JOHN MANN (CONTACTADO) - Foro
Domingo, 2016-12-04, 4:13 AMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » JOHN MANN (CONTACTADO)
    JOHN MANN (CONTACTADO)
    bookFecha: Lunes, 2012-11-26, 3:29 AM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://eruizf.com/bibliot...._01.pdf


    De la revista ADONAY:
    JOHN MANN (CONTACTADO)




    Son muchas las profecías que sobre el futuro de la Tierra nos muestran cambios traumáticos que diezmarían al género humano. Las catástrofes naturales que parecen avecinarse son de toda índole: subida del nivel de las aguas, desviación del eje magnético, combustión de la atmósfera... y otros tantos factores que antes o después se sucederán si el hombre no retrocede en su carrera diabólica.

    Sin embargo los hermanos del espacio no temen tanto estos fenómenos puesto que saben que cuando los "zigos" o fuerzas primordiales de la naturaleza (aire, agua, tierra y fuego) intervienen, existe una regeneración de la materia que los procesos mutan dentro del devenir cíclico de la célula Tierra que habitamos. Lo que realmente temen es la posibilidad de un conflicto atómico; no só1o por la cuestión de verse afectados en sus propios planetas sino por el hecho de que la radiación mortal cubriría nuestro planeta durante miles de años haciendo de nuestra morada un habitáculo inhóspito. Ningún hombre podría reencarnar ni experimentar dentro del mundo de la materia y estaría sujeto a la espera de la extinción definitiva de todas las radiaciones. Nuestro globo se convertiría en un cementerio y ninguno podría salvarse puesto que estas radiaciones matarían lentamente los procesos biológicos y ambientales. Por otra parte no podríamos marchar a otros planetas puesto que nuestra tecnología espacial está todavía en embrión.
    Esta introducción viene a presentar un caso igualmente trágico que se dio con otra civilización y cuya humanidad vive errante en busca de un lugar donde vivir. Antes de esto deseamos hacer una reflexión muy Importante; se trata de una profecía expuesta por determinados grupos esotéricos y algunos contactados:

    Al parecer, existe dentro del Sistema Solar de "Tilar" (así lo llaman algunos extraterrestres) un inmenso planeta llamado Hercóbulus que cada 25.000 años, más o menos, se acerca en una órbita próxima a la Tierra; este planeta propiciaría graves alteraciones geológicas y ambientales, así como catástrofes naturales. Cifran además esta época de influencia y acercamiento entre los años 1980 al 2001 en cuyo período se sucederían el hundimiento y nacimiento de continentes dentro de nuestro globo, así como modificaciones radicales de las estructuras vitales. Dicen asimismo que el peligro real no lo dan los procesos de regeneración de la naturaleza sino la posibilidad de que todo el arsenal y tecnología atómica se activen y propicien los efectos que anteriormente hemos expuesto... iBien!...Nosotros no podemos afirmar que esto sea así, simplemente estamos a la espectativa. La frecuencia e insistencia de este tema por parte de personas muy Importantes a tener en cuenta dentro del campo de la !nvestigac!ón en el que nos movemos, nos hace considerarlo en seria posibilidad; pero lo que nos hace reflexionar es la similitud de causas entre lo expuesto y el caso que os vamos a transcribir relativo al planeta "Janos" (curiosamente la destrucción ambiental de este planeta se da en igual modo y medida que la teoría o profecía de Hercóbulus). Nos preguntamos si lo que han hecho los extraterrestres a estos testigos del caso, no es otra cosa que memorizarles un Programa que hable implícitamente de este tema y que ahora nosotros y otros tantos estudiosos damos a la luz... ¿Nos están advirtiendo de la posibilidad de nuestro autoaniquilamiento?... Realmente esta constante entre todos los contactados es repetitiva y frecuente. Por otra parte nos parece simple que unos seres tan altamente evolucionados y con una tecnología avanzadísima utilicen a unos testigos tan insignificantes dentro del campo social o político de nuestra Humanidad pidiéndoles permiso para habitar la Tierra (1ógicamente habrían pedido permiso a un Jefe de Estado o a las Naciones Unidas).
    Cuando se investiga seriamente el "contactismo", uno debe reparar en el papel de tutela de estos llamados "hermanos mayores" y en la similitud con los Maestros venidos a la Tierra que nos contaban cuentos o parabolas capaces de elevarnos a un estado superior de conciencia.
    ¿Nos han contado un cuento los extraterrestres lleno de paradójica realidad o es cierto lo que cuentan de "Janos"?... ¡Enfín!...reflexionemos seriamente sobre todo esto puesto que nos impulsará a una autorreallzación y toma de posición más resolutiva respecto de la diabó1ica energía atómica que parece ser la espada de Damocles que siempre pende sobre el hombre.
    Queremos también incluir para reforzar este artículo la nota divulgada por la Fundación Venezolana de Investigaciones Psicotrónicas, que a través de su digno presidente Sr. Roberto Orozco se nos ha enviado para su divulgación.
    "Una familia de Gloucestershire afirmó haber sido secuestrada por alienígenas del planeta Janos, los cuales ofrecieron compartir con la Tierra sus secretos tecnológicos, si se les permitía vivir aquí pacíficamente. John Mann, su esposa Gloria y su hermana Frances, Indicaron que les mostraron una película sobre su planeta, explicando que había sido devastado por una cadena de explosiones nucleares.
    Esta extraña historia salió a la luz durante las sesiones de hipnosis a las que se sometieron para tratar de descubrir qué había sucedido realmente el lunes 19 de junio de 1978, cuando la familia volvía en coche a casa, después de visitar a la madre de John, en Reading, Berkshire. Partieron a las 9,30 horas de la noche con las niñas, Natasha y Tanya, de cinco y tres años respectivamente, las cuales dormitaban en el asiento trasero del viejo Vauxhall Victor blanco. Eran las 10,45 horas cuando llegaron a Stanford-in-the-Vale, en Oxfordshire, John que conocía bien el camino, pensaba llegar a su casa en Brockworth al cabo de una hora.
    Pero mientras subían una pequeña colina pasado el pueblo, el hombre noté a un kilómetro y medio una brillante luz blanca en el cielo. Las dos mujeres también la vieron y estuvieron de acuerdo en que era demasiado grande para ser una estrella. Al cabo de otro kilómetro y medio más, con la luz mantenía su distancia y John detuvo el coche para escuchar unos ruidos. De repente, una luz roja
    relampagueó a la derecha de la blanca, la cual parecía aumentar de intensidad. Había luna llena, pero en ese mismo momento dejé de verse, y John oyó un sonido; una mezcla de silbido con el ruido chirriante de las ruedas de un tren contra la vía.
    John siguió relatando: "La luna reapareció y pude distinguir una enorme forma circular a más de treinta metros de altura que se movía lentamente. Venía directamente hacia nosotros; pasé por encima del coche y se dejé llevar sobre los árboles de la derecha hasta un prado. Cuando giré a lo lejos, pudimos ver un Imponente objeto con forma de platillo cuyo tren de aterrizaje estaba iluminado por un borde circular con brillantes luces de colores."
    Los gritos de su esposa lo sacaron de un sueño. "Rápido, John, entra en el coche, está a punto de aterrizar". Arrancó y apretó el acelerador. Pero al cabo de recorrer cien metros, advirtió que el coche ya no circulaba en la conocida carretera A 417. "Todo estaba negro como la boca del lobo y estábamos estrechamente encerrados por un alto y espeso seto por encima del cual no podía ver", recordó. "El camino ya no era recto, sino que serpenteaba arriba y abajo de colinas y lomas, con curvas cerradas. Tenía la extraña sensación de que si quitaba mis manos del volante, el coche Iría por sí solo."

    Al salir de otra curva se encontraron en Farlngdon. Estaba extraordinariamente tranquilo; eran las 10,30 horas, la hora en que se cierran los bares. John no recordaba haber pasado el poste indicador de Faringdon, a la entrada de la ciudad. Mientras continuaban hacia Cirencester, Frances vio la misma bola de luz blanca que mantenía su misma velocidad, a unos doscientos metros a la derecha. Desaparecía cada vez que el automóvil se acercaba a las casas, y por último, se desvaneció definitivamente en Cirencester.
    Cuando llegaron a casa veinte minutos más tarde, John llamé a la base Brize Norton de la Fuerza Aérea británica (RAF), situada a unos once kilómetros de Faringdon, para informar sobre el OVNI. Cuando miró su reloj, se sobresalté. Era más de medianoche, por lo que tendrían que haber estado en casa una hora antes. Frances insistió en continuar conduciendo sola hacia su casa, cerca de Stroud, donde vivía con su marido, Ronald. Los Mann llevaron a las niñas a dormir y se acostaron, sintiéndose ambos un poco perplejos y mareados.
    La tarde siguiente, cuando John volvió a su trabajo de contratista en la construcción, decidid seguir las huellas del viaje del día anterior para buscar el misterioso camino bordeado de setos, pero no pudo encontrarlo. Volvió el fin de semana para examinar el campo donde pensaba que el OVNI había aterrizado, mas no había ninguna marca.
    ¿Había sido todo un sueño solamente?

    Los días siguientes, John empezó a mostrar los síntomas de una erupción febril en la parte inferior de su pecho, y su esposa se encontré unas marcas similares en el brazo y la pierna izquierdos. Lo consultaron con Frances, y ésta les dijo que también se había estado frotando la piel irritada. Aún más peculiar era el hecho de que todos ellos tenían contusiones inexplicables justo debajo de la rodilla derecha.

    Una semana después, Natasha se desperté confundida por la noche y gritó llorando: "¿Dónde está mi mama? Quiero a mi mamá". Era la primera de las cuatro pesadillas que tuvo la pequeña en los quince días siguientes. Su madre le pregunté en qué consistían sus sueños.
    "Me contó que podía ver a mucha gente extraña que la miraban fijamente con ojos graciosos" dijo Gloria. "Alguien había llevado a mamá y papá a otras habitaciones. Cuando traté de sacarle algo más, se enfadó y dijo, "Tú deberías saberlo, pues estabas allí."
    Debido a este sueño, John Mann se convenció de que había pasado algo extraño la hora que faltaba del trayecto a su casa. E1 y su hermana Frances decidieron someterse a hipnosis para que los recuerdos inconscientes se manifestaran libremente. E1 hipnoterapeuta Geoffrey M'Cartney estuvo de acuerdo en realizar las sesiones... y el resultado fue una historia que sobrecogió al mundo.
    John recordó que el OVNI flotaba delante de su coche a treinta metros del suelo. En lugar de seguir avanzando por el oscuro camino se detuvo, bajé y entré caminando en una niebla blanca. Al menos ocho figuras indefinidas pasaron delante de él caminando en silencio hacia el automóvil y regresaron con las mujeres y las niñas.
    "Todos juntos caminamos hacia una brillante columna de luz", dijo John. "Cuando llegamos al rayo de luz, parecía que flotáramos hacia arriba. Luego me hallé en una sala circular con tres hombres que llevaban trajes metálicos plateados muy ajustados, con una especie de pasamontañas. Tenían los ojos de color celeste y la tez pálida. Uno de ellos nos dió la bienvenida en Inglés y me dijo que deseaba examinarme y que no sufriríamos ningún daño. Dejé a los otros y entré en una sala donde había una especie de sillón de dentista. Una mujer me sujetó los brazos con correas a los apoyabrazos del sillón mientras otra apretaba unos botones en un escritorio. Un intenso rayo de luz resplandeció en mi cara; luego, una de las mujeres hizo bajar algo negro desde el techo y quedé completamente deslumbrado. Cuando desperté, un hombre entró en la sala y habló con las mujeres en una lengua que no entendí. Luego se me presenté como Anouxia y dijo que volviéramos a la primera sala. Habló por un micrófono empotrado en la pared en su propia lengua y unas cincuenta personas entraron en la sala.
    Anouxia me dijo en inglés que algo se acercaba y que la nave tenía que trasladarse unos metros. Me indicó que teníamos suerte de estar en la sala de máquinas mientras la nave se desplazaba. El piso se inclinó hacia la izquierda.
    Mas tarde, pregunté cómo se impulsaba la nave, y me explicó que se trataba de un sistema que estaban dispuestos a negociar a cambio de la posibilidad de vivir pacíficamente en la Tierra. Luego me llevó a lo que llamó sala de navegación, encendió una pantalla indicándome que quería mostrarme imágenes de su hogar.

    Tuve la impresión de que la película se estaba filmando desde un avión que aterrizaba; sentí que estaba realmente a bordo. Volamos sobre un pasaje desolado de cantos rodados y rocas de color gris, vi que algunas de éstas se partían y que aparecía una nave del tamaño de un autobús que entraba en un túnel. Después vi a seis figuras vestidas como monjes que transportaban un cajón. Anouxia vio que el cajón era un ataúd; la nave habla venido a recoger sus muertos. Me sentí terriblemente triste."
    También examinaron a Frances. Después, un hombre llamado Uxiaulia, que llevaba un disco plano y blanco en su uniforme plateado, le explicó que era piloto explorador del planeta Janos, y que quería mostrarle una película que le harta comprender por qué habían tenido que salir a la búsqueda de algún otro lugar. para vivir.
    "Había tres planetas en la pantalla, a los que llamó Sarnia, Sarton y Janos," recordó Frances. "Al parecer, Sarton, el más cercano a su sol, se había aproximado demasiado a Janos y comenzó a desintegrarse, provocando una lluvia de meteoritos. Cuando uno de éstos chocó contra una central de energía nuclear, se inició una reacción en cadena que devastó al planeta."
    La siguiente imagen, según contó Francés, era de una joven rubia y dos niños. Uxiaulia le dijo que se trataba de su esposa, su hijo y su hija, quienes habían muerto en las explosiones. Luego contó que los sobrevivientes de Janos habían escapado en una nave base principal, y que estaban enviando naves exploradoras para encontrar un nuevo hogar para su gente. "Por lo que habían visto en la tierra, les gustaría vivir aquí", dijo Francés.
    Ella y John recordaron que les habían dado unas bebidas gaseosas incoloras antes de abandonar la nave. "Es para ayudarles a olvidar", les dijeron. "Deben olvidar porque si no, los explotarán. Con el tiempo podrán recordar. Volveremos a encontrarnos y nos conocerán."
    ¿Fue sólo un relato de ciencia ficción? Los científicos y los médicos cotejaron las experiencias de la familia. Su hipnoterapeuta, por otra parte estaba convencido de que decían la verdad. La coherencia de sus historias, contadas individualmente, también les hacía dignas de crédito, en especial cuando la pequeña Natasha, que no había sido hipnotizada, contó a los redactores de los diarios, una historia que concordaba en todos los detalles con la de los mayores."
     
    Foro » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » SOBRE LOS EXTRATERRESTRES » JOHN MANN (CONTACTADO)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar