RETOMANDO LA MARCHA: EL CASO BELEVAN - Foro
Lunes, 2016-12-05, 8:35 AMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » SIXTO PAZ WELLS » Sixto Paz Wells: LOS GUIAS EXTRATERRESTRES Y LA MISION RAHMA » RETOMANDO LA MARCHA: EL CASO BELEVAN (CAPITULO 4)
    RETOMANDO LA MARCHA: EL CASO BELEVAN
    bookFecha: Sábado, 2013-03-02, 4:34 AM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://es.scribd.com/doc....restres


    CAPITULO IV
    RETOMANDO LA MARCHA: EL CASO BELEVAN.




    La primera comunicación después de la aleccionadora salida conjunta con el I.P.R.I., vino como un lavado de cabeza, pues con justa razón los Guías nos instruyeron sobre la norma que habría de imperar en la Misión de allí en adelante, y que llegaríamos a desarrollar con ellos y los grupos. Esta se limitaría a no tratar de convencer imponer ideas, sino tan solo compartir con respeto y tolerancia las reacciones producidas comprendiendo que todo se da de acuerdo al momento en el proceso de apertura de cada cual. Lo que es evidente es que nadie busca agua si no tiene sed; pero cuando la tiene, hasta el instinto sensibilizado le indica donde hallarla, igualmente ocurre con los buscadores de la verdad.
    A partir de aquella fecha incorporamos el “slogan" que guiaría a todo sincero buscador que llegase a nosotros, y éste es: "Ven y Ve”,que, como implícitamente lo dice, se basa en la experiencia personal como recurso para avanzar pero con el consiguiente esfuerzo propio de cada uno.
    Después de lo ocurrido con el I.P.R.I., pasaron por lo menos unas tres semanas sin que realizáramos salidas; pero la comunicación continuó de manera interdiaria, y generalmente a la misma hora, es decir a las 9 de la noche.
    Lo que se había producido en nosotros era una suerte de madurez acelerada por los golpes ocasionados por nuestra vehemencia; no pudiendo evitar ésta, el alejamiento y divorcio definitivo con e1, I.P.R.I. Sabíamos por un lado, que mi padre se sentía herido en su amor propio por el hecho de haber comprobado de que ciertamente el contacto existia, mas no con él, sino con sus hijos; por otro lado, se evidenciaba, de su parte, una creciente actitud hostil y ridiculizante de nuestros métodos y progresos delante de la gente que rodeaba.
    Recuerdo en una ocasión, - tiempo más tarde- cuando a altas horas de la noche, salí del cuarto al comedor por un vaso de agua. Sentí un pequeño ruido en la sala por lo que me apersoné a averiguar de qué se trataba. A1 abrir las puertas, que permanecían juntas, aprecie en el interior; oculto en la penumbra, a mi padre, sentado en torno a la mesita en la que de costumbre efectuábamos nuestras recepciones de comunicaciones. Estaba él con papel y lápiz, presto a la búsqueda de algún mensaje; por lo que al percatarse de mi presencia, como que se molestó, demostrándome la incomodidad que le había producido. Le pregunté de inmediato que, si no creía en nuestro sistema de enlace con los extraterrestres ¿por qué lo practicaba? Inmediatamente y de forma muy directa me contestó diciendo:

    “Los contactos son para la gente joven que quiere un mundo nuevo y mejor, y que cree que puede llegar a fabricarlo con un solo cambio de actitud mental positiva. Sí son solo para aquellos que piensan que mientras hay vida, existe una oportunidad de empezar de nuevo.
    Yo ya estoy viejo y veo que la exigencia es demasiada o quizás somos nosotros mismos los inconformes, sabiendo muy dentro que podemos dar mucho y la exigencia viene de nuestro interior; ¡pero es tanto lo que se pide!....Bueno, en fin, ciertamente estos seres rastrean, escogen y seleccionan, así que por algo será.... y ellos saben bien a quien...”

    Note que al terminar de hablar con frases entrecortadas por la emoción, mi padre lucia triste y amargado; quise llegar a él y abrazarle, pero incorporándose rápidamente del asiento, se dirigió a su cuarto cerrando la puerta. Respete su deseo de soledad evitando toda proximidad; aun cuando sabía que aquello nos distanciaría más.
    Los mensajes que se empezaron a recibir en esta primera etapa de RAMA, comenzaron a proporcionar buena cantidad de instrucciones, bastante interesantes, que empezamos a guardar en un fólder a manera de archivo de comunicaciones. Algunos de los muchachos del grupo como Mito Duffó, tuvieron el acierto de extractar en fichas lo más valioso y contundente de las enseñanzas recepcionadas por nosotros.
    No es este libro el más adecuado para incorporar en él todos los mensajes e informaciones recibidas de los Hermanos Mayores, ya que debe remitirse a la narración de las experiencias de estos años de contacto; sin embargo las tocaremos de manera extractada y reducida, aprovechando toda oportunidad que nos brinde el contexto para exponer parte de la orientación recibida.
    El primer tema que ellos abarcaron de forma parcial -tal vez porque no le habríamos dado en aquel rnomento la importancia necesaria o quizá no estábamos preparados para entender y sobrellevar dicho conocimiento - fue el de la "Catástrofe" que se cierne potencialmente sobre la Tierra. Aquí es cuando muchos reflexionamos en cómo el fatalismo y el subconsciente colectivo, eran los que creaban tal mentalismo, pudiendo predisponer los desastres; pero esta versión pesimista del destino de la humanidad maduraría con el tiempo en la medida en que se estrecharon los vínculos con los Guías, comprendiendo cl sentido de su presencia y la voz de alerta que representa el contacto.
    Es ahora cuando sabemos que la gran "Catástrofe", que ellos advierten, es algo anunciado por un sinnúmero de revelaciones y profesías en todas las religiones y creencias, y en todas es sinónimo de una gran prueba. una selección final y a la vez el paso mediante un necesario y favorable cambio depuratorio hacia una era de paz y progreso.

    La Catastro - FE (Censo o evaluación de Fe}, es el comúnmente llamado: "Juicio de las Naciones'' del que el Cristianismo hace referencia a través de los Evangelios y en el Apocalipsis de San Juan.
    Según las civilizaciones extraterrestres que nos observan, desde que el hombre apareció sobre la faz de la Tierra, el planeta es un plano de evolución sujeto a un circulo vicioso por el cual han existido desde hace millones de años múltiples civilizaciones que alcanzaron tanto o más desarrollo que el actual, y que se destruyeron debido a su soberbia y egoísmo, que llegó a producir en ellos la pérdida de los valores espirituales y a su vez un culto esclavizante a la materia a través de una ciencia divorciada del humanismo. Los Guías han manifestado que nuevamente, el hombre, en la actualidad, se encuentra ante la posibilidad de desaparecer o avanzar, y es aquí que se nos recuerda e1 mensaje de esperanza frente al fín del mundo, lograrán en la humanidad un cambio sincero. ¿No tienen presente, acaso que no se puede imponer un cambio, ya que lo que garantiza la evolución es el uso correcto y voluntario del libre albedrío hacia la evolución sin coacciones ni amenazas, por más buena intención que exista?
    La presencia extraterrestre ciertamente es una última advertencia frente a una serie de acontecimientos que se habrán de producir, acelerando el proceso de tránsito en que se halla la Tierra y, que en vez de destruirla la llevarán hacia una transformación a costa de una destrucción parcial de su población y civilización, como depuración que estimule a una reorientación. Todo esto ocurrirá según se ha dicho en un tiempo imprecisablemente cercano, "tan próximo como para no detenerme a ver si ocurre ....” Oxalc.

    El cambio de la Tierra se conseguirá cuando el planeta entre en un estado de transición hacia a cuarta dimensión, y las circunstancias que apurarán dicho cambio serán posiblemente el roce de un cometa o un asteroide que chocará con la Tierra, produciendo alteraciones en el campo electromagnético del planeta, detonando todo el material atómico que se encuentra activado en los silos nucleares, trayendo destrucción y contaminación sobre los mismos países que los crearon. La reacción en cadena dejará sólo una parte del mundo indemne y esa sería la zona central de Sudamérica.
    El círculo vicioso se romperá al fin porque el remanente que quedará de la humanidad, que previamente habrá sido extraído de la faz del Mundo, será instruido y preparado para superar las adversidades y los errores. Las grandes naves nodrizas serán puestas a disposición de los viajeros terrestres, que en familias completas y grandes cantidades recibirán ayuda y apoyo de los hermanos mayores para preservar el género humano, escogiendo como puntos de descenso y embarque aquellos lugares señalados desde muy antiguo, como por ejemplo Nazca.
    No será, pues, como el hombre teme, todo, producto de una tercera guerra mundial, que ya hoy en día se Libra en terrenos neutrales a través de disputas que ya rebasan los limites locales, en los que intervienen Las grandes potencies en forma encubierta o descarada. Es cada vez más probable que se realice como lo señalan las computadoras, que todo.; sea producto de un accidente no previsto debido al stress de la tensión política en los mandos militares provocado por aquellos que le dieron el uso equivocado a la energía liberada. Ciertamente, vendrán estos sucesos cuando el ambiente halla llegado al máximo de degeneración y pérdida de todos los valores morales, lo cual sin ser profetas podemos apreciar a simple vista que no está muy lejano, ya que están a la orden del día el egoísmo, el desequilibrio y el mal, que gobierna nuestra civilización.
    En la actualidad, la explosión demográfica y sus consecuentes problemas, son interpretados por las mentes extraterrestres, como una respuesta del Universo frente al momento de evaluación que atraviesa la Tierra y a la condición de trampolín en la evolución que ofrece, por lo que muchos seres con potencial de evolución que pertenecen a otros planetas que se hallan también en la tercera dimensión están siendo enviados a éste, encarnándose para aprovechar la oportunidad de trascender, encarando la prueba del hombre. De esto se desprende que tantas personas no se identifiquen con ninguna época de la historia del Mundo, antes bien, cuando hacen ejercicios de retroceso reencarnativo surgen detalles completamente ajenos a lo conocido. Muchos, pues, no pertenecen al ciclo de encarnaciones del planeta, pero todos aprovechan la coyuntura que se presenta favorablemente para una prueba de cambio y evolución.
    ¿Pero es acaso la ayuda y protección prometidas vía naves del espacio, la garantía, de que posteriormente no se reincida en los errores de siempre?
    No tendremos tal seguridad al menos de que el hombre llegue a lograr el estado de conciencia que le permita valorar y sobrellevar la experiencia de todo lo pasado. Este cambio de actitud frente a la vida, no lo conseguirá tan fácilmente si seguimos viviendo en anti - amor que es el egoísmo, pues esto va contra nuestra propia naturaleza. El hombre es un ser social, se realiza en sociedad a través de relaciones humanes cada vez más humanas; en la medida en que comparte y da de sí, logra ejecutar el plan cósmico que existe sobre él que le asigna un lugar singular en la armoniosa disposición del Universo. Negar esto. es negar nuestra propia esencia.

    ¿Será, acaso, que por ver el ejemplo que nos den, logremos el tan necesitado cambio? Quizá con un buen ejemplo delante nuestro podamos avanzar algo, pero ¿cuánto duraría? Ellos tendrían que irse y con su alejamiento volveríamos a nuestras andadas, como ya ha ocurrido en otras épocas. La única forma de asegurar que el hombre supere sus debilidades y asuma su momento de evolucionar es facilitándole y haciéndole accesible el conocimiento, "Solo la verdad puede hacer libre al hombre”, pues el miedo e inseguridad existente por los que se orina el acaparamiento, la riqueza desmedida y las guerras, son debido a la incertidumbre y al temor, que no son otra cosa que la ignorancia y la falta de identificación con el poder de la voluntad y la esencia mental y espiritual de la vida. Es en éste aspecto en que tendríamos que profundizar más adelante, pues en la recepción del conocimiento y percepción de la verdad, está en gran parte el sentido de la experiencia vivida.
    Los mensajes que siguieron al de la Catástrofe, hacían hincapié permanentemente para que nos prepararáramos a difundir lo que estábamos pasando; todo esto lo recibíamos con mucho respeto a pesar de que no entendíamos nada de lo que se nos decía, ni a qué se referían con aquello de "una preparación"
    Las salidas se reiniciaron a mediados de Marzo por invitación de los Guías, pero para esto ya había un lugar escogido de antemano quo habíamos descubierto en la reunión con el I.P.R.I. cuando seguimos el paso de una de las naves que iba en dirección norte. Ese lugar lo llamaríamos “ la mina”, por haber servido antes como cantera.
    Era bastante acogedor por encontrarse entre colinas bajas, que daban la condición de aislamiento sin estar muy lejos de la carretera; en éste lugar percibimos un extraño y permanente zumbido así como una claridad peculiar. Consultando aquel, fue confirmando como muy propicio para nuestros trabajos, y siempre íbamos a las experiencias fijadas con anticipación, podíamos contemplar cómo una nave al pasar por allí a una altura de unos quinientos metros, lanzaba potentes haces de luz, bombardeando toda aquella zona, dejando una espesa neblina de color azulado con chispazos plateados. Las comunicaciones recomendaban que en aquellos lugares irradiados y positivisados, efectuaremos nuestros trabajos de "instrucción" que consistían en un aceleramiento de vibraciones y activación de nuestro potencial de percepción extrasensorial, mediante ejercicios integrales. Al terminar, la presión en la nuca y en la frente, nos mostraba la intensidad de lo realizado; a la vez teníamos que prescindir de nuestros abrigos por el intenso calor que sentíamos y que nos duraría varios días. Otro detalle de aquellas salidas era que retornábamos fosforescentes, es decir, con un brillo peculiar que recién desaparecía a la mañana siguiente, siendo la Mochi la primera que se percató de ello.
    El lugar ubicable cerca del kilómetro 58 de la Carretera Panamericana Sur, dirigiéndose unos pocos kilómetros hacia el Este, o sea hacia las montañas, serviría durante los siguientes cuatro meses como sitio adecuado para las prácticas de preparación que requerían silencio y soledad.
    Una a una las incontables salidas nos fueron haciendo descubrir la existencia de un plan preconcebido, por lo que nada de lo vivido habría de ser casual sino programado por las jerarquías cósmicas.
    Para que el ego no se nos inflara con las vivencias, nos recordábamos mutuamente y de forma permanente, que eran ellos lo que hacían posible el contacto y que antes, durante y después de nosotros, el contacto habría existido con cientos de miles de personas, buscando una reacción similar a la producida en nosotros.
    Ha sido difícil durante todos estos años mantener la actitud de humildad inicial para dejarnos guiar y aceptar las pautas y orientaciones; no niego que más de una vez hayamos perdido el rumbo, sobre todo cuando ha entrado a taller la soberbia y la vanidad. El secreto parece estar en no perder de vista la meta que se procura, así como nuestra condición de simples instrumentos conscientes que la labor consiste en dejar pasar, poniendo de lado nuestros propios intereses y ambiciones personales. Tomemos como ejemplo un tubo, que en sí mismo no es útil sino en la medida en que conectado como parte integrante de un todo, permite el paso a través de sí.

    No habrá mérito en el cumplir la función asignada sino aceptar libremente nuestro camino y los requerimientos de que consta. Por más instrucción que hayamos recibido hasta este momento en otras existencias o planos de evolución, recordemos que estamos aquí porque no hemos sido mejores en otras vidas, pues como sabemos: somos el producto de nuestros existencias pasadas, pero ciertamente algún mérito habremos tenido como para que se nos asigne la oportunidad de estar conscientes pudiendo hacer uso de nuestra libertad para fortalecer la voluntad frente a las pruebas.
    Fuimos escogidos de entre el común de las gentes, recordando que de entre los sencillos son los llamados a un servicio que desorienta a los considerados sabios.
    La dimensión humana de contactos como éste se encuentra en hacer que el hombre redescubra los valores perdidos y sobre todo al prójimo, a través del cual el espíritu del creador se nos hace mas accesible.
    Cada uno debe labrarse, con mucho esfuerzo y sacrificio, un lugar en la MISION DE SALVACION de las raíces humanas y la supervivencia del hombre sobre la faz de la Tierra.
    Al despertar poco a poco al objetivo del contacto que se mantenía con nosotros, y que después continuarían con muchos miles de personas más, fuimos comprendiendo que los Guías habían dispuesto la forma para que la información y la orientación terrestre no recayera toda en una sola persona exponiéndola con ello al error y a fracaso; por lo que para el mes de Abril, éramos varios los que recibíamos comunicación de los Hermanos Mayores: Charlie, con los Guías Godar y Kulba de Alfa Centauro; Juan Acervo, con el Guía Antar de Morlen; y yo con Oxalc. Luego, un mes más tarde, se nos unió Rosita, mi hermana, con su Guía femenina Xanxa, también de Centauro.
    Con nuestro progreso en la reflexión de los mensajes y las continuas salidas, los Guías ajustaron más el entrenamiento, haciéndonos pasar durante todo el mes de Abril las llamadas pruebas de autocontrol; ya sea individuales o colectivas, que consistían en algunos cases, en recomendar a cada persona que se alejase del grupo en el día o en la noche a la distancia que ella considerara pero no más de una hora, para vencer, según ellos, los temores, enfrentándolos, ya que como lo hemos dicho, a lo único que debemos temer es a nuestro propio miedo, porque sólo él es capaz de generar situaciones reales de peligro, creadas por la inseguridad que nos expone a ocasionarnos nosotros mismos el daño.

    Ciertamente, el miedo nos sensibiliza a tal extremo, que amplifica ruidos y crea visiones distorsionando la realidad, haciéndonos ver muchas veces, seres, que si bien existen en otras dimensiones, son incapaces de poder dañarnos.

    Otras pruebas de autocontrol, pero de carácter colectivo, se dieron a comienzos de Mayo cuando durante dos semanas seguidas, y a pesar de tener comunicaciones que afirmaban la participación extraterrestre con presencia tangible, ellos no aparecieron por ningún lado, y lo peor aún, dejándonos hasta con la sensación total de abandono y alejamiento por parte de ellos. Creíamos entonces, que habíamos perdido la brújula habiéndoles ofendido de alguna forma; pero no era así; luego de un lapso, las naves volvieron con mayor continuidad y contundencia que nunca, ratificando en las comunicaciones el carácter de prueba de la que debíamos de salir airosos. Habíamos entendido de que si bien el trabajo sería conjunto, no debíamos crear dependencias que impidieran el pleno ejercicio de nuestra voluntad para continuar o no; pero también, que siempre tuviésemos presente que nuestro trabajo estaría permanentemente vinculado a la relación estrecha que con ellos mantuviéramos.
    El I.P.R.I., por la falta de un local propio debido a problemas económicos se trasladó a la case de mi padre; allí, en la sala-en el mismo lugar donde meses antes de había recibido el primer mensaje del Guía Oxalc- continuaron sus reuniones, obligándonos a nosotros a refugiarnos en el comedor de esta antigua pero grande y acogedora case verde de Barranco, en la esquina de un agradable malecón, frente al Océano Pacífico, y con unas bellísima vista del otrora exclusivo balneario de Chorrillos, en Lima, la capital del Perú.
    Las personas de nuestro pequeño grupo no mantenían relación con la gente del I.P.R.I., pero mi mamá, que participaba en parte de ambos en. aquel entonces, observaba de entre aquellas personas que llegaban interesadas donde mi padre por el tema de los Ovnis, quiénes podían vibrar en el contacto, y atraía a algunas de ellas hacia nuestras reuniones. Tal fue el caso del Ingeniero pesquero Carlos Belevan, quien a fines de Mayo tuvo que mudarse, para lo cual a la hora de la mudanza y mientras se preparaba su nuevo hogar, había dejado parte de sus enseres en diferentes lugares, como cases de amigos y parientes. En eso se le traspapelaron importantes documentos legales, hallándose en graves problemas porque de ellos dependía los pagos de planilla de los empleados a su cargo. La premura del tiempo lo sumieron en un estado de angustia y desesperación, por lo que sin retardo y después de agotar todos los recursos de búsqueda, vino donde nosotros y planteó su problema demostrando su convicción en que los extraterrestres podían ayudarle. Y así fue al ser consultado Oxalc, dijo el lugar exacto donde estos se encontraban. El Ingeniero Belevan humildemente replicó que allí los había buscado y que además el objeto descrito, dentro del cual se suponía debían hallarse los papeles no existía, y además era inverosímil que en él se guardaran porque debía ser éste una antigua lavadora de rodillo que él no poseía. Fuimos juntos al lugar de la mudanza y en una lavadora propiedad de los parientes del Ingeniero, dueños del depósito, se encontraban dichos documentos tal cual lo dijeron los Guías. Esto, además de estimular la fe de todos nosotros, motivó al Ingeniero a dar a conocer públicamente, importantes evidencias captadas por él y su compañía, en 1969, de la existencia de bases submarinas de los Ovnis en la costa peruana, específicamente frente al Departamento de Lambayeque, en el norte del país. En esa época, la nave de pesca “Roncal”, una de las bolicheras de arrastre de la Compañía Norpesca S.A., había logrado captar a través del sonar, una serie de ecosondas del fondo marino, donde aparecían claramente delineadas astronaves extraterrestres mientras se buscaban bancos de peces; además, aparecían en el relieve, lo que supuestamente serían instalaciones y estructuras.

    En este tiempo, todavía seguía asistiendo a la Asociación Yoga en la que participaba asiduamente los días Jueves, llevando a cabo en forma colectiva mantralizaciones durante las meditaciones y luego las volví a repetir pero en forma personal en la casa.
    En la Asociación no sabían nada de mis experiencias con los Ovnis, porque aún no había considerado oportuno dárselas a conocer; quizá por el temor al rechazo y la incomprensión, a pesar de la amplitud de criterio que allí predominaba. Hasta que un día del mes de Junio me aventuré a confiarle sobre el contacto a la señora Silvia y ella recelosa frente a nuevas orientaciones que honestamente -pensaba ella- me podían apartar del progreso allí logrado, me dijo:

    "La mente juega muchas malas pasadas. El subconsciente puede llegar a dominarnos si es que antes no lo aprendemos a controlar nosotros; por ello, ¡ tenga cuidado. . . Son muchos los elementales y entidades de todo tipo, que falsamente se pueden presentar bajo diversas apariencias, algunas de ellas atractivas y hasta aparentemente elevadas “

    Aunque ella tenía muchísima razón, el contacto era demasiado real y comprometido para hacerme atrás:, por lo cual, después de esto, consideré conveniente abrirme y dejar la Asociación, para dedicarme de lleno a los mensajes de los cuales tenía la certeza que procedían de planos y entidades materiales y espiritualmente definidas por la Luz. Lamenté mucho el alejamiento pero esto también se producía porque la Asociación había perdido su espíritu original al institucionalizarse; adquiriendo su reconocimiento jurídico, se había preocupado más de lo social e institucional que del trabajo profundo.
    Las comunicaciones seguían acumulándose y reuniéndose en el fólder de archivo que guardaba en mi cuarto; el cartapacio esta repleto de mensajes e informaciones valiosísimas por su trascendencia, sobre todo en temas tan nuevos para nosotros como eran la vida en los planos espirituales, los mundos habitados; los diversos cuerpos del hombre, la pluralidad de existencias, la gran pirámide, etc.

    En el mes de Junio se dio un hecho que marcó un momentáneo estiramiento en las relaciones con los Guías, pues en este mes sufrimos una prueba durante una de las salidas. En aquella ocasión y como queriendo olvidar todos los consejos dados anteriormente, así como los errores cometidos, nos vimos tentados a invitar a personas ajenas al grupo para que asistieran con nosotros a una experiencia programada con toda seriedad a través de comunicaciones. El no haber tenido para nada en cuenta, la opinión de los Guías fue contraproducente para nosotros porque no sólo no ocurrió nada, sino que además nos sobrevino la duda con relación a la recepción. Durante más de quince días no hubo comunicaciones, tal vez por pura vergüenza e inseguridad, además no nos atrevíamos a escuchar su razonable y comprensible llamada de atención. Luego volvieron gradualmente los contactos cuando analizarnos y corregimos nuestras fallas.
     
    Foro » SIXTO PAZ WELLS » Sixto Paz Wells: LOS GUIAS EXTRATERRESTRES Y LA MISION RAHMA » RETOMANDO LA MARCHA: EL CASO BELEVAN (CAPITULO 4)
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar