Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS - Foro
Sábado, 2016-12-10, 4:21 PMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » Divina Revelacion Alfa y Omega » Divina Revelacion Alfa y Omega » Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS (4)
    Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS
    bookFecha: Lunes, 2013-07-22, 2:10 PM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://www.alfayomega.com.pe/detallerollo.php?id=4&pagina=1




    DIVINAS PARABOLAS:
    -Y estando en el medio de la muchedumbre preguntó: ¿quién me ha tocado?
    -La fé mueve montañas
    -Del polvo eres y al polvo volverás
    -Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos



    Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS DE MI INFINITO PODER; Y DEJADLAS QUE SE MANIFIESTEN POR LOS SIGNOS, Y POR DíAS Y POR AÑOS.-


    Significa que el eterno Padre Jehova, está en todas partes del infinito; pues todas sus infinitas criaturitas del universo expansivo pensante llevan también su divina herencia eterna; es decir la divina espíritualidad pensante; pues la materia infinita piensa y vibra, como piensa también el monito humano; significa que lo que el hombre cree que no es, es; pues el hombre sólo cree en él; cree que sólo él exsiste; reduciendo la gloria infinita del Padre Eterno, a un microscópico pensar egoísta; los tales se llenarán de pavor; pues al negar la divina exsistencia de otras infinitas criaturas, se niegan así mismo; pues cada infinito gérmen del espacio, contribuye a la misma exsistencia de todos los seres pensantes; pues lo uno repercute en lo otro; pues de cada pensamiento, se emana un fluído que corresponde a la misma individualidad en acción; es decir que la mente humana obra en espacio y tiempo; y a la vez crea otros espacios y tiempos que lo esperan en la eternidad futura; pues cada criatura según sus propias acciones, se hace su propio cielo ó su propio infierno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
    Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos.- Significa que toda criaturita que ha preferido gozar en su totalidad de la ciencia del bién, hasta el grado de olvidar al infinito Creador de su propia vida, no entra en el Reino de los Cielos; pues escrito está, que todos serán juzjados según sus propios actos; la llamada ciencia del bién, se refiere a las comodidades y placeres que brinda el maldito materialismo; pues ilusiona a mis hijitos por un camino que no los conduce a la eternidad; pues es una filosofía que los conduce a las tinieblas; pues la calidad de la acción pensante, no es mérito suficiente para llegar a la luz de la divina verdad; pues las divinas virtudes de que están compuestas las individualidades, no han recibido la divina instrucción, como el divino Padre enseñó en sus sagradas y divinas escrituras; pues exsiste en cada gérmen humano una divina luz; esta divina luz, puede achicarse ó agrandarse, según el divino número de encarnaciones, que tenga en su historial galáctico; pues toda acción emprendida por todo espíritu, es divinamente pesada en las divinas balanzas solares; que representan la más perfecta justicia, que mente alguna pueda imaginar; pues ellas representan en una infinita television de colores, lo más mínimo que la criatura llevó a cabo en el planeta que acaba de dejar; estas divinas balanzas solares, funcionan desde toda eternidad; de muchísimo antes que surgiera el divino gérmen de la especie de monitos humanos; pues ellas representan la misma y divina eternidad del Padre Jehova; que es el primero en toda eternidad; significa también que si bién todo espíritu lleva en sí mismo su propia eternidad, no es menos cierto que también lleva el divino castigo de sus propios yerros y su propia soberbia; pues escrito está, que todo espíritu es probado; no en una exsistencia; sino que en infinitas exsistencias; pues esto también significa: Hay que nacer de nuevo para ver reino de Dios; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que ninguno de los llamados grandes del mundo, entrará al Reino de los Cielos; pues los tales olvidaron por sobre todas las cosas, que sólo hay un solo grande en el infinito universo; y ese grande es el Padre creador de todas las cosas; las conocidas y las desconocidas; y es por estos soberbios que fué escrito: Habrá llorar y crujir de dientes; en sus enloquecidas mentes; pues el espanto más grande, hará presa en ellos cuando vean la divina luz, que ellos desecharon por un suspiro de tiempo de placeres y orgías; que para nada sirven en la eternidad del futuro; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el divino año del 2001, no serán resucitados a niños de doce años; pues su propia filosofía, producto maldito de una ciencia maldecida por tu divino Padre Jehova, hace eternidades atrás; cuando la Tierra vivió la divina dimensión del paraíso terrenal; pues yo, tu divino Padre Jehova, dije a los primeros padres de la cimiente humana: Podéis comer de todo lo que hay en el Edén; más, del árbol de la ciencia del bién, no comerás; me refería al futuro; me refería a los hijos del género humano; pues yo, tu divino Padre Jehova, sabía desde eternidades atrás, que la maldita serpiente faraónica tentaría a mi divina hijita Eva; divino ángel de categoría espíritual de sol Azul; pues en su divino vientre deposité el divino gérmen de la nueva cimiente galáctica; que eternidades más adelante, sería el género humano; yo sabía hijo divino que la maldita ciencia del bién faraónica, subyugaría a mis hijitos terrestres; pues escrito está, que tu divino Padre Jehova, ve el futuro y el destino de los mundos, desde infinitas eternidades atrás; desde muchísimo antes que los mundos y soles, surjan a la vida material; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; por lo tanto los primeros padres terrestres fueron echados del paraíso terrestre; pues allí sólo moraban criaturas angelicales con infinita filosofía de niños; la misma filosofía que volverá a la Tierra, ó mundo prometido; después de la divina resurrección de toda carne; pues el ser humano se transformará de nuevo en un niño de doce años terrestres; pero con divino gérmen eterno; es decir no morirá físicamente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito que escrito fué: Dejad que los niños vengan a mí; porque de ellos es el Reino de los Cielos; esto significa que toda criatura que ha cumplido con mis divinos pensamientos, será recompensada según sus propias obras que llevó a cabo durante su encarnación; es esto lo que significa que los humildes serán los primeros en ser niños eternos; y no los malditos ricos y poderosos de la Tierra; porque ellos ya tuvieron su recompensa en la vida material; pues con su soberbia disfrutaron de todo placer; sabiendo que exsisten mis divinos Mandamientos; pues mi divina ley es para todos; pues todos son mis hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; los ricos se engrandecen en la Tierra, y se achican en los cielos; pues se alejan de mi divina ley que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y no explotando a mis hijos con el maldito dinero; que ellos usan a su regalado gusto; pues el dinero en sí mismo, es un medio imperfecto para lograr el pan de cada día; lo que lo rebaja es la desmedida ambición de unos pocos; pues es una filosofía creada por hombres ambiciosos, que han llegado al extremo de negar mi divina exsistencia; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; pues junto con la divina resurrección, habrá también mundo nuevo con tiempo nuevo; pues los divinos siglos pertenecen al hombre mortal; y el tiempo nuevo al hombre eterno; significa también que de ellos serán el llorar y crujir de dientes; pues espantados quedarán cuando vean que la divina resurrección de la carne, no se logra con ningún poder terrenal; pues estos demonios encarnados están acostumbrados a satisfacer todos sus malditos caprichos con el poder efímero de sus malditos dineros; producto maldito de la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; los ricos llegarán a maldecir mil veces haber nacido; pues dignos de lástima serán en toda la galáxia; pues mientras que los humildes y mansos de corazón son resucitados y eternizados en sus cuerpos físicos, los ricos llegarán a ser los más tristes y despreciados ancianos; cuya meta será el divino cementerio; y todo por haber sido soberbios; y no cultivar las divinas virtudes con mi divina ley del trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
    Del polvo eres y al polvo volverás.- Significa que de la eterna materia sale la espíritualidad pensante; pues el más microscópico elemento encierra fuerzas magnéticas que son eternas vibraciones solares; pues de todo emana una divina dosis de magnetismo; lo que se cree que no exsiste, exsiste en grado infinito en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa el divino principio de toda criaturita viviente; pues todo tiene eternidad, con un divino principio de partida, según la divina evolución alcanzada; pues escrito está que toda divina cimiente tiene sus tiempos solares; es decir que todos los soles en su infinito conjunto se expanden en medio de su propio tiempo celeste; que es un tiempo también material; pero que a la vez se vive la divina eternidad; pues allí no se experimenta el mañana ó el pasado pues allí no se envejece; es el mismo tiempo material que tendrá la Tierra en la nueva era; pues después de la divina resurrección de toda carne, se vivirá otra divina filosofía pensante; pues todo en grado infinito, es infinita alianza ó pacto pensante; pues los divinos querubínes, son los obreritos que están en todas partes; son divinas fuerzas magnéticas-espírituales, con un divino pensar que constituye su propio destino; pues en divino libre albedrío se auto-determinan; pues son divino producto de la divina herencia solar; pues ellos en la eternidad de los tiempos, llegarán a ser como Jesús de Nazareth; es decir brillarán como un sol de infinita sabiduría; significa también que el hombre terrenal posee una filosofía pasajera; producto de la maldita desobediencia de los dioses malditos llamados faraones; pues legaron en la primera semilla ó cimiente humana, la maldita filosofía de la fuerza; con ello violaron un divino pacto amoroso; cuya maldita violación del mismo, empezó cuando la maldita serpiente faraónica, tentó y engañó a Eva en el lejano paraíso terrenal; fué una desobediencia propia de paraísos ó moradas divinas; donde no se conoce la muerte; donde las divinas leyes son infinitamente diferentes, a las leyes terrestres ó humanas; la maldita filosofía de la fuerza es por lo tanto originaria del maldito engaño; es decir los malditos dioses faraones, tuvieron que llegar a eso, para llevar a cabo, lo que ellos malditamente consideraban una prueba filosófica; en contra-partida con mi propio infinito; pero se engañaron así mismos; como se han engañado infinitos dioses solares; pues los monitos faraónicos, desaparecen ante otras jerarquías solares; creían saberlo todo, y no sabían nada; sí hijo divino; así fué y así será hasta la consumación de los siglos; es decir hasta la consumación del polvo de la ignorancia; pues el intelecto divino, se traspasa a todo espíritu, cuando éste, no es más que una microscópica motita, en la divina eternidad, del infinito universo expansivo pensante; por lo tanto quien cree saberlo todo, nada sabe; en lo que se refiere a su propio orígen y la eternidad misma; sólo se sabe en su respectivo grado ó jerarquía espíritual; y mientras que este saber no afecte a su propia moralidad; cuya mayor potencia está en las divinas y Sagradas Escrituras; pues al hombre no le es dado saberlo todo; pues la divina luz cega cuando llega antes de tiempo; el planeta Tierra es un mundo de la infinita categoría de los mundos imperfectos; de los mundos que aún necesitan de la divina moral; pues los hijitos terrestres son las primeras semillas del árbol galáctico; significa también que el espíritu humano no puede traspasar su propio tiempo ni su propio espacio; pues para llegar a conocer su propio gérmen ó su propio orígen, es necesario el divino concurso de infinitos querubínes; pues todo conocimiento infinito, es divino acuerdo, de infinitos libres albedríos y de infinitas filosofías; todo esto fué divinamente representado en la divina alianza ó divino tabernáculo en el pasado terrestre; significa también que la materia y el espíritu tienen un mismo punto de partida; y por lo tanto un mismo destino; pero irradian por diferentes caminos; en virtud de sus propios libres albedríos; libre albedrío, que jamás debe ser violado; ni tu divino Padre Jehova jamás ha tocado el divino libre albedrío de sus hijitos; es por eso, que toda divina escritura posee infinita psicología de amor; jamás recomienda la maldita fuerza en ninguna de sus formas; ni jamás ha recomendado la maldita explotación del hombre por el hombre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pero a pesar de esto, la maldita ambición de unos pocos, hace atrasar el divino avance de cada terrestre; pues consciente ó inconscientemente ponen trabas a sus hermanos de encarnación; desviándolos del camino recto; de la sana conciencia; presentándoles un futuro efímero; y haciéndolos vacilar en su propia virtud; los tales maldecirán haberlo hecho; pues cada mínimo daño, ocasionado a los humildes de corazón, les será descontado de su propia eternidad física; cumpliendo la divina ley de: Ojo por ojo, diente por diente; significa también que llegó la divina hora de saber el divino orígen universal de la divina semilla galáctica ó cimiente humana; una de las infinitas que se han desprendido del divino árbol galáctico; al saber la criaturita humana su propio orígen, debe ser juzjada según sus obras; para recibir su castigo ó su premio; según la divina intención que tuvo a lo largo de su vida; así está escrito en muchas sagradas escrituras; llegó la sublime hora de rendir divina cuenta; ya no están los tiempos para predicar; sino para juzjar; es por eso hijo divino, que tú le dirás al mundo: Yo no he venido a perturbar al mundo; yo he venido a juzjar al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que del polvo salió toda vida conocida y desconocida; pues siendo el planeta Tierra una microscópica chispita eléctrica salida del sol Alfa, exsistieron infinitas criaturas que ya no están; pero que volverán al divino llamado de la Santísima Trinidad, cuando se inicie el divino Juicio Final de la actual evolución humana; pues regresarán despertando del divino sueño viviente en las lejanas galáxias; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de la materia sale la materia; pues escrito está, que de la costilla de Adán, salió Eva; pues en el infinito universo expansivo pensante, todos los infinitos querubínes son divinamente solidarios; ellos son el alfa y la omega de los mundos materiales; quien los tenga de su parte, me tiene a mí; tu divino Padre Jehova; pues siendo ellos pequeñitos é inocentes, son grandes en el Reino de los Cielos; por lo tanto la divina inocencia constituye el más grande poder material, que mente humana pueda imaginar; es por eso que el divino corderito de la pureza solar, representa la única salvación del mundo pecador; pues en él, están concentradas las más infinitas vibraciones del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos tuvieron por punto de partida, la divina inocencia celestial; la única inocencia salida de los lejanos soles; que en su infinito constituye la Santísima Trinidad; significa también que todo el rebaño terrestre volverá a ser lo que fué antes; es decir una criatura pura de un paraíso terrenal; momentáneamente interrumpido por una divina y maldita falta de desobediencia al eterno Padre Jehova; el único eterno Creador de infinitas eternidades; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de las tinieblas sale la luz; pues los lejanos soles se oscurecen cuando deciden cambiar de filosofía solar; es decir que toda infinita revelación en las humanidades infinitas, son consecuencias, de las divinas determinaciones en los pensares solares; según su divino libre albedrío; no hay que olvidar nunca que en los lejanos soles y galáxias, es otra en grado infinito la ley magnética de la materia; pues la infinita perfección es infinitamente relativa en su propio avance galáctico; esto significa que antes del polvo terrestre, estaba el polvo ó ceniza solar; producto divino de los gases solares; y éstos a la vez salen de los fluídos solares; los que a su vez son productos de los divinos gérmenes solares; los que a su vez, son productos de las individualidades solares; los que a su vez son producto divino de infinitas creaciones solares; las que están divinamente subordinadas a las infinitas vibraciones del divino fuego del Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
    La fé mueve montañas.- Significa que todas las infinitas virtudes necesitan ser probadas; pues todo espíritu también es probado; no sólo en tentación; sino que de infinitas maneras; pues toda criatura pasa de la imperfección a la perfección mediante el mérito individual; del propio gérmen de cada cual, sale la divina semilla que causará los infinitos incidentes de su propia experiencia, como criatura humana; no hay ni habrá excepción alguna en esta divina ley; pues hasta tu divino Padre Jehova la pasó; en mundos y soles que ya no están; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todo padre para llegar a serlo, tuvo que ser hijo; es decir hay que pasar por las experiencias y viscisitudes de los pequeños; así fué la divina perfección de tu eterno Padre Jehova; yo, fuí hijito, todo cuanto la mente humana puede imaginar; y lo fuí en grado infinito; de un infinito que ninguna criatura viviente puede calcularlo; ningún hijo del mundo que sea, podrá jamás encontrarme debilidad ó imperfección alguna; mi divina perfección es de un grado tal, que todos me deben la vida; y no exsistirá jamás otro Creador superior a mí; pues si bién mis hijitos del universo infinito avanzan en grado infinito, tu divino Padre Jehova más inaccesible se hace; más infinito en perfección me eternizo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todos los que creen en mí, sin verme con sus ojos carnales, serán los primeros en ser premiados; pues han cumplido con una divina intención; intención divina que es una infinita intuición de su propio espíritu; que recuerda en forma vaga, la gloriosa morada celestial; de donde salió momentáneamente a cumplir un divino mandato de perfección infinita; todos los espíritus terrestres me recuerdan en diferentes é infinitos grados de sentimiento espíritual; muchos me olvidan por las entretenciones que les brinda la maldita ciencia del bién; creándoles ilusiones pasajeras que nada valen en los divinos premios que el eterno Padre les reserva en su infinita añadidura, según las acciones de cada uno; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también la suprema fé que el divino Primogénito tiene en su Padre Jehova; pues ha pasado por pruebas espírituales, que enloquecerían a cualquiera; cumpliendo con la divina ley de que todo espíritu es probado; sí hijo divino así es; es divinamente probado según su ilustración alcanzada; pues esto está en divina relación con mi infinita añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de la divina fé mental-espíritual surge la divina potencia magnética para obrar sobre toda materia; pues los divinos querubínes siempre reconocen a su señor; ellos son infinitos poderes vibrantes superiores a toda molécula material; son fuerzas magnéticas invisibles al ojo humano; pues actúan en otro espacio y otro tiempo; y otra divina vibración; pertenecen al infinito universo expansivo pensante; ellos actuaron cuando el divino profeta y dios solar de la divina galáxia Centauro, abrió las aguas del Mar Rojo en la época faraónica; y ellos mismos actuaron siendo tú el divino Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda criaturita posee el divino gérmen de todos los poderes; los mismos poderes que asombró al pueblo romano; cuando fuístes Jesús de Nazareth; lo que sucede es que no todos poseen la misma madurez espíritual, para poner en divina práctica estos poderes; pues el cuerpo humano madura según lo aprendido por el espíritu, en otras reencarnaciones; significa también que esta divina madurez es proporcional a su propia antiguidad, como gérmen solar, entre los infinitos soles creadores; sí hijo divino así es: Cuando tú dijiste siendo Jesús de Nazareth: Adonde yo voy, ustedes no pueden ir; significaba y significa que cada criaturita se forja su propio cielo en las inmensidades del espacio; cielos solares donde llegan infinitos primogénitos, de infinitos mundos de infinitas purezas solares; si a esos divinos soles fuera una criaturita humana, sencillamente desaparece en un infinito silencio; pues sus divinas vibraciones no corresponden a las divinas vibraciones del respectivo sol; pues allí exsiste otro tiempo y otro espacio; que su espíritu como humano no alcanza a comprender; jamás ha llegado humano alguno a ningún sol; ni llegará jamás; sólo con la divina pureza del divino corderito, puede hacerlo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda criaturita pensante podrá llegar a los infinitos soles, con su propio esfuerzo; cumpliendo con mis divinas leyes que están en mis divinas escrituras; por algo les fué anunciado la divina gloria; por algo se sacrificaron innumerables profetas; por algo fuístes sacrificado al mundo; pues con tu divino ejemplo de sacrificio infinito, enseñaste al mundo, que todo mayor debe dar divino ejemplo a todo menor; esto significa que todo grande del mundo terrestre debe darse todo por mi divino rebaño; esto significa que los malditos políticos que han explotado al pueblo por ambición personal, maldecirán mil veces, haberlo hecho; pues todo pecado, es descontado de su propia eternidad espíritual; según el divino grado de cada intención, es como la divina balanza solar se atrae al espíritu; es decir es divinamente atraído ya sea a mayor luz, ó mayor tinieblas; es por eso que fué escrito: Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; pues todo rico padece de cierto grado de ambición; y anula la divina honradez; esto significa que ningún rico gozará del premio divino; pues la riqueza es maldito producto de un sistema de vida, creada por la ambición misma; que ha llegado a explotar a mis hijitos, por siglos y siglos; esto se llama: La maldita explotación del hombre por el hombre; producto maldito que recibió por maldita herencia mi primer pueblo elegido; ó primera semilla galáctica; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos los ricos del planeta Tierra tendrán que devolver hasta el último centavo que han ganado por medio de cualquier explotación; pues todo arrepentimiento está divinamente enlazado con el divino mecanismo que operará para resucitar toda carne; esto significa que toda acción mental, sea buena ó mala, repercute en el infinito; es decir en las divinas leyes del universo expansivo pensante; significa también que los verdaderos condenados son ellos; pues por ellos, se escribió el llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también, que todos recibirán su divino premio, según el grado de fé alcanzado; pues si la divina fé, mueve montañas, significa que cada cual tendrá divinos poderes, según su verdadero y sincero deseo de llegar a tenerlos; y esto está íntimamente relacionado con toda infinita fé; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
    La maldición a la higuera seca.- Significa que toda ciencia que no produzca divina herencia, no es grata a tu divino Padre Jehova; la divina higuera en sí misma no es maldita; pues ninguno de mis hijitos de la infinita creación lo son; ella se prestó para tan sublime prueba; cumpliendo con la divina ley, de que todo espíritu es probado; pues las divinas plantas piensan en sus propias leyes; por algo la cimiente humana también fué planta en sus infinitas encarnaciones; en el pasado terrestre; cuando la Tierra era un microscópico mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda filosofía ó pensamiento que no dé producto amoroso, maldita es ante tu divino Padre Jehova; en estas condiciones están los malditos ricos; pues de su filosofía materialista, sólo se destila odio, ambición é hipocrecía; ellos mismos se encierran en la vida mortal; pues tienen cerradas las puertas a la vida eterna; por algo fué escrito: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; sí hijo divino así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo conocimiento aprendido debe tener por intención una causa de bién; pues en divina justicia nada queda al azar; toda la infinita individualidad, es divinamente pesada; en la divina balanza solar, en las lejanas galáxias; a donde todo espíritu debe de llegar; en esta divina justicia, la más perfecta y sublime que mente alguna pueda imaginar, se toman en cuenta todas las infinitas virtudes que posee cada espíritu; las cuales tuvieron un divino mandato, antes de unirse al cuerpo, en los lejanos soles; y que estando unido ya, se lo indiqué una vez más, en mis divinas y Sagradas Escrituras; me refiero hijo divino a la divina orden celestial: Te ganarás el divino pan con el sudor de tu frente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todas las infinitas virtudes son divinas inteligencias vibrantes, que pidieron divina encarnación a tu divino Padre Jehova; pues todo espíritu es como un divino Padre celestial microscópico, para infinitas inteligencias que acompañan a toda individualidad en su divina evolución por los mundos materiales; son divinas criaturas sin ciencia alguna; sólo en los grandes genios, ellos poseen cierta ciencia del divino saber; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que toda ciencia tiene un libre albedrío, una divina advertencia y un divino juicio; es por eso que yo, tu divino Padre Jehova, advertí a los primeros padres de la Tierra, del peligro que encerraba la maldita ciencia del bién faraónica, en un futuro de la divina evolución humana; pues esta maldita ciencia no sólo explotó y esclavizó a mi pueblo elegido; sino que le transmitió al género humano su maldita filosofía de falso lujo y maldita fuerza; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el mundo hijo divino, los ha imitado por siglos y siglos; ellos tenían la divina misión de dar luz al mundo; pues ellos cumplían divinas leyes solares; eran dioses ó padres celestiales; tenían una divina telepatía con tu divino Padre Jehova; ellos también conocieron al divino corderito de la divina pureza solar; pero fueron rebeldes; fueron tentados por el maldito dios Osiris; Osiris es el mismo Luz Bella; es la misma serpiente faraónica, que tentó a Eva en el divino paraíso terrenal; es el mismo satanás, que ha venido esclavizando al mundo; pero que fué vencido por tí hijo divino; en esas divinas pruebas espírituales, que habrían enloquecido a cualquier ser humano; pero tu infinita fé en tu divino Padre Jehova, salvó al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que los malditos dioses faraones, serán llamados en el día del Juicio Final; pues su maldita ciencia al igual que la divina higuera seca, no produjo una causa de amor; es por eso que juzjada será; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que la maldita ciencia del bién, del maldito materialismo también será juzjada; pues es maldito producto de un abominable sistema de vida planetario; la maldita explotación del hombre por el hombre; la misma que crearon los malditos dioses faraónicos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la única diferencia radica en que el maldito materialismo deja vivir con un eterno hambre pasivo; pues millones y millones de mis hijos mueren mucho antes, del divino tiempo calculado, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también el ajusticiamiento de la maldita secta vaticana; que al igual que los malditos dioses faraónicos, se han rodeado de un maldito lujo, que averguenza al divino Padre Jehova; yo, tu divino Padre eterno soy la mar de sencillez; así lo expreso también en mis divinas y Sagradas Escrituras; además esta maldita roca del egoísmo humano, ha entrado en maldito pacto con la maldita ciencia del bién; es por eso que no tiene ascendencia moral en la Tierra para lograr la divina paz; pues se ha convertido en una vulgar ramera; vendiendo mis divinos Sacramentos al que mejor pague; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto fué anunciado en mis divinas escrituras, con siglos de anticipación; partiendo de la misma divina advertencia hecha a Eva; antes que fuera tentada por la maldita serpiente faraónica en el divino paraíso terrenal; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que el divino fruto dado por la maldita secta vaticana al mundo, será juzjado por el divino Primogénito; pues escrito está que juzjaría a la maldita roca del egoísmo humano; es decir que se le juzjará por el engaño filosófico a que llevó al mundo; haciendo que las malditas cabezas de la gran bestia, abusarán con los pequeños rebaños del mundo; sí hijito; te he leído una vez más, tu divina mente; la llamada gran bestia de mis Sagradas Escrituras, se refiere al maldito poder económico de las llamadas grandes potencias; y los pequeños rebaños, son las pequeñas naciones, que han sufrido el maldito egoísmo de la gran bestia; pues la bestia siempre ha sustentado la maldita filosofía de la fuerza; pues sólo ha sobrevivido explotando las mismas malditas guerras; y también provocándolas; para vender sus malditas armas; ¡¡pobres malditos!! ¡¡no saben lo que les espera!! jugar con el divino libre albedrío de mis hijitos, es un pecado infinito; sólo lástima provocarán para sí mismos; pues el divino día que se inicie la divina resurrección de toda carne, estos malditos, que comercian con la divina vida de mis hijitos, maldecirán haber nacido; el mundo rezará por ellos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; estas criaturas productos de malditas filosofías pasadas, sabrán su propio maldito pasado; pues toda maldita herencia será juzjada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-

    Y estando en el medio de la muchedumbre preguntó: ¿quién me ha tocado?.- significa que toda pureza espíritual repercute en el divino universo expansivo pensante; cada criaturita es un divino foco vibrante; la divina fé, también lo es; ambas actúan en sus propios tiempos y espacios; sintiéndose atraídos mutuamente por los divinos querubínes de la atracción mutua; la divina fé es fuerza que sólo ha esperado por determinados tiempos, para ser escuchada; es un divino premio que se pidió, en exsistencias atrás, para poner a prueba con ello, infinitas virtudes más; creando para eternidades más adelante, infinitas clases de fé; la divina perfección de la fé, la reduce a un divino deseo de sólo tocar; ó sólo pedir con ello pone en divino juego infinitas leyes del universo expansivo pensante; en este divino mecanismo invisible, figuran divinas inteligencias, llamadas divinos querubínes; que actúan en divino tiempo celeste; pues el divino tiempo celeste es del espíritu, trabaja para el espíritu, y se vá con el espíritu; siendo el tiempo material para la carne; es decir se acaba para el espíritu, cuando perece el cuerpo físico; es por eso que fué escrito: Débil es la carne; débil en su divino plano físico, mental y material-espíritual; significa esto que la materialidad entrando por los ojos, se posesiona del espíritu; el que esta divinamente saturado por el divino tiempo celeste; es por eso que todo espíritu jamás está conforme y feliz, con los placeres materiales; pues todas las filosofías del materialismo, son ilusorias; y la divina intuición acusa en sus finas fibras, esta divina limitación; aunque ignora su propio orígen de la misma; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina pregunta encierra el divino acuerdo filosófico entre infinitas criaturas, cuyo placer está en actuar y perfeccionarse, en otros espacios y tiempos; diferentes al espacio y tiempo en que se perfecciona un ser humano; es por eso que nadie tiene el mismo grado de fé; pues cada cual a creído en estas divinas inteligencias, según su propia evolución planetaria; en las exsistencias pasadas; es por eso que en medio de una muchedumbre sólo una, ó unas pocas, reconocen a su maestro; pues todo padre solar, como lo fuístes tú, hijo divino, encarnado en Jesús de Nazareth, por infinita telepatía universal, te comunicastes con los divinos querubínes de la divina fé; que emanaba de uno de tus propios hijitos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; hay que distinguir en forma infinita, la verdadera fé, y la falsa fé; la verdadera fé una vez ganada, jamás abandona al espíritu en su infinito peregrinar por los infinitos mundos; la falsa fé, es vacilante; titubea ante cualquier influencia; sobre todo las influencia del mundo; la que brinda placeres inmediatos; pero que en nada contribuyen al divino desarrollo de la verdadera fé; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la maldita secta vaticana, ha jugado con la divina fé de mis hijitos; pues los engañó, al explotar malditamente mis divinas leyes; por su maldita causa, mis hijitos de la Tierra, han buscado la divina verdad, en otros falsos árboles; me refiero hijito, a las innumerables iglesias, que los hijos que buscan la divina verdad, han levantado en mi santo nombre; la culpable; que es la gran ramera, nada ha sentido por este hecho; sólo le preocupa la maldita riqueza, con la cual se viste su maldito representante; no sabe aún que toda posesión quitada a mis humildes hijos, les será devuelta; me refiero hijito a las enormes extensiones, que esta maldita secta ha usurpado al mundo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los hijos que influenciados por esta maldita secta, han buscado otros caminos, no son culpables de haber procedido así; al contrario; serán ensalzados en los cielos; pues para tu divino Padre Jehova, sólo cuenta la divina intención; y según el divino grado de fé, que ella irradie; pues la maldita secta vaticana tiene atrasado al mundo, en veinte siglos; en su plano espíritual y moral; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues ha cambiado el divino destino, que yo, tu divino Padre Jehova, ordené en mis divinas y Sagradas Escrituras; yo, deseo siempre lo mejor para todos mis hijitos de los infinitos mundos; al escribir las divinas y Sagradas Escrituras, lo que yo, tu divino Padre Jehova deseaba, era darle el divino gobierno patriarcal; el único con divina filosofía de niños; el único que hace de la criatura, divinos ángeles; el único que rige en los mundos paraísos; el único que abre la divina puerta a los lejanos mundos; el único que sustituirá al divino comunismo material; hermano divino del gobierno patriarcal; y el único que conduce al mundo celestial; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos;

    Escribe: El Alfa y la Omega
     
    Foro » Divina Revelacion Alfa y Omega » Divina Revelacion Alfa y Omega » Y DIOS DIJO: DEJAD QUE LAS LUCES SEAN TESTIGOS (4)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar