HANS P. KLOTZBACH ( CONTACTADO) - Foro
Lunes, 2016-12-05, 8:31 AMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » HANS P. KLOTZBACH ( CONTACTADO)
    HANS P. KLOTZBACH ( CONTACTADO)
    bookFecha: Domingo, 2012-11-25, 12:22 PM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:http://eruizf.com/biblioteca/esotericos/asociacion_adonai/asociacion_adonai_01.pdf

    De la revista ADONAY:

    ¡UN OVNI ME SALVO LA VIDA!
    LA LEY COSMICA DEL AMOR AL PROJIMO.
    HANS P. KLOTZBACH ( CONTACTADO)




    Esperanza y realización del hombre- prologo del editor de Hans P. Klotzbach)
    No existe duda de que el hombre se encuentra hoy, en pleno siglo XX, en una situación de "decaimiento de todos los valores". Demasiado a menudo perdemos de vista el significado más profundo sobre los hechos y los acontecimientos de este mundo dominado por la materia. Y es entonces cuando se vuelve actual lo que ya afirmara Eráclito en el año 500 a.C.: "La verdad se sustrae de la evidencia por su inverosimilitud'.
    Me ha sido impuesto un silencio durante diez años, antes de que se pudiera publicar esta experiencia vivida por un querido amigo mío y en ese tiempo ha crecido en muchos de nuestros contemporáneos el deseo de una ayuda, ya sea interior que desde lo alto.
    Deseo citar algunos pasajes de la Biblia que tienen relación con esta mi publicación:
    "Las cosas que ojo no han visto, y que oido no han escuchado, ni se le antojó al corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para aquellos que le alean." I Corintios. 2,9.)
    y además:

    '...Puesto que nosotros conocemos en parte, y en parte profetizamos; pero cuando la perfección venga, lo que solo es en parte será abolido." (I Corintios 13, 9-10)
    Kriens-Luzern, 4 de febrero de 1962. (golf Koch).
    ¿Qué puede dar al hombre, sino la verdad? (Schiller)
    Mis queridos amigos:
    La aventura que estoy a punto de narraros ha modificado mi carácter y ha probado mi paciencia de una forma tan extraordinaria, que me resulta posible, aún hoy, recordar claramente cuanto me ocurrió hace ya tantos años.
    Muchos no creen en cosas de este tipo porque no las han vivido personalmente. Pero cuando se dice que ni tan siquiera la voluntad puede ser vista, sino las obras que con ella se realizan, entonces se argumenta que son "juegos de palabras". Las pruebas tienen mucha importancia en la vida humana. Si se hace una afirmación que la parte contraria no acepta incondicionalmente, enseguida es preguntado: "¿puedes demostrarlo?". Esto es cuanto me ocurre a mí. Por ahora mi experiencia no puede ser demostrada, pero llegará el tiempo en el que estos sucesos sf lo serán.
    Ni el saber, ni la inteligencia nos vuelven capaces de comprender determinadas cosas, sino la Gracia del Gran Maestro. Hubiese tenido que emprender este trabajo hace ya mucho tiempo, pero siempre me faltó el valor, por las razones que ya he dicho y porque también me preguntaba por qué tenga que hacerlo. Esta situación no sanó con la soledad, es más, empeoró hasta que comprendí que tenga que contar mi aventura. No depende de los extraterrestres si el programa planetario se realizara sino de aquellos que desarrollan tal programa en los distintos países y además, por todos nosotros.
    Al mismo tiempo somos tan presuntuosos que consideramos todo lo que no se adecua a nuestra mentalidad como imaginaciones fantásticas y ésta es la razón por la que -además de mi preciso deber de callar hasta el día en el que se me permitirá hablar- ha retrasado la publicación de mi esperiencia.
    (Hans P. Klotzbach).

    CERCA DE LA MUERTE

    Ha llegado el tiempo de contar cuanto me ocurrió en el ya lejano 25 de mayo de 1948. Me decido en dar este paso sólo ahora ya que me fue impuesto un silencio de 10 años y, además, porque en todo este tiempo he tenido siempre el temor de ser tomado por un loco.
    En el mencionado día me disponía a pasar clandestinamente la frontera de Luxemburgo. (Digo para tranquilidad vuestra que el motivo no era debido por ninguna razón criminal). Y puesto que ya había trabajado en aquel país, conocía muy bien la situación de la frontera y sabia también que se podía pasar fácilmente viajando en los vagones de carbón que no sufrían ningún tipo de control a lo largo de toda la frontera. En esta forma ya conseguí pasar en una ocasión y quería volver a intentarlo.

    En Igel, cerca de Trier, encendí un cigarrillo y esperé a que oscureciese mientras me vestía con un mono que me cubría mis vestidos para protegerme del polvo del carbón.
    Habria pasado una hora cuando vi, con enorme susto por mi parte, a una figura humana delante de mí; o mejor dicho, la intuía, puesto que no podía ver todo el cuerpo, sino solamente las piernas y los pies. Tenía miedo de que me hubiese visto y de que viéndome me impidiese realizar mi plan. El hombre sabía que me encontraba allí y me dijo: "Salga tranquilamente, no debe temer nada de mí". Hubiese querido responderle, pero algo me retenía. Salí de mi escondite y dijo: "Sólo deseo ayudarle", puesto que no respondí, continuó diciendo: "Preste, pués, atención. Si realmente quiere pasar al otro lado de la frontera, no vaya entonces hasta Wasselbilling (estación en la frontera de Luxemburgo) sino que salte del tren antes, osea de la parte alemana. Intente después pasar el río Sauer para poder llegar al otro lado. La frontera está siendo muy controlada últimamente y tiene pocas posibilidades de poder pasarla. ¡Buena suerte!". Dicho esto desapareció en la oscuridad sin que pudiese agradecérselo.

    Después de una hora casi el tren se puso en movimiento. Sabía que el trayecto hasta la frontera duraba casi media hora por lo que transcurrido ese lapso de tiempo me preparé para saltar del tren un poco antes del puente que atravesaba el río. Salté en la dirección justa, pero no calculé bien la distancia que me separaba del tren para evitar ser arrollado por las ruedas. De repente sentí un terrible dolor en las piernas. El único pensamiento que me cruzó por la cabeza fue el de "Fuera del tren". Me lancé por lo tanto al costado y esperé a que pasasen todos los vagones. Después de un rato me di cuenta de que el tren ya había pasado y me sorprendí por mi calma. Entonces quise alzarme pero sentí un gran dolor y grité muy fuerte. La reacción del shock me hizo reaccionar enseguida comenzando a temblar y a sentir una gran debilidad; a pesar de ello conseguí, pasados unos instantes, examinar mis piernas, no podía tocarlas puesto que el dolor me desmayaba. Lo que vi no me daba ciertamente valor, ¡solo habla sangre, mucha sangre!. Brotaba sin cesar. Entonces me cogió un miedo paralizante, sabia que me desangrarla si no se me prestaba ayuda y sabia también que nadie podría ayudarme porque en aquella linea fronteriza no pasaba nunca nadie, motivo por el cual precisamente habla escogido aquella zona. Un último aliento de vida -tal vez el instinto de supervivencia- me hizo por tres veces más gritar pidiendo ayuda, pero nadie acudió. Sentía cómo cada vez me volvía más débil y cómo se me cerraban los ojos. Comprendía que si no ocurría un milagro moriria a los pocos minutos. Este pensamiento me dejó frío y no tenla ningún miedo. Aunque no habla rezado nunca -y ni siquiera lo hice en esa ocasión- algo tenía que haber en mi subconsciente que me obligaba a concentrarme y a no perder las esperanzas; mi subconsciente, desesperadamente, pedía aún ayuda. Después me invadieron oleadas de estremecimientos cálidos y fríos que sentía que no provenían de mí sino de afuera y de una forma pulsante que al mismo tiempo me compenetraban. Me sorprendí del hecho de que mi cerebro fuese capaz de captarlo y grabarlo. De repente escuché una melodía, una música estupenda, indescriptible. Con un último resquicio mental pensé: "¡Esta es la muerte!" y me precipité en la noche más profunda.

    EL MILAGRO DE LA SALVACIÓN

    No se cuánto tiempo estuve inconsciente. Mi primer pensamiento cuando desperté era tratar de saber en qué lugar me encontraba. Una extraña luz azul me envolvía, era una luz radiante de belleza inexpresable. No ofa ningún leve rumor. Poco a poco me acordaba de lo que me habla ocurrido. Extrañamente no pensaba para nada en mis piernas heridas y me decía: "por lo tanto esta es la muerte. ¿Y si fuese cierto, acerca de lo que se dice, de lo de la vida después de la muerte?. Tenía una sensación extraña, me sentía libre y feliz en vez de triste por haber muerto. Pero por lo que sabia solo el alma y no el cuerpo se va al más allá; pero el alma me la imaginaba siempre de materia etérica y no densa. Me palpé el cuerpo y constaté que en efecto no era "etérico", sino material del todo. Tranquilizado por este hecho me alcé y entonces me vino al recuerdo mis piernas heridas, me las toqué y di un salto de sorpresa, ni sentía dolor ni habla marcas de la herida. Esta constatación me chocó de tal forma que creo que me quedé perplejo pensando un buen rato.
    Entonces se apagó la luz azul y me vi inmerso en una luz que puedo definir como de un ténue color verde. Asi me fue posible observar detalles y cosas que no pude identificar ni relacionar con ningún objeto conocido por mas que me vinieran a la mente todos mis conocimientos técnicos.
    Habla tubos de vidrio que se entrelazaban en una confusión aparente pero tenia la impresión de que este aparente desorden tenia como perfecta base un orden preestablecido. Por estos tubos, y de forma rítmica, circulaba una determinada sustancia que desconocía. No puedo afirmar si se trataba de liquido o de gas. Me di cuenta entonces que me encontraba sobre una especie de cama hecha con un material que se adhería y se adaptaba perfectamente a mi cuerpo. De esta cama se desprendía un confortable calor que se ajustaba a mi temperatura corporal.
    Traté de encontrar la fuente de la que surgía la luz, pero no la encontré. Me daba la sensación como si saliese directamente de las paredes. Esta luz dominaba el ambiente, y digo "dominaba" porque ningún vocablo me parece más adecuado para definir aquella plenitud lumínica. Tenia curiosidad y al mismo tiempo estaba excitado y me puse a pensar; sólo había dos posibilidades: o me encontraba en un hospital supermoderno o si no en vez de morir, me habla vuelto loco. Era incapaz de proferir palabra alguna, era como si hubiese perdido la voz. No se durante cuanto tiempo me quedé sentado meditando hasta que de repente tuve hambre. Y con el pensamiento "tengo hambre" llegó la explicación del "milagro" que me estaba ocurriendo.

    CONVERSACION Y COMIDA EN LA NAVE ESPACIAL

    Fue cuando, de repente, alguien me habló. Era una voz agradable, creo que masculina, que me dijo: "¡Te has despertado, hermano! ¿Cómo te encuentras?"
    No estaba en grado de responder, la voz no salía de la garganta. No se trataba de miedo, sino de estupor. Los pensamientos se agolpaban y hubiese querido hacer muchas preguntas: ¿dónde estoy? ¿quiénes sois? ¿qué me ha ocurrido?
    Con gran sorpresa para mí, me venían las respuestas a las preguntas que había formulado mentalmente:
    "Son muchas las preguntas que me haces, amigo, pero deseo responderte. Te encuentras en una nave espacial, tal como las llamáis vosotros, o platillo volante. Nosotros somos la tripulación de este "deslizador" (dijo precisamente "deslizador"). Te recordarás que te heriste y ello te hubiese costado la vida, porque te habrías desangrado. No sabemos cómo te ocurrió, nosotros sólo percibimos tus impulsos mentales que pedían desesperadamente ayuda y te ayudamos, porque así lo quiere la Ley Cósmica. Desde nuestro punto de vista el accidente no era muy grave y con nuestros sistemas hemos podido ponerlo todo en su punto. Comprendemos también tu sorpresa, pero no podemos hacerte saber todo lo que quisieras, porque ello te supondrá una confusión mental. Por el resto sientes hambre y esto es a que hace dos días de vuestro tiempo que no has comido pero tu hambre demuestra que tu cuerpo está sanado".
    En este instante la voz se interrumpió, pero inmediatamente después sentí un ligero rumor. Me resultaba muy difícil con las palabras explicar lo que sentí. Era como el sonido débil pero persistente que producen dos vasos cuando chocan, con la diferencia de que este sonido persistía y era audible. Esto duró durante unos cinco minutos para después cesar repentinamente. Volví entonces a escuchar nuevamente la voz:
    "No debes temer. Solamente hemos renovado la atmósfera porque la nuestra no la adapta tu cuerpo. Acércate ahora al punto luminoso que ves en la habitación".
    Me alcé y me encaminé hacia el punto que se me indicaba, pude así constatar que la sala era circular, con el techo en forma de cúpula, de un diámetro de unos 16 cms. No sabia de qué tipo de material estaba construido. Cuando llegué al punto volví a escuchar la voz que me decía: "ahora toca ese punto luminoso". Lo hice tal como me fue dictado y con una gran sorpresa por mi parte vi como una parte de la pared, de casi un metro de lado, se abrió. Pude ver otra estancia, más pequeña, donde sólo había una pequeña mesa y una silla. Como empujado por una mano invisible, me adentré en esta habitación. Pude contemplarla bien y observé que la silla estaba hecha con el mismo material del lecho donde había estado reposando anteriormente. La habitación era más o menos la mitad en dimensión, el suelo estaba hecho con un material que se asemejaba a nuestro nácar, pero este emanaba una extraña luz fluorescente que proporcionaba un efecto realmente relajante a todo mi organismo. El color era también parecido al verde. Me daba la sensación que no se trataba de nácar, sino que se trataba de un material que sólo se conocía y se trabajaba en aquél planeta. La cosa más extraña era en cambio la mesa puesto que no tenia patas de apoyo sino que estaba como suspendida en el aire, contrastando todas las leyes físicas.
    Su forma era redonda y estaba constituida con idéntico material que el del pavimento. Me senté en la silla y pude constatar que la mesa resultaba estar demasiado baja para mi estatura. Intenté alzarla un poco y, extrañamente, cedió a mi esfuerzo, que fue leve, y quedó quieta en el punto en el que la había dejado, seguidamente, y pensando que cedería al peso, apoyé los codos pero ni siquiera se movió un solo milímetro. Todo esto no me sorprendió porque hasta cierto punto me pareció bastante logico. Sobre la mesa se hallaban varios tazones de distintas formas. Extraños pero no abstractos, solo que eran de una forma totalmente nueva para mí. Estaban hechas de cristal puro o sino estaban obtenidas de haber trabajado piedras preciosas. No pregunté este particular.
    Pero a pesar de la belleza de cuanto me rodeaba, perdí un poco el apetito cuando vi lo que me había sido preparado. Los tazones solo contenían fruta. Fruta que nunca había visto en la Tierra. Yo soy un gran comedor de fruta, pero con el hambre que tenía en ese momento, cuanto me estaba siendo ofrecido, me desilusionaba. Pude distinguir 12 tipos de fruta pero entre ellos no se asemejaban ni en el color ni en la forma; colores que variaban del rojo al amarillo, del verde al azul. Tampoco como sabor me recordaban las frutas de la Tierra; uno se asemejaba al ananás y al jenjibre juntos, otro era tan grande como una manzana aunque su aspecto asemejaba a una fresa grande pero con sabor a nuez, el de forma de nuez sabia a un albaricoque con un color amarillo claro. De beber me dieron un zumo de fruto que era incoloro de sabor muy bueno y de un gran poder revitalizador. A pesar de todo, mi pensamiento debía estar imaginando algo más sustancioso, carne por ejemplo y a esto que oí de nuevo la voz que me dijo:
    'Te sorprendes por el tipo de alimentos. que te hemos preparado y quisieras otro pero nos sabe mal no poderte complacer. Nosotros nos alimentamos solo de frutas y de plantas muy nutritivas; somos, como decís vosotros, vegetarianos puesto que la LEY COSMICA impone NO MATAR y nosotros, no solo CONOCEMOS esta ley, SINO QUE LA APLICAMOS. Pero no temas que esta fruta pueda hacerte daño, al contrario, contiene todas las vitaminas y los componentes nutritivos que le son necesarios a tu cuerpo. Queremos agregar que si tu raza hubiese vivido desde el principio una vida natural, como hacemos nosotros, también vosotros llegaríais a una edad de 800 a 900 años al igual que nosotros.
    Nosotros no estamos obligados a llevar tal vida vegetariana, no, tal deseo sale de nosotros mismos y tu comprenderás que un hombre que ha superado todo deseo de placer corporal es capaz de vivir de una forma espiritual sana'. (Yo he seguido este consejo después y he podido constatar la veracidad de cuanto me afirmaron).
    Escuchando la agradable voz, acabé casi de comer, por` lo que quedé sorprendido cuando ésta enmudeció. Pero pronto tuve que aprender cosas que eran de gran importancia, ya sea para mí que para la humanidad entera...

    LA MISION QUE ME ENCOMENDARON

    Continuó diciendo la voz:
    Ahora escucha, hermano, cuanto debemos decirte. Casi has acabado de comer. Toma por último la fruta que está ante tí, está separada de las demás, cómela. Pero antes escucha: no te olvides de nada y sigue atentamente el consejo que ahora te daremos:
    Nosotros pronto deberemos abandonar tu planeta porque podemos estar aquí solo un tiempo limitado y no podemos llevarte con nosotros al nuestro. En compensación te damos una misión para que cumplas. No pongas objeciones, 'porque sabemos que has sido elegido, porque eres idóneo para esta tarea'. Por lo tanto:
    Cuenta a los hombres de tu planeta tu experiencia y háblales de nosotros. DILES QUE SOMOS LOS GUARDIANES DEL UNIVERSO Y QUE AYUDAREMOS A TODOS LOS HOMBRES PACIFICOS. Queremos darles la esperanza, para superar la desesperación que sentirán, puesto que vuestro planeta va al encuentro de un tiempo en el que reinará el dolor y el caos'.
    A la pregunta que mentalmente formulé de en que tiempo y como debía imaginármelo, la voz continuó:
    'Es el tiempo de la NUBE COSMICA. Está nube oscurecerá la Tierra en un tiempo no muy lejano. Entonces se desencadenará una gran guerra entre los pueblos que será la siguiente: vuestros científicos estarán convencidos que la nube no será un fenónemo natural, sino una nueva arma enemiga y con este pretexto se desencadenarán en guerra una nación contra otra.

    Estos acontecimientos provocarán grandes cambios en vuestro planeta, y estos cambios desencadenarán un indescriptible shock en todos los organismos regidos por un sistema nervioso. Pero ANTES que esto ocurra habrá otros problemas para afrontar'.
    Nuevamente surgió la pregunta: ¿cuándo ocurrirá todo esto? y obtuve la siguiente respuesta:
    'A esta pregunta, hermano, no puedo responderte, pero te puedo decir aún:
    NOSOTROS MISMOS TENIAMOS QUE ESPERAR UN CIERTO TIEMPO PARA PODEROS OFRECER UN PUNTO DE APOYO. ESTE TIEMPO ESTA ACABANDO: ¡QUIEN BUSCA PAZ ENCONTRARA PAZ!.
    Leo en ti aún muchas preguntas, hermano, y estoy contento de ver que buscas sacar un mejor provecho de este nuestro encuentro y de esta situación. Por ello quiero contestar todavía a algunas preguntas mientras que en tí no creen confusión'.

    En este punto debo afirmar sinceramente que habla preguntado con el pensamiento cuanto ha continuación exactamente me fue respondido sintiendo después vergüenza de mi curiosidad, si bien por la primera vez tuve una intuición. Un pensamiento me atravesó por la mente: ¡estos seres no pueden ser humanos! pero enseguida obtuve la respuesta:
    'SI BIEN SOMOS HOMBRES CON UN ORGANISMO COMO EL VUESTRO, ESPIRITUALMENTE -Y ESTO LO DECIMOS SIN ANIMO DE PRESUNTUOSIDAD- ESTAMOS MAS EVOLUCIONADOS QUE VOSOTROS. Esto nos autoriza, como CONSEJEROS Y MENSAJEROS DEL TODO, de ser vuestra ayuda en los momentos difíciles. A tus preguntas sobre nuestra técnica y qué hemos realizado hasta hoy en el campo de la ciencia habría mucho que decir, no podrías comprenderlo y te confundiría las ideas en perjuicio de tu misión. Por lo tanto no me alargo en contarte las dificultades que también nosotros tuvimos que superar a su tiempo, pero estas preguntas también te serán respondidas y aclaradas con el tiempo.
    También el hecho que usamos el 'tú' te sorprende como veo. Mira, hermano, entre vosotros existen muchos Mulos y estos conceptos están formados para crear distancias entre vosotros que sois hermanos. Pero asf nunca podréis ¡ros al encuentro, entenderos y estimaros, por lo tanto siempre existirá solamente odio y enemistad, pero nunca AMOR y precisamente de esto tendréis mucha necesidad. Para explicarte estas cosas, hoy, no hay mucho tiempo pero en los años venideros tendrás intuiciones que te permitirán comprenderlo todo más detalladamente. Por lo que respecta al futuro de aquellos que conocen y respetan la LEY COSMICA y que tratan de aplicarla, que les sea dicho:
    La LEY COSMICA, que es santa e intocable, no se puede eliminar fácilmente con un gesto de la mano o definirla como una 'tontería'. Sabeos que para muchos de vosotros esta LEY es fundamental y a ellos les decimos: Vosotros superaréis espacio y tiempo en una forma natural e inofensiva y os acercaréis al origen de las cosas, o sea a DIOS. AHI AFUERA OS ESPERA UN UNIVERSO. Haced todo lo que está en vuestro poder para hacer conocer la LEY COSMICA, porque no está en juego sólo vuestra existencia, sino la misma existencia de vuestro planeta. A otros no les quedará, en la hora del caos, más que gritar auxilio y ponerse sobre los que les son queridos para protegerlos con su cuerpo.

    Nosotros tratamos de guiar vuestro futuro hacia el lado POSITIVO de las cosas, pero parar las fuerzas negativas no lo podemos hacer. ESTA FACULTAD NO NOS ES DADA POR NUESTRO GRAN MAESTRO; ESTO LO DECIDE SOLO EL. Depende de vosotros parar el caos, porque os ha sido dado un ESPIRITU y el libre albedrío. VOSOTROS HABEIS HECHO DEL GRAN MAESTRO, QUE ES TAMBIEN VUESTRO SEÑOR Y DIOS UN CUENTO ANTES DE HABERLE ENCONTRADO. Esta realidad podrá reivindicarse sobre vosotros, pero no como castigo de DIOS, como vosotros creéis a menudo, no, ¡solamente VOSOTROS tendréis la culpa!. Ya vuestros antepasados superaron los limites, empujados por su presuntuosidad.
    Si hubieseis impedido las tremendas destrucciones que llevaron a la muerte a tanta humanidad; si hubieseis sido tan sabios que habriais dedicado todos los esfuerzos que se dedicaron para hacer la guerra, para hacer solo obras de bien y de paz, vuestro espíritu habrá evolucionado y no temeríais la muerte. ¡También hoy vivís en un estado de gran presunción, obcecados por el progreso tecnológico. !Pero al final de vuestro camino sólo encontraréis muerte y desesperación si no os arrepentís!.
    Nosotros invocamos constantemente el perdón para la humanidad entera a nuestro GRAN MAESTRO. Pero como ya te he dicho hemos venido para ayudaros en vuestra hora critica. Todo esto, hermano, no lo puedes entender hoy, pero un día verás las cosas claramente y actuarás en consecuencia. TAMBIEN A TU PREGUNTA DE QUE SI YA HEMOS VISITADO VUESTRO PLANETA ANTERIORMENTE, PUEDO RESPONDERTE AFIRMATIVAMENTE. Muchos 'deslizadores' fueron enviados desde nuestro planeta a la Tierra y todos tenían la tarea de traeros la LEY COSMICA. Porque todos los hombres que viven según una ética espiritual, serán llevados fuera del caos, así lo impone la LEY COSMICA.
    ¿Estás preparado ahora para asumir tu misión?.'
    Después de todo cuanto había aprendido estaba tan confundido que no me fue posible responder y tenía la impresión de encontrarme ante un tribunal examinador. Después sentí invadirme por una fuerza y unos conocimientos que nunca me había imaginado y que pasaron por mi mente. Que las hubiese sabido desde siempre. Y es así.
    'Nosotros sabemos que tu respuesta seria afirmativa. Pero te quiero dar un consejo: ¡entrarás en contacto con personas que piensan como tu, pero estate atento de los FALSOS PROFETAS que representan la negatividad en el universo!. La posibilidad de distinguir el bien del mal te ha sido dada, por lo que te decimos: ESPERA DE OCHO A DIEZ AÑOS DE VUESTRO TIEMPO ANTES DE CONTAR A LOS HOMBRES DE TU PLANETA TU ENCUENTRO CON NOSOTROS. Y también en ese entonces te serán puestas dificultades, pero nosotros te estaremos cerca y te ayudaremos en todas las formas. En el momento oportuno nos pondremos en contacto espiritual contigo, para darte a conocer la tarea que tendrás que llevar a término, en acuerdo con la LEY COSMICA.

    A mi pregunta sobre cómo podría percibir tal contacto, me fue respondido:
    'Te acordarás que cuando perdiste el conocimiento, tuviste la sensación de percibir 'oleadas de energía' que nosotros emanábamos. Estas 'oleadas' las sentirás cada vez que queramos entrar en contacto contigo. Cómo esto se produce, no lo podrías entender y no es importante para tf. Vosotros lo llamáis 'telepatía' pero este término no resulta apropiado puesto que se trata de otro procedimiento. QUEREMOS DECIRTE QUE HEMOS ELEVADO TU COEFICIENTE DE INTELIGENCIA EN UNA MEDIDA QUE PARA TI TE RESULTA SOPORTABLE, ESTO TE CONSENTIRA OCUPARTE DE COSAS A LAS QUE ANTES NO HABIAS PRESTADO INTERES Y QUE TE SERVIRAN PARA EL CUMPLIMIENTO DE TU MISION.
    NOSOTROS REGRESAREMOS Y VENDREMOS TAMBIEN A TI. CUANDO OCURRIRA ESTO NO TE LO PODEMOS DECIR, AUNQUE LO QUISIERAMOS, PORQUE LA DECISION CONCIERNE A NUESTRO GRAN MAESTRO'.

    Después cayó el silencio. Un silencio tan grande que pude sentir la sangre correr por mis venas, percibí de repente que no estaba solo; algo estaba conmigo. Tenia una sensación que no sabría definir. Mis sentidos se hablan agudizado como nunca anteriormente. Jamás me hubiera imaginado cuán fuerte podría ser la sensibilidad humana. La voz me dijo aún estas palabras:
    "Ahora come el fruto, hermano, ¡Salud a tí! y ¡calla, no lo olvides, calla!`.
    Me comí inmediatamente el fruto, tras lo cual caí en un sueño profundo.
    DE NUEVO SOBRE LA TIERRA.
    Cuando me desperté, mi encontraba en Luxemburgo, en un bosque que me resultaba vagamente familiar y que estaba cerca de la frontera. No sabia cómo había llegado ni cuanto tiempo había pasado, todo cuanto me había ocurrido me parecía fantástico e irreal por lo que lo primero que hice fue acercarme al pueblo más cercano para preguntar la fecha, así pude saber, con gran sorpresa para mí, que habían pasado cuatro días desde mi salto en el tren. ¡Entonces no se trataba de un sueño!.

    Esto también porque mis piernas estaban perfectamente sanas, mientras que los pantalones estaban hechos trizas y ya sean éstos que los zapatos estaban cubiertos de sangre coagulada.
    De todos modos, pensaba, yo no vi el "deslizador" desde afuera, solamente se me dijo que estaba dentro de uno de ellos, pero estaba seguro que mi aventura no había sido "metafísica" sino perfectamente real.
    No me quedé más de 14 días en Luxemburgo. Sentía el impulso de regresar a casa. ¡Tenia que regresar a casa!. en aquél entonces aún no comprendía que era ese "algo" que me empujaba a hacerlo. Ahora sé que se trataba de la misión encomendada que me imponía volver a mi país.
    Hubo otro hecho que se produjo entonces al cual no le di importancia llamándolo "suerte" o "casualidad". Hoy sé que no se trataba de casualidad, sino más bien de la ayuda de un extraterrestre.

    DE REGRESO A LA FRONTERA.

    Puesto que me encontraba en aquel país desde hacía solamente 14 días no disponía todavía del permiso de residencia, por lo tanto pretendía regresar de la misma forma clandestina. Pero tras pensarlo, decidí hacerlo legalmente y los acontecimientos se desarrollaron de la siguiente forma:
    Para obtener el permiso antes mencionado me había hecho una fotografía que aún conservaba conmigo. Me presenté ante el ferroviario en servicio para explicarle mi situación y rogarle que me ayudase. Esto era un poco arriesgado pero lo intenté legalmente. El empleado se mostró muy sorprendido por mis pretensiones pero me dijo que me dirigiese al aduanero de servicio. La idea de arriesgarme a pasar 3 semanas en la cárcel por paso clandestino de la frontera no me hacía gracia pero no obstante me encaminé hacia el aduanero, esperando una ayuda desde lo alto.
    En la oficina solo se encontraba él y le expliqué mi situación. Dado que no podía contarle toda la verdad, le mostré la fotografía y le pedí ayuda para pasar la frontera. Para mi sorpresa no solo no se rió de mis pretensiones sino que además fue muy comprensivo. Miró la fotografía y alzó una mirada hacia mi: vi una mirada bondadosa, llena de comprensión y entonces tuve la certeza: "¡este hombre me ayudaría!". Hizo un gesto con la cabeza como diciendo: "¡Sí, te conozco!" y me restituyó la foto diciéndome: "Amigo, quiero darle un consejo, espere a que se haga de noche, después se persona en el andén donde se encuentran algunos trenes de mercancías preparados para ir a Alemania. Cuál quiere coger, depende solo de Ud. ¡Ah! y todavía una cosa más: ¡no salte del tren tan tontamente como la otra vez!. ¡Entonces pués, buena suerte y hasta la vista!.
    Se lo agradecí y en ese momento no le di importancia a sus palabras. Hice todo tal como se me dijo y fue de la mejor de las formas. La estación alemana de Igel estaba extrañamente desierta, con lo que así pués no tuve dificultad alguna de alejarme de los andenes y llegar a pie hasta Triev, desde donde después pude llegar hasta Mainz.
    Hoy, después de 10 años, me pregunto aún, ¿cómo podía saber aquel funcionario lo de mi salto en el tren?. ¿Era tal vez un extraterrestre?...Esto, que al principio era una esperanza, se hizo una certeza con los años. La certeza de volverse partícipes, en nuestros tiempos, de la LEY COSMICA.
     
    Foro » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » HANS P. KLOTZBACH ( CONTACTADO)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar