los Cielos. No he olvidado lo que me dijiste, y sé que en tu corazón anida todavía el recuerdo!
    No pude despedir a la niña al día siguiente, y fue otro hermano quien lo hizo, pero ella se cuidó mucho de decirle: "Dile al hombre bonito que no le he olvidado".
    ¡Dios mío!, qué bello fue todo aquello y qué tremenda significación el utilizar a una niña mitad-humana mitad divina para oficiar el mayor de los misterios: la Cristificación o comunión con el único y verdadero principio que es y reside en la luz que nos alumbra. Por eso el Maestro Jesús dijo: "Yo soy la luz del mundo".
    También en aquella ocasión la luz y el verbo se hablan materializada en aquel cuerpecito de Amir y nos habla hablado.
    Podría contar mucho más de cuanto sucedió en el Sol al tiempo de ese ministerio, pero prefiero que sean los hechos los que hablen por mf. Al efecto he querido copiar el articulo que sigue y que habla de una superractividad solar a.partir de entonces que propiciará, quieran o no, la selección del hombre a fin de que nos acoplemos a su dictada luminoso y a su radiación:

    EL PAÍS, viernes 17 de marzo de 1989
    La actividad solar ha aumentado espectacularmente ........
    Varias profecías se cumplieron en Cusco y en aquellas fechas, pero, ¿quién comprendió? ¿qué grado de despertar tenemos?...
     
    Foro » Mision RAHMA » Mision RAHMA » CLAVE 8 (CONTACTO EN EL CORAZON)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar