EL PROYECTO OZMA Y LOS SONIDOS DEL ESPACIO - Foro
Sábado, 2016-12-10, 4:18 PMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » SIXTO PAZ WELLS » Sixto Paz Wells: LOS GUIAS EXTRATERRESTRES Y LA MISION RAHMA » EL PROYECTO OZMA Y LOS SONIDOS DEL ESPACIO (CAPITULO 2)
    EL PROYECTO OZMA Y LOS SONIDOS DEL ESPACIO
    bookFecha: Miércoles, 2013-02-27, 5:22 AM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://es.scribd.com/doc....restres


    CAPITULO II

    EL PROYECTO OZMA Y LOS SONIDOS DEL ESPACIO





    Durante todo un año, de forma muy intensa, dediqué buena parte de mi tiempo a la práctica Yoga y al desarrollo de la Meditación. No quiero decir con ello que había alcanzado ya algún grado superior de evolución; pero por lo menos ya empezaba a despertar del letargo en el que me encontraba; tratando de vencerme a mí mismo para avanzar en mi propio camino y quizás algún día encontrar un sentido trascendente, tal vez hasta un plan sobre mi persona.
    Gracias a los ejercicios mentales y al dominio que uno aprende a ejercer sobre su propio ser, cambie en muchos aspectos negativos, eliminando la tensión, el pesimismo, la timidez y hasta los nervios heredados de mi madre que me producían en determinadas ocasiones una desagradable taquicardia emotiva.
    Una de las aplicaciones prácticas de como toda esta preparación influencio positivamente en mi vida, lo demuestra el haber ingresado en la Universidad Católica a mediados de 1973, con magnifico puntaje.

    El ciclo en la Universidad transcurrió pronto y al empezar 1974 -en los primeros días del mes de Enero- apareció una noticia en el periódico que originaría descomunales polémicas en el ambiente de las reuniones de mi padre. La noticia decía lo siguiente:. "que a finales de la década de los sesenta se habían acumulado múltiples evidencias. sobre la posibilidad de vida extraterrestre, entre ellas estaban: la captación de gran cantidad de ondas de radio, de sonidos procedentes de cosmos. Con los vuelos tripulados se había descubierto que el espacio no era un silencio sepulcral como se creía, sino que, al contrario, estaba saturado de bulla. Ruidos que podrían tener un origen en la basura espacial, en satélites espías enemigos, y, ¿por qué no? en mensajes radiados, enviados como señales de planetas cercanos o distantes de adelantadas civilizaciones o naves exploratorias desconocidas. El proyecto OZMA - tal era su nombre- mantendría permanentemente las antenas rastreras del Estado de Virginia (Estados Unidos), pendientes de todo sonido proveniente del Espacio. Una vez captado se registra en computadoras, de tal manera de que puede ser rastreado y decodificado: en caso e ser un mensaje de otros mundos, podrá ser puesto en una frecuencia conocida, dentro de la cual originará una inmediata respuesta terrestre.

    Este proyecto ha sido actualizado al incorporársele una comisión mixta nombrada por el Pentágono, que trabajará directamente con el registro de sonidos y las posibilidades potenciales de un contacto con alguna civilización extraterrestre. La comisión estaría conformada por un selecto equipo de: ingenieros electrónicos, técnicos, científicos, expertos en claves y además un grupo de “psíquicos". Esto es: personas que tienen desarrollada la percepción extrasensorial, o sea ejercen control voluntario sobre las facultades paranormales potenciales en todo ser humano, ya sea porque nacieron así o se entrenaron para ello.
    Mientras que los científicos y técnicos captaban las señales tratando de interpretarlas los psíquicos se reunían para concentrarse y enviar una onda mental al espacio. Se pensaba entonces que si realmente existían seres superiores y avanzados en el Universo que desearan comunicarse con sus similares, quizás no solo estarían buscándolo a través de ondas de radio, sino que también podrían estar intentándolo con comunicaciones mentales del tipo telepático.
    La percepción extrasensorial abarca muchas capacidades entre las que se encuentra la telepatía, que consiste en la trasmisión y comunicación por medio del pensamiento a nivel de ideas, sin necesidad de idioma alguno. La persona común, a pesar de que posee inherentes tales capacidades, porque nació con ellas, no las ha desarrollado, ya sea por ignorar su existencia como por desconocimiento de las pautas para despertar su dominio: Aún a pesar de no estar preparados para emitir nuestros pensamientos con fuerza para que a1guien los capte, resulta interesante saber cómo aumentan las anécdotas familiares sobre ideas oídas antes de ser dichas, calificadas comúnmente de "adivinanzas o coincidencias". La explicación de esto es simple. Ya que los lazos familiares o de amistad sirven como puente de contacto, que ciertas condiciones especiales establecen el enlace., como pueden ser en aquellos momentos de tranquilidad o sobrexcitación.
    Con esta capacidad encontramos la posible explicación a algunas de las grandes ideas aparecidas en las mentes de los grandes hombres, que anteceden a significativos cambios en la orientación de la civilización, y que se podrían atribuir a inspiraciones de algunos de aquellos seres del espacio que habrían dedicado su vida a una misión de ayuda y orientación del hombre.

    Otras facultades potenciales de ser desarrolladas por la mente del hombre son:

    - La Clarividencia o visión mental, que le permite a quien la domina, apreciar con claridad las formas del pensamiento, el aura de las personas, sucesos que ocurren a gran distancia (otros países, otros planetas), y hasta hechos que han sucedido en un lugar y que se hallan grabados en el mismo, impregnadas las imágenes hasta en el último objeto.
    - La Premonición o visión futura, mediante la cual desfilan por nuestra mente, ya sea de forma consciente o en el astral, acontecimientos que habrán de ocurrir en el futuro y que en muchas religiones se conoce como el don de la profecía.
    - La Telequinesia, que faculta a la persona que ha desarrollado su mente, a mover toda clase de objetos a distancia. Es conocido por los interesados en este tema, que los jóvenes durante la pubertad tienden a liberar gran cantidad de energía psicoquinética que puede originar el movimiento involuntario de objetos y que estos pueden ser interpretados engañosamente como producidos por fantasmas o elementales.
    - La Bislocación o don de ubicuidad, que es la capacidad de estar en varios lugares a la vez, creando para esto, dobles mentales que puedan ser vistos y tocados. Son diferentes los fenómenos de bislocación y los de desdoblamiento, ya que el segundo ocurre durante el viaje astral y no puede ser contemplado a simple vista.
    - La Dermóptica, que significa visión a través de la piel. Esta capacidad se manifiesta por la sensibilidad del tacto, que llega a evocar en la mente imágenes que se desprenden de las vibraciones contenidas en los objetos; es increíblemente practica para el rastreo de personas o cosas que se hallan extraviado.. Capacidades como estas son entrenadas y desarrolladas conscientemente en los psíquicos para que estos amplifiquen los potenciales con que nacieron y ayuden a resolver casos policiales que no pueden ser solucionados por los métodos convencionales, como por ejemplo, raptos y secuestros, aunque nunca faltan los gobiernos que los explotan en el espionaje.
    - El don de Sanación, que no es otra coca que la gran capacidad de absorción de energía del cosmos y de la esencia creadora, e, igual capacidad de trasmisión y canalización hacia otros, purificada por el desinterés. Esta capacidad de estimulación mediante electromagnetismo, permite el concurso de la sugestión y autosugestión.
    Aquel que posee el don de la sanación (imposición de manos), debe de estar también en capacidad de inspirar confianza en la persona que recibirá la ayuda o en sus parientes, e igualmente tener la convicción y seguridad de poseer la fuerza a la que representa en aquel momento. Lo que nos acerca a la fuente del poder, que nos utiliza como instrumentos, es el desinterés, la pureza de intención y la solidaridad humana.
    - La capacidad de Sintonía o don de Lenguas (Xenoglosia), que se refiere; a poder establecer una relación a voluntad con el Registro Askasico. Como bien es conocido, todo vibra y en el ambiente queda registrado todo, tanto lo sucedido como lo pensado y hablado; por ello, si llegáramos a conectarnos con el plano Akáshico(9), podríamos hablar en cualquier idioma y hasta evocar una historia veraz de la humanidad.
    Todo hombre posee estos dones, que como capacidades la ciencia va redescubriendo, los cuales requieren inicialmente. de un fortalecimiento de la voluntad y un proceso de autoconocimiento, así como de definición personal. De no ser así, también se podría llegar a activar estas fuerzas internas, pero como un caballo sin control en las bridas que terminará por pisotearlo a uno volviéndose contra su propio dueño. Es por esto, que es importante no perder jamás el sentido y orientación de nuestra preparación hacia el objetivo final.
    Existen muchas facultades y diversidad de manifestaciones de las mismas que podrían llegar a incentivarse con ejercicios muy simples de respiración y concentración, pero que exigen una condición previa y esa es la de creer que estas existen, y sobre todo que pueden llegar a controlarse a voluntad, cuando las condiciones así lo exijan. Es una exigencia de fe, y la fe es la convicción de lo que no se ve, es a la larga una actitud de apertura mental frente a todo esto, un salir de la ignorancia y la de apertura mental frente a todo esto, un salir de la ignorancia y la dependencia a los esquemas y prejuicios que encasillan nuestro cerebro.
    Si no hemos llegado a desarrollar la comunicación mental o cualesquiera de los otros potenciales de la percepción extrasensorial, es debido a que jamás nadie nos instruyó sobre su existencia, no se nos dijo por ello que podríamos llegar a desarrollarla y menos aún como controlarla, y que descubriéndola en nosotros, nos convertiríamos en "superhombres". Pero es hasta cierta edad de la vida en que más fácilmente podemos desplegar estas aptitudes, pues las glándulas endocrinas del sistema nervioso de las que esto depende, son más sensibles al estímulo en edad temprana; más tarde, las glándulas, por su poco 0 ningún uso, se van calcificando o atrofiando hasta anularse casi por complete. Ya en edad madura es más difícil ampliar nuestro terreno de experimentación mental, ya que con las dificultades y problemas de la vida, el hombre tiende a asumir esquemas, impidiéndole absorber nuevas capacidades que le obliguen a replantear el camino de ascenso.

    Resumiendo: la Percepción Extrasensorial, como su nombre lo dice, va más allá de los sentidos físicos, propiamente define a los sentidos astrales que dependen de glándulas físicas que se hallan en estado latente y que no trabajarse con ellas, impedirán un posterior trabajo sensitivo.
    El tantas veces llamado Sexto Sentido, se encuentra concentrado en el sistema nervioso y corre como un torrente de impulsos eléctricos por las treinta y tres vértebras de la columna. Entre las glándulas regentes de la actividad sensitiva se encuentran: la Glándula Pituitaria o Hipófisis (tercer ojo) , y la Glándula Pineal (antena natural del hombre)
    Ciertamente que, regulando y controlando ,la actividad sexual llegamos a acumular gran cantidad de energía que puede ser transmutada en energía mental y espiritual. Ello ayudaría a la estimulación de las glándulas en el cuerpo y las activaría permitiéndonos el aprendizaje y el dominio de los poderes paranormales.
    En la actualidad. escuchamos muchas recomendaciones pare el progreso espiritual y sobre todo aquellas que ofrecen el despertar del sexto sentido. Entre estas. como dijimos, se encuentra el control de la energía sexual, el aprendizaje de la correcta respiración, la alimentación vegetariana, la oración, ciertas técnicas de concentración, meditación, Yoga, etc. Pero en todo ello encontramos que se cumple aquel adagio Hindú que dice: "Maestros hay muchos - pero discípulos. ninguno"; con esto vemos que formas hay varias, o sea que muchos son los que quieren enseñar formas y sistemas, pero no hay quien ponga en práctica lo enseñado y hay hasta quienes subestiman las prácticas espirituales pare así conformar su conciencia y engañarse para no tener que verse en el compromiso de realizarlas, es decir: "Es más fácil negar la altura que destrozarse las manes por alcanzarla. . .".
    El control sexual. que no quiere decir abstinencia total,pero si conciencia administradora de la energía
    Liberada, es el primer paso en la superación de los niveles densos materiales. Si no somos capaces de vencernos e imponer nuestra voluntad sobre los instintos, no podremos lograr una vibración más sutil y elevada. Estando en el plano material seguiremos con las funciones de reproducción, igualmente continuaremos alimentándonos y durmiendo por las noches para el descanso corporal, pero si nos proponemos seriamente el camino espiritual, cada una de estas funciones adquirirán un nuevo sentido, por lo que no podremos permitir que estas nos dominen, sino que las dominaremos nosotros y pondremos al servicio de nuestros intereses más elevados.

    La alimentación vegetariana es justificada por muchas razones. algunas de las cuales pecan de ser meros esquemas moralistas prejuiciosos siguiendo algunas corrientes de origen religioso-orientalista, más para la persona que opta por el vegetarianismo y el naturismo científico, es escoger las ventajas reales de una alimentación conciente de acuerdo a la proyección espiritual que se espera alcanzar. Sabemos que la mayoría come lo que le gusta y no lo que le hace bien; porque el secreto de la buena alimentación no está en comer mucho, sino en una adecuada dieta que sea bien balanceada y que en el caso de ser vegetariana no se circunscribe exclusivamente en vivir en base a ''ensaladas", como por ignorancia se piensa, ni tampoco nos condena a comer comida desagradable o sin sabor, porque para ello existe el arte culinario, que sin engreírnos demasiado -sacrificando el organismo frente a condimentos muchos de ellos nocivos en exceso- nos permite ingerir los alimentos agradando el gusto de manera mesurada.
    En mi propio caso soy un vegetariano por convicción y no por religión, ya que ésta no me lo prohíbe, pero incluye un mandamiento que dice: "Ama a tu prójimo como a ti mismo. . .". Esto, que en ningún caso sugiere narcisismo alguno, señala el deber de respetarnos y cuidar de nuestra persona y nuestro cuerpo que nos fue dado en administración, procurando su justo descanso y adecuada alimentación. Ya sabemos qué sucede con la excesiva dedicación que llega a convertir a nuestro cuerpo en una masa cebada, que no responde después a los requerimientos; igualmente, cuando lo maltratamos llega éste a rebelarse o a acostumbrarse al sufrimiento, tornándose indolente
    Si en alguna ocasión se me presenta la necesidad de ingerir carne, porque no tengo acceso a otro alimento, lo hago sin ir con ello contra mi conciencia, además no todas las vitaminas se encuentran en los vegetales que están a nuestro alcance, por ello se recomienda hacer alguna concesión para no llegar a extremos de fanatismo que debiliten innecesariamente nuestro organismo, combinando cada cierto tiempo la alimentación con pescado.
    Biológicamente hablando, la célula vegetal mediante la fotosíntesis se constituye en una fabrica de vida, pues genera su propio alimento. Por otro fenómeno "el de la turgencia", la planta retiene agua, de tal manera que al ser ingerido el vegetal ; este se encuentra vivo. A diferencia del vegetal, a célula animal es una célula parásita dependiente, es incapaz de fabricar alimento, además que al morir el animal inmediatamente entra en proceso de descomposición, generando una toxina que se llama “putrina”. Así es que el vegetal lo comemos vivo, mientras que al animal lo hacemos estando muerto y en proceso de putrefacción; mientras que en uno incorporamos a nuestro organismo síntesis de vida, con el otro ingerimos muerte y toxinas.
    En el animal queda más marcada la imagen y vibración de angustia por la muerte que en el vegetal; de allí que con la carne estamos absorbiendo tensión y angustia. El vegetal acepta noblemente el hecho de servir como alimento nuestro, incorporándose a nuestro organismo a través de una comunión sagrada en la que su cesación sirve para que el hombre siga subsistiendo; además que también eleva su vibración al integrarse a nuestro ser. El vegetal es consciente de todo esto tal como lo revelan los experimentos que se han hecho con plantas y que demuestran su reacción a los diferentes estímulos y situaciones, haciéndonos ver que ellas sienten con cierta intensidad.

    Es evidente, también, la influencia de la alimentación carnívora, especialmente de las carnes rojas sobre los instintos y la agresividad de las personas. Por todas estas razones y muchas más nos vemos atraídos sin fanatismo alguno hacia el vegetarianismo consciente, lacto, ovo vegetariano ( huevos, leche y vegetales diversos) y que exige un aprendizaje gradual para la correcta combinación de alimentos y dieta.
    Como recomendación final, es conveniente e1 consumo. durante el verano, de alimentos naturales especialmente frutas fiestas que no fermenten y verduras crudas, tratando de ingerir pocos alimentos y más líquidos como son el agua fresca y corriente, el zumo de limón y jugos diversos. Todo esto para evitar el calor estomacal ( estomatitis), la deshidratación por diarreas, etc. Durante el invierno se imponen las verduras cocidas, los cereales, la fruta seca y demás frutas como nueces, castañas, así como semillas de girasol entre otras, ricas en calorías.
    Volviendo a la noticia que llegó en aquel mes, de Enero de 1974, ella motivó días después, que el I.P.R.I. organizara una charla como comentario que sirviera de esclarecedora explicación sobre los avances de la investigación científica con respecto al fenómeno Ovni; a esta reunión fuimos mi hermano Charlie y yo, invitados por el expositor, Doctor Víctor Yáñez Aguirre, médico ginecólogo del Hospital de Policía y experto investigador en lo relativo a Parapsicología, además de Presidente de la Sociedad Teosófica. A él lo conocimos pocos días antes de la conferencia en la casa de mi padre. Su mirada clara y profunda que atraía, irradiando sencillez y a la vez sabiduría, iba acompañada de un rostro amigable que nadie dudaba que pudiera ocultar a un maestro del camino. El doctor Yánez, conocido de mi padre por la afinidad de intereses, había accedido a dar él una charla en el local de reuniones, en ese entonces del I.P.R.I. en el centro de Lima, esperando que mi padre a la vez accediera posteriormente a otra igual pero en su organización. Lo escuché can detenimiento el día en que se ponían de acuerdo de la hora y los detalles del tema: me sentía realmente extraño en su presencia, era algo que. nunca antes había experimentado con persona alguna. Sentía claramente que le conocía, pero no por el nombre con el que .se presentó. sin embargo sabía que nunca antes en esta existencia le había visto. Cuando me dirigió la palabra pude reafirmar en mi interior que el afecto que desmesuradamente sentía por este desconocido, él lo correspondía con expresiones cariñosas que respondían sólo a una amistad de siempre.
    Citando un libro que me recomendó que leyera, me dijo:

    "Si en tu camino te encuentras con alguien que no sabe y, no sabe que no sabe, ¡evítalo!. . .. Si hallas después a alguno que no sabe, y sabe que no sabe, y si él mismo te pide saber, ¡enséñale !. Pero sólo aquello que no pueda descubrir por si mismo. Y, finalmente, si encuentras a uno que sabe y, sabe que, sabe, ¡ obsérvalo y escúchale! que tendrá mucho que decirte ".

    Terminando la conversación nos insistió para que no dejáramos de ir a la charla que él daría, además me invitó a sus reuniones, cosa que no me atrajo -a pesar de que quería volver a verlo- pues intuía que aún tendría que recibir mucho de él.
    Pensábamos ir a la conferencia mi hermano y yo, más que nada por cumplir con la invitación formulada por el doctor. Creíamos que la concurrencia podría ser escasa en su charla, por lo tanto, le serviríamos llenando la sala. Cual no seria nuestra sorpresa al llegar ,y encontrarnos con un salón abarrotado de gente, y a pesar de nuestra corta edad, por el hecho de ser invitados del expositor, nos sentamos adelante de todos, en un lugar preferencial. Aún recuerdo cada una de las enseñanzas impartidas a los asistentes aquella noche donde citó una variedad de ejercicios para fortalecer el poder de la voluntad y sobre todo para generar una conciencia más amplia frente a lo desconocido. Como la conferencia trató del tema “La Telepatía como Comunicación más allá de los Sonidos", se hicieron demostraciones prácticas de la Telepatía, que nos impresionaron tremendamente; fue fascinante descubrir que existiera una capacidad de diálogo a nivel del pensamiento, sin idioma que nos separe, sin lugar a la hipocresía que suele practicarse cuando pensamos una cosa y decimos otra. Con la comunicación mental sólo cabe la posibilidad de manifestar lo que se piensa, sin engaño, ni confusiones o errores de interpretación o malos entendidos de allí su gran ventaja e interés.
    Pensaba en aquellos momentos en aquel pasaje bíblico en el que las lenguas del hombre fueron confundidas en la Torre de Babel. interpretación semítica de la existencia de los diferentes idiomas. Las palabras no llegan a expresar en su totalidad nuestros pensamientos ni logran reflejar nuestros sentimientos, por lo que muchas veces los artistas manifiestan en obras esta angustia por las limitaciones del lenguaje e incapacidad para dejarse entender. Pero, ¿será acaso que en aquel relato bíblico, que debió de ocurrir en algún lugar de Mesopotamia, hace miles de años antes de Cristo, se esconda el momento en que el hombre perdió el conocimiento y el dominio de la comunicación mente a mente y cayera en un estado de ignorancia que habría tenido sus antecedentes en los momentos críticos narrados en el Génesis?
    Finalmente, la charla citó tres interesantes casos de contactados con entidades extraterrenas. EI primero, era la experiencia de Eugenio Siracusa en Italia. quien a mediados de los años sesenta mantuvo comunicación con Adoniesis, ser de la 5a. dimensión de origen solar; después se habló del Ingeniero Castillo Rincón, que en Colombia llego a contactarse con los extraterrestres Cromacan y Krisnamerk, de las Pléyades; para terminar el doctor leyó una comunicación que había sido recibida de forma telepática ,y luego transcrita, en Venezuela, donde se seguía la línea de Eugenio Siracusa, en la que un Guía llamado Antar Sherant daba un aviso a la humanidad para que estuvieran atentos a los acontecimientos, pues predecía desastres que acelerarían el proceso de definición del hombre.
    A1 terminar la reunión me sentía emocionado; era como si todo ello ya lo hubiera sabido y que en aquel instante me lo recordaban exigiéndome una reacción y respuesta. Quería ayudar a la humanidad por lo cual estaba dispuesto a asumir mi responsabilidad y quedar a disposición de las fuerzas de Luz, allí donde se encontraran, poniéndome bajo la coordinación de sus intermediarios, fueron quienes fueran. Pero ¿cómo avisarles de que me sentía preparado para ello?
    Sabía que habría una labor para mí, pero no sería más o menos importante o trascendente que la responsabilidad que otros podrían estar asumiendo, sólo que sería distinta y, que de realizarla me haría cumplir un lugar en la armoniosa disposición del Universo, donde cada cosa tiene su lugar y un rol, como engranajes de un reloj perfecto. ¡La hora había sonado!
    Era ya tarde cuando regresé esa noche a casa, absorto en mis reflexiones. La charla a la que había asistido - quizá guiado por hilos invisibles - dejaba en mí una inquietud que iría en aumento con el transcurso de las horas y que me llevaría a intentar mi propia comunicación .
    No me dejé desalentar por el pesimismo ni por los pensamientos negativos que surgían de mi poco conocimiento del asunto. Es cierto que no había en mi mayor aptitud para ello que la de una persona común, sin ningún desarrollo extrasensorial; pero en lo que no había pensado, era que podía existir un predestinamiento por la predisposición hacia el tema por parte de mi familia y la preparación intensa que había seguido tan afanosamente un año atrás.

    Examinaba cuidadosamente los detalles de la noticia en el recorte del periódico que tenía en la casa, y discurría que todos los intentos de contacto que se hacía del lado científico se hallaban condicionados por los preconceptos y por los esquemas científicos. Pensaba en aquellas personas seleccionadas por sus facultades paranormales, preparadas para emitir un mensaje, que se suponía debería ser captado por las grandes civilización del cosmos, y que pasta el momento no había logrado resultado alguno. ¿No sería acaso, el momento de cambiar de sistema y variar la forma? ¿no llamándolos nosotros, sino dejando que ellos nos llamen y nos encuentren preparados para el contacto?
    Era cuestión de intentarlo al revés de lo que se proponía, o sea no enviando nada sino preparándonos para recibir algo, lo que fuese, y ellos con su evidente técnica avanzada nos rastrearían, encontrando las mentes afines. Era obvio que no se podía pensar en ser emisores porque para e11o habría que dominar la telepatía, pero ¿por qué no sensibilizarse para captar lo que los seres extraterrestres podrían estar emitiendo desde hace mucho?, es decir, ser simplemente receptores.
    Si partimos de la idea de que de existir estos seres, que nos estarían visitando desde siempre y que poseen una mayor evolución y desarrollo como lo corroboran la refinada y elevada tecnología de los ovnis rastreados, también su avance podría manifestarse en el desarrollo del poder mental. De tal manera, entonces, no solo no se limitarían a estar enviando mensajes radiados, sino que también podríamos suponer que lo estarían haciendo telepáticamente a nivel de ideas e inspiraciones.

     
    bookFecha: Miércoles, 2013-02-27, 5:23 AM | Mensaje # 2
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    (CONTINUACION...)



    Dentro de las especulaciones que en aquel momento invadían mi cerebro, estaba la de pensar que si estos seres habían avanzado en su percepción, no sólo podrían comunicarse a grandes distancias con sus poderosas ondas mentales para que pudiesen ser captados, sino que quizá, hasta sabrían en que momento, por quien y en donde habían sido escuchados, estableciendo de inmediato el vinculo y fortaleciendo el enlace con acercamientos graduales. Hasta aquí era aceptar que en caso de un tipo de comunicación así, ellos harían todo el trabajo pesado mientras que el único requisito en el antena, aparte de su buena voluntad y, predisposición, sería cierta preparación que sirviera para afinar la recepción. Además, no hay antena perfecta que aquella natural que la constituye nuestro cerebro y las glándulas endocrinas del sistemas neurovegetativo (nervioso)
    Mi teoría del ser receptor, por falta de capacidad como emisor no preveía el que los extraterrestres pudiesen escoger a sus receptores y el que los pudiesen preparar a distancia. La experiencia demostraría esto último.
    No esperé ni un instante para poner en práctica mis intenciones de contacto para lo cual llame a mi mamá y a mi hermana menor, para que reunidos en la sala intentáramos una recepción. Ellas dos, durante toda la época de mi participación en el yoga, habían sido como mis discípulas, porque con ellas recordaba lo aprendido, haciéndalas practicar junto conmigo.
    Eran las 9 de la noche del 22 de Enero de 1974, cuando los tres nos pusimos alrededor de la mesa sobre la que había colocado, previamente, unas hojas de papel en blanco y un lápiz. Seguimos el proceso acostumbrado de nuestras prácticas, por lo que empezamos hacienda ejercicios de respiración, luego nos relajamos y realizamos una breve concentración. Habrían pasado unas quince minutos, cuando de repente me sentí tremendamente inquieto e impulsivamente cogí el lápiz. Mi brazo me temblaba como dominado por una extraña fuerza desconocida, lo dirigí de inmediato hacia los papeles, los mismos que empezaron a ser garabateados incontrolablemente por mi mano que permanecía relajada. Mi madre presurosamente fue cambiándome una tras otras las hojas; ella a pesar de estar sorprendida trataba de ayudarme manteniendo la concentración de apoyo.
    Me limitaba a observar la caótica recepción que aparecía independiente de mi voluntad, aunque era consciente en todo momento de lo que allí ocurría. De pronto me detuve con el lápiz a mitad de página de repente dejé de hacer trazos sin sentido y surgieron rápidamente palabras escritas muy claras en letras de imprenta que decían:

    "Sala de hogar buena para hacer la comunicación, podemos hablar sobre Ovnis en vuestro país; me llama Oxalc, soy de Morlen, satélite de Júpiter. Podemos comunicarnos más adelante. . . ".

    Al detenerse bruscamente mi mano, solté violentamente el lápiz; mi brazo aún temblaba par la electricidad que había canalizado. Mientras había estado escribiendo, un sin fin de imágenes habían pasado por mi mente. Claramente recordaba algunas, como la de un hombre ya maduro, sentado en una especie de escritorio blanco opaco, con sus manos tocándose las sienes; y otra imagen de un grupo de niños danzando en una ronda, vestidos con túnicas blancas.
    Lo que había ocurrido conmigo había sido una variación del fenómeno de percepción que conocemos como Telepatía y que puede darse de forma o manera instrumentalizada, esto quiere decir que mientras que el cerebro capta las imágenes u ondas mentales, interpretándolas según el propio código de memoria del antena-receptor parte del cuerpo; en este caso precisamente el brazo y la mano - actúan sensiblemente a manera de una aguja de sismógrafo o encefalograma, transcribiendo automáticamente las ideas ya traducidas a palabras. Son las mismas ideas que siendo poderosas ondas mentales emitidas a distancia estimulan eléctricamente el sistema nervioso, el cuerpo y la mente del contactado. Igual fenómeno ocurre en el caso de la "ouija" y la vasografía
    Todo había concluido a las 9:30 p.m., siendo nosotros tres, testigos presénciales y participes; de la manifestación de la “escritura automática o psicografía "A1 reaccionar; me sentí muy contrariado por el hecho de que hubiese sido tan sencillo y simple; inmediatamente me declare incrédulo ante mi madre a quien de cariño le llamamos " Mochi ". Al pararme y comenzar a reflexionar en voz alta, no me di cuenta en el momento en que mi hermana abandonó la sala para irse a llamar por teléfono a nuestros amigos para contarles la noticia, y lo que dijo fue: "Sixto se ha comunicado con un ser extraterrestre, vengan mañana todos. . ."

    La Mochi, al escucharme, censuró mi escepticismo, porque según ella había experimentado en carne propia durante la recepción, muchas de las sensaciones que yo había tenido; además había presenciado un cambio en mi persona durante la experiencia. Pero todo esto no me podía convencer, y me sentía defraudado conmigo mismo por haberme prestado a semejante patraña. Creía sinceramente que nos estábamos engañando, creyendo haber podido captar mensajes, cuando sólo éramos simples personas, seres humanos comunes y corrientes sin el menor desarrollo espiritual ni extrasensorial. Aceptar que aquello fuera cierto, no era más que reconocer que teníamos una soberbia gigantesca. Me decía a mí mismo que era obvio que habíamos caído en nuestro propio juego, pues personalmente estaba influenciado por muchas cosas en aquel momento, por un lado la noticia, las investigaciones de mi padre y mi vehemencia; y por otra parte la charla que verdaderamente me había impresionado. No podía ser cierto algo tan maravilloso, llegando tan fácil, sólo con pedirlo.
    Con el tiempo llegaríamos a comprender: “que son ellos los que se comunican con nosotros y no nosotros con ellos . . ".
    Al día siguiente, cuando ya había procurado olvidar la experiencia de la noche anterior, me comenzaron a llamar todos los que habrían de estar presentes en una nueva reunión, por lo que inicialmente me confundieron. hasta que supe que aquello lo habían organizado la Mochi y mi hermana Rose. Me molesté con ellas, pero ya era tarde; comenzaron a llegar los participantes y en total nos reunimos unas 20 personas, todos amigos del colegio y de la universidad; también se hallaban presentes las mamás de algunos de ellos que conocían a la Mochi.
    Inicialmente no quería prestarme para otra comunicación por no quedar en ridículo y no engañarnos; pero después accedí a pedido de la Mochi quien me insistió como para que esclareciéramos de una vez por todas la autenticidad del hecho.
    Al empezar la reunión, me sorprendí al ver que era mi mamá la que se levantó de su asiento para dirigir ella misma la reunión, empezando por una relajación que dirigió muy bien. A poco que ella se sentó, nuevamente se repitieron las sensaciones de la noche anterior y entonces llegó la comunicación. El mensaje decía lo siguiente:

    "Si. Oxalc, soy de Ganímedes, nosotros le llamamos Morlen, podemos mantener contacto con ustedes y para probar que es real nuestro contacto, .y no producto de vuestro subconsciente; hágannos las preguntas que deseen, que todas ellas serán respondidas. . . ".

    Así empezó una ronda de preguntas diversas que en la medida en que se fueron haciendo, iban recibiendo contestación sin ninguna equivocación o error. La segunda vuelta. varió en la forma, debido a una propuesta de Guillermo Duffó, quien era conocido de todos por el diminutivo de "Mito". Ahora las preguntas se harían sin decirse oralmente, cada uno escribiría en un papel, que no mostrarían a. nadie, su pregunta y se concentraría en ella, luego se cotejaría la respuesta recibida en la comunicación psicografiada con la pregunta mentalmente formulada. Lo que se buscaba era no dar oportunidad a que pudiese adivinar las respuestas por mi conocimiento previo de las- personas integrantes del grupo, en caso de que todo fuese coca mía; esto que se hizo, contó con la aprobación del supuesto extraterrestre.
    A pesar de que yo no le daba toda la seriedad que le dispensaban los demás, me entusiasmaba ver que todo coincidía, y que la totalidad de las respuestas eran correctas. Llegué a pensar, entonces, de que si bien era improbable de que fuese un ser extraterrestre desde un Ovni o desde otro planeta el que se estuviese manifestando a través de mi recepción, más bien podríamos estar presenciando el descubrimiento de un nuevo psíquico, que seria yo, por lo que me envanecí y tomé más confianza en mi propia persona.
    La mamá de uno de los muchachos, que había venido a observar la reunión; como pensaba que lo que veía v escuchaba podía ser un fenómeno de histeria colectiva, cadena mental, alucinaciones o cualquier otra cosa incompresible, quiso participar preguntándome si le podía responder, a través de la comunicación, sobre un libro que tenía guardado en su bolso de mano. Quería ella que le dijese el nombre del autor, el titulo del libro y la página señalizada en la que se encontraba su lectura.
    Los ojos de todos se dirigieron hacia mi y a los papeles que se encontraban sobre la pequeña mesa, esperando que la respuesta fuera lo suficientemente contundente como para creer en definitiva. La contestación del extraterrestre no se dejó esperar y no sólo completó lo pedido, sino que llegó al extremo de expresar lo que la señora pensaba de lo leído. Impresionada la señora, temblorosamente sacó el libro de la cartera y lo enseño; nadie podía creerlo, era tal cual aparecía escrito. ¡Esto ya era más allá de todo lo esperado. . .!
    Callando el alboroto que se había levantado entre todos los asistentes, Charlie, mi hermano mayor -por demás intrigado- exigió a Oxalc que nos diese una fecha y un lugar donde pudiésemos confirmar definitivamente la autenticidad del contacto y su naturaleza extraterrestre. La contestación vino de inmediato y ésta decía:

    "Vayan a 60 kilómetros al Sur de Lima, el día 7 de Febrero; pero sólo los que aquí se encuentran y a las 9 de la noche, nos verán y esto confirmará que el contacto es real y necesario. . . “

    Entusiasmados por lo acontecido aquella noche y ansiosos por la promesa de un encuentro cercano, el grupo se unificó y se organizó para realizar la que sería la primera salida con tales inquietudes. Personalmente me seguía resistiendo a creer, por lo que quería de una vez par todas, esclarecer la naturaleza y procedencia de los mensajes.
    Sabía bien, que si en ere momento aceptaba lo improbable, significaba dar rienda suelta a la imaginación, corriendo el riesgo subsiguiente de hacernos daño, creando y creyendo todo cuanto se nos fuere ocurriendo, lo que es lo mismo que jugar con fuego. Tenía miedo de equivocarme y de llevar al error a otros, por ello apoyé desde un principio el campamento que se hizo en la zona señalada que correspondía a la localidad de Chilca, y así salir de dudas.
    Mi madre y mis hermanos me insistieron para que le hablase a mi padre, cosa que no quería hacer hasta que estuviese seguro de lo que teníamos entre manos y que si se comprobaba que el contacto era real, pudiéramos demostrarlo después; cosa que veía muy remota. Pero ellos no pudieron callarlo más y le contaron sobre los mensajes y nos dijo que él se consideraba escéptico para tales sistemas de comunicación, aunque no dudaba de -la existencia de la Telepatía, sobre todo cuando ésta se estaría produciendo con personas preparadas. Fue allí cuando mis hermanos me insistieron para que le diese una prueba a través de una comunicación, y aunque no sentí que las condiciones eras las adecuadas porque no percibía la energía que acompañaba la recepción, accedí a hacerlo y recibí un seudomensaje poco consistente, que ni a mí mismo me conformaba. Mi padre, incrédulo, pidió que le respondiéramos a través de la comunicación una difícil pregunta de Astrofísica, que según él, los extraterrestres podrían responder fácilmente; como no recibía nada, forcé la situación -me había puesto nervioso-. y escribí cualquier cosa que se me ocurrió y que evidentemente era una contestación errada. Al ver nuestro fracaso, se sonrió y trató de consolarnos diciendo:

    "Dejen estas cosas a los científicos e investigadores, sólo ellos están en capacidad para llegar preparados algún día a contactar con seres extraterrestres, y despertar su interés. En la actualidad mucha gente afirma tener tal o cual capacidad, y el no poder demostrarla es lo mismo que no poseerla".
    Mi padre no comprendió aquella vez que nosotros no alardeábamos de capacidad alguna, ni queríamos burlarnos de sus investigaciones, pero sea como sea, tomé aquel desafortunado incidente como una lección, ya que comprendía que no habíamos sido estrictos con las condiciones necesarias de comunicación. Con el tiempo comprenderíamos que no vendrían los mensajes cuando nosotros quisiéramos, sino que tendríamos que aprender a esperar saber encontrar la ocasión y la correcta disposición personal de recepción: Como un resumen de cuales deben ser las condiciones adecuadas de comunicación y a la vez un consejo para aquellos que desean seguir un proceso de preparación y predisposición para tener contacto, enumero las siguientes pautas, fruto de la experiencia de estos años y de las comunicaciones al respecto. Las mas importantes son
    - El que desea asumir la condición de antena-receptor, debe ser una persona equilibrada y de férrea voluntad, sin problemas psicológicos o nerviosos de cualquier tipo. En caso de que alguien desequilibrado buscase comunicación, lo único que conseguiría sería agudizar más su condición; aunque en un principio aparentemente, éste le trajese beneficios. como podrían ser paz y serenidad pasajera. Digo esto, porque si alguien no tiene su organismo preparado para una mayor vibración le ocurrirá lo que a un circuito de 110 voltios, le conectáramos electricidad de 220: sabemos que se fundiría, pues sus resistencias no estarían en capacidad de soportar un mayor flujo de energía.
    Ser objetivo es también importante, sobre todo para poder evaluar los mensajes y las experiencias que se viven. Esto debe significar que la persona esté abierta a la crítica de conjunto, así como ser capaz de desarrollar la autocrítica más sincera.
    La persona debe crear las condiciones para predisponer el contacto, por lo cual debe cultivar los ejercicios y prácticas necesarias para el estímulo del poder mental y fortalecimiento de la voluntad.
    Es importante, aclarar que la comunicación mental telepática es mucho más simple y sencilla de lo que se puede pensar cuando existe la práctica, y la suficiente concentración que se consigue en el trabajo personal constante. Hay que establecer la diferencia abismal que existe con la comunicación que establece el Espiritismo, Mediunismo o Espiritualismo, en la cual la persona es abordada por una conciencia externa,. viendo desplazada la propia voluntad. Esto es muy peligroso, debido a que a pesar de que se cree estar en contacto con espíritus elevados, de seres desencarnados, lo que se está haciendo es abrir la puerta a toda clase de entidades; para que se apoderen del cuerpo del médium y lleguen a dominar su conciencia, que poco a poco se ve debilitada y cada vez tiene menos posibilidades de oponerse. Igualmente con el hipnotismo se crea dependencia a voluntades externas como también con la Psicofonía que es ser un canal portavoz de un mensaje verbal, no estando plenamente consciente del mismo.
    Los mismos Guías extraterrestres nos previenen de todas estas formas, de comunicación que más es el daño que producen que el alcance positivo que logran.
    - Las personas que lleguen a sentirse propensos a la recepción, deberán gozar de la confianza de los otros, o sea inspirar seguridad y tenerla en sí mismos y en su propio trabajo.
    - La comunicación se da estando la persona totalmente conciente sin que ésta vea menoscabada su voluntad en 1o más mínimo, ya que la telepatía o idioma universal de las ideas, se da a nivel mental a distancia, comparable con una llamada telefónica entre seres concretos y materiales.
    - Se debe esperar a estar bien descansado, libre de tensiones, relajado y abstraído de problemas de cualquier tipo, buscando e1 momento y el lugar más adecuado y tranquilo, haciendo hecho la digestión, o sea varias horas después de haber ingerido alimentos, o en su defecto en ayunas. La hora no es tan importante, porque la comunicación puede llegar en cualquier momento, pero como llega avisado, esto es, acompañada de una ansiedad y necesidad de escribir, podemos situarnos en el lugar escogido y esperar un poco pasta llegar a la hora más propicia, no haciendo necesidad de recibirse inmediatamente, suspendiendo lo que estamos haciendo en aquel momento, aunque esto queda a criterio del receptor.
    - Para evitar mentalismos que no son otra cosa que sugestiones o afloraciones de nuestro subconsciente. será preferible conservar un horario y días fijos para nuestras recepciones de común acuerdo con_los Guías, para así no caer presa de la vehemencia, también nos abstendremos de abordar temas muy personales con nuestras preguntas, y que deriven en seudocomunicaciones con opiniones y consejos que por ser nuestros, disfrazados por la rúbrica de un Guía, no cuenten con la debida madurez. Es también recomenble que no se planteen en la comunicación, asuntos de los que ya tengamos una idea prefijada, pues esto también predispondría los mentalismos.
    - Es aconsejable que la comunicación se realice en presencia de otras personas que apoyen al receptor, a través de su concentración, y que estas reuniones en grupo sean realizadas en un horario preestablecido, que en ningún caso deberá afectar nuestro normal desenvolvimiento diario.
    Hemos visto hasta aquí cuales serían los requisitos en la persona que deseara recibir comunicación y prepararse para ello, siendo objetivo, equilibrado, crítico, y de férrea voluntad; pero entonces se preguntara todo el que lo intente: ¿manteniendo todo esto. lograré el contacto? y ¿si lo logro, cómo sabré reconocer que el mensaje es auténtico y no mera sugestión?

    Como ya lo he aclarado antes, son ellos los que se comunican con nosotros y no nosotros con ellos, es decir, que los Guías hacen la mayor parte del esfuerzo y nos inducen a la recepción estimulando nuestra ansiedad por conocer sobre estas cosas; pero a pesar de que ellos escogen con quien mantener contacto para a través de esa persona llegar a muchos otros también uno puede. facilitar las cosas y prepararse. Ahora que también no todos podremos conseguirlo y también no habría necesidad de que todos lo lograran, porque bastaría que uno 0 dos por cada grupo de personas lo hiciera, después de que lo intentaran. todos y aquellas personas, una vez adquirida la comunicación se esforzarán por mantenerla, observando las pautas que se han dado, pero sobre todo que siguieran contando con el apoyo del grupo en el que participa. Es muy necesario que aquel que reciba los mensajes dentro de una reunión de personas inspire confianza en los demás y a la vez tenga confianza en si mismo demostrándolo con el esfuerzo que dedique en su preparación. Cuando los Guías determinan el momento adecuado para la instrucción, seleccionan el antena y le facilitan la recepción abriéndole el Tercer Ojo y activando la antena mental.

    Con respecto al saber distinguir en las comunicaciones los mentalismos y añadidos, y separar los verdaderos mensajes de los adulterados o falsos, existen una serie de características que mantiene toda verdadera comunicación y que la hacen destacar frente a cualquier seudomensaje, y estas se podrían resumir en las siguientes:

    - Toda verdadera comunicación es atemporal, o sea que, siempre que se vuelva a leer tendrá algo que decirnos y la comprensión de la misma variará con la madurez que ganemos en el camino espiritual: no agotan el contenido de sus mensajes en una sola lectura
    - Lo recibido tendrá siempre carácter grupal, no habiendo posibilidad de comunicaciones personalistas. No nos vayamos a equivocar en juzgar un mensaje como personalista cuando el procurarse el trabajo de tal o cual hermano se está cuidando de la proyección de la Misión de contacto, y se está consiguiendo con ello un bien general.
    - Las comunicaciones son siempre constructivas , edificantes, jamás destructivas ni amenazantes. Procuran el bien general y nunca el mal de nadie.
    - El contenido de cada mensaje se halla enriquecido por nuevos aportes y no se limita nunca a ser la repetición de otros anteriores menos aún de opiniones personales de integrantes de los grupos.
    - Toda comunicación es confirmable, esto es que los Guías saben mejor que nosotros la necesidad de la corroboración de la realidad de lo recibido, sobre todo de su procedencia y buena intención de ayuda. Las confirmaciones pueden variar de acuerdo a las personas y circunstancias, pero las más comúnmente aceptada es la del avistamiento a hora señalada con anticipación, en presencia de varios testigos que den fe de la contundencia y veracidad de lo confirmado.
    Si tomamos en cuenta todas estas pautas surgidas de los consejos recibidos y de la experiencia, tendremos una mayor capacidad para discernir de entre lo recibido, cuánto y qué procede de los Guías extraterrestres.

    (9) Receptáculo universal de vibraciones a impresiones.
     
    Foro » SIXTO PAZ WELLS » Sixto Paz Wells: LOS GUIAS EXTRATERRESTRES Y LA MISION RAHMA » EL PROYECTO OZMA Y LOS SONIDOS DEL ESPACIO (CAPITULO 2)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar