INDICE-PREFACIO-BIOGRAFIA - Foro
Sábado, 2016-12-10, 4:21 PMBienvenido(a) Visitante | RSS
CONTACTO ADONAY
ENTRADA
TEMAS MAS LEIDO
  • LECCIONES DE CONCIENCIA CÓSMICA (9)
  • LO QUE LOS EXTRATERRESTRES HAN DICHO A GIORGIO BONGIOVANNI (4)
  • HISTORIA DE LA HUMANIDAD TERRESTRE (4)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • LABORIOSIDAD INTERPLANETARIA (3)
  • AMA A TU PROJIMO MAS QUE A TI MISMO (3)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • BARATH, ATLÁNTIDA, ISLA POSEIDÓN (3)
  • GRIGORRI RASPUTIN. RUSIA (2)
  • IMPORTANTE LEER : LOS HIJOS DEL SOL Y LOS HIJOS DE LA TIERRA (2)
  • IR A: VIDEOS - BLOG  [ Mensajes privados() · Nuevos mensajes · Participantes · Reglas del foro · Búscar · RSS ]



    Página 1 de 11
    Foro » ACERCA DEL MAESTRO JESUCRISTO » Giorgio Bongiovanni, libro: EL RETORNO (DE JESUCRISTO) » INDICE-PREFACIO-BIOGRAFIA
    INDICE-PREFACIO-BIOGRAFIA
    bookFecha: Viernes, 2013-05-31, 11:07 PM | Mensaje # 1
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    Extraido de:
    http://unpuntoenelinfinito.com/images....OLO.pdf




     
    TERCER MILENIO

    EL RETORNO
     


    Los mensajes celestes recibidos por Giorgio Bongiovanni sobre la Segunda Venida de Cristo

    Ediciones A. C. Giordano Bruno
    © Copyright 2012 by Associazione Culturale Giordano Bruno

    Via Molino I, 1824 - 63811 Sant’Elpidio a Mare (FM) Tel. e Fax: 0734/810526



    Prefacio

    La recopilación de los mensajes celestes recibidos por el vidente estigmati- zado Giorgio Bongiovanni sobre la Segunda Venida de Jesucristo encuentra sus razones en una de las recientes visiones que ha tenido el contactado en el transcurso de una sangración de los estigmas impresos en su cuerpo desde hace 23 años.
    El Maestro de los maestros, Jesucristo, que a lo largo de estos años ha trazado los lineamientos de la misión espiritual y humanitaria de Giorgio, se le apare- ció pidiéndole que haga conocer todos los mensajes sobre Su próximo retorno a la Tierra. Mensajes Celestes recibidos por Giorgio desde el año 2000 hasta el día de hoy.

    Los puntos fundamentales de la misión de Giorgio Bongiovanni son 3:

    1) La Segunda Venida gloriosa del Señor a la Tierra para el juicio universal, con premio eterno para los buenos y larga purificación (muerte segunda) para los malos; la resurrección universal. La reencarnación. El cosmos habitado por seres humanos y espirituales.
    2) La denuncia del Anticristo (los males que afligen al hombre, la criminalidad mafiosa, los fomentadores de guerras, la economía opulenta, las degeneracio- nes, etc.).
    3) Ayudar a los niños indefensos y a todos los débiles.

    Cristo, que se le aparece a Giorgio Bongiovanni y le habla, parece promover la reflexión profunda y la comprensión de la Verdad a través de la puesta en práctica de los valores universales del amor, de la paz y de la justicia social, prescindiendo de que se crea o no en Él.
    Que la lectura de esta recopilación guíe hacia un exuberante florecimiento de esa consciencia que repudia todo tipo de violencia y conflicto, como los que están destruyendo sin vuelta atrás a todo el género humano.

    En fe

    Mara T.
    Sant’Elpidio a Mare
    Abril de 2012

    Biografia

    Giorgio Bongiovanni nació en Sicilia, en Floridia (SR), el 5 de septiembre de 1963.
    Cuentan, su padre Carmelo y su madre Giovanna, que desde pequeño mostró una actitud particular hacia los demás.
    Su vida cambia por primera vez en 1976, cuando contaba con tan solo 13 años y encuentra a Eugenio Siragusa, el notable contactado Cataniense que se vuelve su Padre Espiritual.

    Eugenio despierta a Giorgio a la Conciencia Universal, lo sigue y lo educa con enseñanzas cósmicas, que en algunos casos, son confirmaciones y explicaciones de experiencias que Giorgio ya había vivido: avistamientos de globos luminosos y encuentros con Seres especiales, de cuya real esencia, tomará conciencia en el curso de los años.
    Impulsado por aquella llama ardiente que Eugenio Siragusa pusiera y encendiera en su Espíritu, Giorgio se dedica en cuerpo y alma al estudio de los mensajes que su Padre Espiritual recibe de antiguos Seres, venidos de otros mundos, para asistir al evento de la creación de nuestro sistema solar y para ayudar a la raza humana en su recorrido evolutivo.

    Aprende que el planeta Tierra es una criatura viva, cuyo Espíritu puede ser identificado con aquel Ser, comúnmente indicado, con el nombre de María, Myriam o Madre Tierra, según las culturas. Una madre generosísima que, sin pedir nada, nutre incesantemente a sus hijos en total simbiosis con el Sol -la sede de la Luz Crística- que, como un Padre, la fecunda dando la Vida para luego iluminarla y calentarla.

    Al mismo tiempo, Giorgio comprende que esta misma Madre se encuentra en peligro, a causa del gravísimo estado de contaminación y sobre todo por el altísimo riesgo de conflicto atómico.
    Son, de hecho, muchísimas las advertencias de estos Seres, que a través de Eugenio Siragusa, manifiestan una viva preocupación por la supervivencia del planeta y por lo tanto de la raza humana, adelantada en ciencia pero no en conciencia.

    Con el pasar del tiempo la personalidad espiritual de Giorgio va delineándose siempre con mayor claridad. Con su hermano Filippo y algunos amigos, funda el periódico Nonsiamosoli que conjuga los diversos aspectos del Mensaje de Eugenio Siragusa: la vida en el universo, la degeneración del hombre afectado por el Harbar, la peste de las neuronas del cerebro causada por la contaminación que lo empuja a cumplir actos de locura, como matar y matarse, comprometiendo así, el equilibrio del planeta.
    La actividad de divulgación lo lleva a trasladarse a Le Marche, donde todavía reside. Allí se casa con Lorella que le dará un hijo: Giovanni.

    Giorgio mantiene a su joven familia gracias a su pequeña actividad empresa- rial en la que produce accesorios para calzados.
    Este trabajo, que le ocupa muchas horas, Giorgio lo alterna con la edición del periódico, la organización, la participación en conferencias y los contactos con todas las personas en el mundo que se enteran de la existencia de Eugenio Siracusa.
    Un día, el 5 de abril de 1989, cerca del mediodía, Giorgio sale de su trabajo para ir a almorzar y divisa al lado de su auto a una señora que parece que lo está esperando. Lo golpea la luminosidad que proviene de este Ser, porque el sol primaveral está alto en el cielo.

    Acercándose, se da cuenta que la Señora vestida de blanco está suspendida sobre la tierra. Lo saluda, le dice que se llama Myriam y lo invita a preparar- se para encuentros sucesivos. Giorgio está emocionado, pero turbado. Entra en su casa, le cuenta todo a Lorella y se precipita al teléfono para llamar a Eugenio Siragusa que lo tranquiliza explicándole que ha sido visitado por la Virgen.
    Siguen nuevas apariciones, cada vez más intensas, hasta que la Virgen invita a Giorgio a trasladarse a Fátima porque allí le daría un signo para toda la humanidad.

    El 2 de septiembre de 1989, Giorgio, acompañado de dos amigos españoles, está de rodillas bajo la gran encina que domina la plaza del santuario. Ha llevado de regalo rosas rojas y aguarda recogido en oración. Como se lo había prometido, la Madre Celeste lo llama y Giorgio cae en éxtasis. Ve de nuevo al Sublime Ser que le pregunta si está dispuesto a portar parte del sufrimiento de su Hijo. Giorgio acepta el ofrecimiento de la Virgen y ve salir de su pecho, adornado con una rosa blanca, dos rayos de luz que lo golpean en las palmas de sus manos.
    Giorgio cae hacia atrás. Los amigos acuden en su ayuda y ven formarse so- bre el dorso de sus manos una especie de hinchazón que poco a poco se va lacerando, como si un clavo empujase de abajo hacia arriba, para abrirse en una profunda herida que traspasa completamente las palmas. Los dolores son lacerantes y el trauma espiritual es profundo. Giorgio vuelve a su casa, donde lo esperaban Lorella y Giovanni dispuestos a compartir su sufrimiento y la bendición que el milagro de los estigmas encierra en su misterio.

    Su vida cambió para siempre.

    Las copiosas sangraciones cotidianas ocurren también varias veces durante el día y son muy dolorosas. Solo después de horas Giorgio está en condiciones de recuperarse.
    A pesar de sus tentativas, se da cuenta de que no puede continuar trabajando y se ve obligado a vender su pequeña pero también fructífera empresa.
    De ahora en adelante cada uno de sus recursos espirituales, físicos, humanos y materiales (incluidos aquellos que le fueran donados o prestados) serán empleados totalmente en la misión confiada por la Virgen.

    En efecto, además de estigmatizarlo, la Señora le asignó como primera misión la divulgación del Tercer Secreto de Fátima, que la Iglesia Católica y Sor Lucía (la última de los videntes fallecida en febrero del 2005) habrían debido difundir ya en 1960 en obediencia a Su disposición.
    Durante las sangraciones Giorgio tiene también la visión del Maestro Jesús, que sucede a la Virgen como guía de su misión. La Virgen se le aparecerá solo en específicos momentos de su vida, ya sea para consolarlo o para aliviarle los muchos sufrimientos de los cuales su camino pronto se mostrará constelado.
    Con los primeros viajes por el mundo comienza también la primera parte de la misión de Giorgio Bongiovanni. España, Argentina, Uruguay y Paraguay, son las metas iniciales.

    En Asunción del Paraguay, Giorgio encuentra a la Reina Sofía de España a quien le muestra los estigmas. Será ella misma la que después, el 27 de octubre de 1990, en Madrid, le presente al entonces presidente de la Unión Soviética, Michail Gorbachov y a su mujer Raissa. Al premier ruso el joven estigmatizado le pide permiso para dar a conocer el Tercer Mensaje de Fátima en su país, concesión que le será otorgada.
    Son numerosos, también, los encuentros con la gente común que quiere conocer su historia.

    Muchos le creen. Otros se le oponen, fundamentalmente por su posición cada vez más distante de los dictámenes de la Iglesia Católica que lo quiere obediente, y sobre todo muy prudente, en la divulgación de determinadas verdades que se encuentran alejadas de la doctrina oficial.
    En efecto, los mensajes que Giorgio recibe del Maestro Jesús, contienen en sí mismos, elementos tan simples como revolucionarios. La reencarnación, la vida en el universo, la verdadera esencia de la Iglesia, la ley evolutiva de causa–efecto, las severas amonestaciones a los hombres violentos y egoístas, sus advertencias contra las guerras y las crueldades infligidas a los más pobres y a los más inocentes, así como los ataques directos a los dictadores y a los impíos, vuelven su discurso un tanto impopular.

    Y de nuevo septiembre, y otra vez 2, pero de 1991. Giorgio está en Porto S.

    Elpidio, en su casa. Sangra y el Señor Jesús le muestra “dos cruces para la humanidad, una que redime y otra que castiga”. En el mismo momento se forman en sus pies dos cruces sangrantes. Es un nuevo trauma tanto para él como para su familia. Giorgio pensó que se trataba de un signo temporal porque de lo contrario temía no estar en condiciones de caminar y no poder cumplir con lo que se le había encomendado. Pero pasan los días y las dos cruces van tomando la misma forma de los estigmas de las manos. Sostenido por Lorella y otros amigos se levanta, y con mucha fatiga logra dar algún paso.
    Comprende que las heridas serán permanentes.
    Con las manos y los pies marcados Giorgio Bongiovanni llega a Moscú.

    Quizás fue la primera vez en la historia que un hombre religioso habló a un público de 150 millones de personas, en directo y desde el primer canal de la televisión nacional.
    Es el 2 de abril de 1992 y Rusia se ve convulsionada por el golpe militar que depone a Gorbachov, barriendo de esa manera con la única posibilidad de una probable apertura pacífica hacia Occidente.

    Giorgio dirige una convocatoria a las autoridades con el fin de que los jefes del Kremlin no abandonen a la nación en la corrupción y el deterioro. Explica que la Virgen María, en la segunda parte del mensaje de Fátima, había pedi- do que Rusia se consagrara a su Corazón Inmaculado, porque de otra forma se esparcirían sus errores por el mundo.

    Imposible no leer, en la desesperada advertencia, la referencia al peligro nu- clear que esta potencia en decadencia continúa representando aún hoy en día, refiriéndose al armamento en desuso y a la liquidación de materiales contaminantes; así como a la expansión del crimen organizado que lava miles de millones de dólares reinsertándolos en el circuito mundial.
    En clara oposición con la iconografía clásica del vidente inmerso en oraciones y curaciones que propagandiza el poder eclesiástico, los estigmas de Giorgio Bongiovanni son una admonición viviente sobre los eventos de la historia con- temporánea, algunos de los cuales, a menudo, anticipa.
    Es el caso de África, un continente particularmente querido por Giorgio por la profunda conmoción que en él suscitan el sufrimiento y la aristocracia espi- ritual de este pueblo martirizado por la miseria, por los horrores de la guerra y las enfermedades.
    También allí, en Kinshasa (ex Zaire), participa en una transmisión televisi- va. El joven estigmatizado habla con humildad, pero con extrema firmeza. Acusa al dictador de entonces, Mobutu, de salvaguardar solo sus intereses pisoteando los de su gente. El hecho fue de tal magnitud que la transmisión fue interrumpida por la irrupción en el lugar de algunos soldados del ejército de represión.

    A una muchedumbre de hombres y mujeres reunidos en un estadio, Giorgio les pide que permanezcan unidos en el nombre de Cristo y que no cedan a la trampa y a las disputas étnicas fomentadas, y sobre todo financiadas con armas y dinero de los estados extranjeros interesados solamente en saquear su rico territorio.
    A pesar de la viva sensibilidad mostrada frente al signo y frente al mensaje, lamentablemente, en los lugares tocados por Giorgio en sus numerosos viajes, se desencadenarían guerras fraticidas y trágicos genocidios cuya brutalidad convulsionará también al tranquilo Occidente.

    Años después, siempre en directo por Televisión, mostrando los estigmas, Giorgio advierte también al pueblo argentino sobre la crisis económica que poco después se desencadenaría.

    El año 1992 es muy significativo para Giorgio.

    El 28 de mayo, y de nuevo en Sudamérica, en Montevideo (Uruguay), se le abre el quinto estigma, en el costado, en el lado izquierdo. La sangración es abundante y el manar de la sangre dibuja en el cuerpo del joven la evidente forma de un cáliz.
    Cinco días antes, en Italia, fue bárbaramente asesinado el juez Giovanni Falcone, junto a su mujer y tres agentes de su escolta. Dos meses después correrá la misma suerte el juez Paolo Borsellino junto a cinco guardaespaldas, muertos por sus inigualables servicios al valor de la Justicia. La muerte de los dos jueces sicilianos golpea profundamente a Giorgio y señalará un giro determinante en su historia.

    Por el momento sería solamente una cita aplazada.
    En otoño Giorgio estará de nuevo en Rusia. Entre varias citas, Giorgio es invitado a Alma Ata, en Kazajistán, para participar en el Congreso de la Concordia Espiritual, donde estaban presentes los representantes de todas las iglesias orientales. Durante su intervención invita a todos a la unión espiritual y humana, más allá de las diversidades culturales y religiosas.
    La palabra religión viene del latín religare, que significa unir, pero las distintas iglesias no solo han dividido a los hombres con las guerras “santas” que continúan azotando al mundo, sino que -a causa de su corrupción temporal- han determinado el alejamiento del ser humano de su esencia espiritual, relegándolo a la desesperación material.
    Conjugar las fuerzas positivas en cualquier ámbito que se opere es una de las prioridades de la actuación de Giorgio.

    Desde el principio de su misión, intenta ponerse en contacto con todos los videntes marianos que hubieran recibido mensajes de advertencia -tal como le estaba sucediendo a él- exhortándolos a revelar las profecías que la Virgen les confiara con el fin de avisar a los respectivos pueblos los enormes riesgos que correrían.
    Todos respondieron que se habían sometido a las decisiones de la Santa Madre Iglesia, obedeciendo, de esa forma, a las disposiciones de silencio que les habían sido impuestas.
    Sin embargo, la Celeste Señora, en Medjugorie, había profetizado la terrible guerra que, de allí a no muchos años, se verificaría en la tierra Yugoslava.
    También en África, con los videntes ruandeses, había predicho las atrocidades del genocidio que se produciría, mostrándoles ríos de sangre y montañas de cadáveres.
    Es difícil decir ahora si todo ese dolor podría haber sido evitado simplemente respondiendo a la desesperada petición de la Virgen que llamaba a la conversión y al arrepentimiento de todos sus hijos, indistintamente, prescindiendo de su procedencia o etnia.
    La misma Sor Lucía Dos Santos delegó la revelación del tercer Secreto al Vaticano, que el 13/05/2000 dio a conocer una versión, a juicio de muchos, parcial.
    Con este propósito, Giorgio editará una publicación en la cual da una explicación detallada del Mensaje tal como lo recibió, y una interpretación más completa de la visión.

    Precisamente, la aparición de Fátima se encuentra ligada a otro aspecto fundamental de la experiencia de Giorgio.
    De hecho, la Virgen -además de la inminencia de la Tercera Guerra Mundial causada por la perseverancia del hombre en su conducta violenta, egoísta e irresponsable- le preanuncia que “seres cósmicos llegarán sobre la tierra de lugares lejanos del universo, en el nombre de Dios”.
    Es una revelación extraordinaria, de la que también Lucía tenía conocimiento y que escribió de su puño y letra en 25 líneas que aún hoy son mantenidas en el más absoluto secreto.
    La unión entre las apariciones marianas y la visita de seres provenientes de otros mundos es avalada por muchísimos testimonios que aseguran haber visto globos luminosos en el cielo, en correspondencia con la mirada estática de los videntes. Son muchísimas también las pruebas filmadas y fotografiadas en este sentido, algunas de las cuales se remontan a tiempos antiquísimos como lo demuestran incluso cuadros del siglo XV.
    Asimismo, Giorgio, durante las primeras experiencias ve tanto a la Virgen como a Jesús salir de globos de luz, y entre los mensajes que recibió son muchísimos los provenientes de Seres Extraterrestres.

    Entre los más importantes hay algunos que conciernen a la visita del Cristo a otros planetas donde, en lugar de ser crucificado, fue escuchado por los seres de estas civilizaciones que, por lo tanto, fueron redimidas.

    Son cuatro objetos voladores luminosos los que, posteriormente, preparan al joven estigmatizado para un ulterior signo de sufrimiento.
    El 26 de Julio de 1993, durante un viaje a Aurora (Uruguay), se abre sobre su frente, a la altura del tercer ojo, una herida en forma de cruz: es el sexto estigma.
    Antes de retornar a su casa, Giorgio se detiene en la ciudad de México donde lo entrevista, por primera vez, el famoso periodista Jaime Mausann, que sería el autor del único vídeo existente sobre su historia, para el que Giorgio, teniendo plena confianza en el profesional, se sometió a análisis y pruebas hematológicas, psicológicas y psiquiátricas.

    El resultado confirma el pleno equilibrio mental del hombre y diagnostica una sorprendente diferencia en la velocidad de coagulación de la sangre que sale de los estigmas, respecto de aquella que mana de sus venas. Y en el perfume... De las heridas emana una fragancia a rosas. Las heridas a pesar de las condiciones higiénicas con las cuales Giorgio se ha encontrado durante los viajes por el mundo, que en muchas oportunidades distaban de ser óptimas, nunca presentaron rastro alguno de infección y tampoco fueron tratadas con medicamentos ni pomadas. La única protección que utiliza después de sus sangraciones son guantes, calcetines de algodón y una gasa sobre el costado. Los médicos hasta ahora han juzgado su caso como inexplicable.
    A partir de este momento Jaime Maussan será un atento observador de la experiencia de Giorgio, de cuya validez se ha hecho garante durante las transmisiones televisivas y radiofónicas que él mismo dirige en su país, así como en los numerosos programas y conferencias públicas internacionales a las que acude como invitado.
    En septiembre de 1993 se efectúa en Nicolosi (Catania) una reunión con re- presentantes de todos los centros Nonsiamosoli que se fueron instituyendo en el mundo con el paso de los años.
    En aquella ocasión, ante centenares de personas (entre las cuales había algu- nos periodistas), Eugenio Siragusa entrega oficialmente en las manos de su Hijo Espiritual la responsabilidad de la difusión del mensaje universal del que los dos son testigos.

    Está presente en el encuentro también Jaime Maussan quien, en el Congreso Ufológico de San Marino que tuvo lugar unos días después, presenta a Gior- gio al antropólogo alemán Michael Hesemann. El encuentro con estos dos eminentes investigadores, que se volverán después dos queridos amigos, mar- ca para el estigmatizado el comienzo de una nueva fase de su misión.

    De hecho, Hesemann introduce a Giorgio en el ámbito de la comunidad ufológica internacional y, por primera vez, en Noviembre de 1994, participa en el Congreso UFO internacional de Mesquite (Nevada) donde se reúnen los mejores estudiosos del fenómeno para presentar los resultados de sus investigaciones.
    El rol de Giorgio, en el interior de ese ambiente que lo recibe con agrado y afecto, es el de explicar el significado espiritual de la visita extraterrestre sobre la Tierra. En efecto, hasta aquel momento los expertos de todo el mundo estaban mayormente concentrados en la búsqueda y en los análisis de los documentos filmados y fotografiados que confirmasen la presencia de objetos voladores no identificados en los cielos de nuestro planeta.

    El estigmatizado ofrece un nuevo punto de vista partiendo de su experiencia directa de contactado. Así pudo comenzar a explicar quienes son, por qué vienen y qué quieren estos Seres con una tecnología tan superior a la nuestra. Cada año Giorgio será invitado, como relator o huésped, a la cita anual don- de, con el entusiasmo de los participantes, ya es considerado un estimado ex- perto por su extraordinaria experiencia. Estas óptimas relaciones de amistad con tantos investigadores, le permitirán crear un archivo inmenso de reporta- jes visuales de comprobada validez.
    El 28 de Octubre de 1994, junto a Michael Hesemann, Giorgio Bongiovanni habla en las Naciones Unidas invitado por la SEAT (Society for Enlightment and Transformation), e interviene sobre el tema: “Diálogo sobre el universo: la incidencia del contacto extraterrestre en la evolución humana”.

    Mientras tanto los eventos se iban sucediendo exactamente en la dirección contraria a las amorosas recomendaciones de la Virgen y de estos Seres.
    Estalla la guerra en Ruanda, y Francia, con los experimentos nucleares en los atolones polinesios, relanza la carrera de los armamentos letales. A partir de ese momento seguirán las pruebas atómicas de China, India, Pakistán, Corea del Norte...

    Durante los años 1995 y 1996 Giorgio está continuamente atareado, tanto en Italia como en el extranjero, y comienza a adquirir cierta notoriedad. Es invitado a distintas transmisiones televisivas tanto en los canales estatales como en los privados.
    Su mensaje produce sensación, ya que sustentan su tesis, tanto los signos de los estigmas, como los numerosos documentos reunidos en sus viajes por el mundo.

    Filmaciones espectaculares y fotografías increíbles; testimonios acreditados de militares, pilotos, astronautas y científicos de probada fama, son difundidos por el joven estigmatizado y por su grupo de colaboradores a través de la revista “Nonsiamosoli” y de algunos videos documentales.
    Precisamente en un ciclo de conferencias en Italia, le fue presentada Paola Giovetti, la notable escritora que desde hace años se ocupa de la espiritualidad, y con la que nacería una sincera y productiva amistad que plasmaría en la realización del único libro existente sobre la historia de Giorgio (“La extraordinaria experiencia de Giorgio Bongiovanni”, Editorial Mediterranee, 1.997).

    Pero Giorgio no ha olvidado a los más indefensos y a los más débiles. En agosto de 1996 organiza en Porto S. Elpidio una reunión con amigos y simpatizantes, para reunir fondos que serían destinados a una pequeña comunidad africana. Lo recaudado sería destinado al alquiler de una pequeña porción de terreno que permitiría a estos hermanos alimentarse y hacerse independientes. Se traslada personalmente al África para llevar la ayuda y, además de encontrarse con centenares de personas que le piden su bendición, también lo hace con el líder de la oposición congolesa Bernard Kolelas, a quien ofrece su apoyo contra el dictador del momento.

    Llega una vez más el 2 de Septiembre, esta vez de 1996. Giorgio cumple 33 años y en su ciudad natal, Floridia, en la casa de su hermano Filippo, vive un nuevo milagro. Sangra de la corona de espinas y vierte lágrimas de sangre.

    El impacto emotivo para familiares y amigos es muy fuerte; pero Lorella, haciendo gala de una increíble presencia de espíritu, logra filmar el evento con una cámara de vídeo.

    Recuperado del gran sufrimiento, Giorgio relata la dramática visión que tuviera de los eventos futuros, adquiriendo así una plena conciencia de su misión. La visión es apocalíptica y el mensaje recibido de Jesús promete justicia para los niñitos de la vida y para la Madre Tierra en agonía.

    Pronto vuelve a partir otra vez hacia América (tanto del norte como del sur), Méjico, Europa y otra vez a Rusia, donde la situación político-económica se había precipitado. El presidente saliente -Yeltsin- redujo en ruinas al país; la corrupción se extiende descontrolada, así como la pobreza y el deterioro. Giorgio recuerda las palabras de la Virgen y no puede más que constatar la disolución de la Santa Madre Rusia que, sin embargo, justamente por el místico vinculo con su obra, le permite conseguir un resultado extraordinario. Después de años de trabajo logra obtener un encuentro con una delegación militar rusa comandada por el general de tres estrellas G. Rescetnikov. La de- legación está compuesta por referentes del general, estudiosos del fenómeno OVNI y de un agente especial de aquello que una vez fue la KGB.

    Por primera vez en la historia, delante de todas las cámaras, un militar de carrera admite estar en conocimiento de la existencia de civilizaciones alieníge- nas y de estudios militares que se han ocupado del fenómeno por cuenta del gobierno ruso. Allí le hacen a Giorgio una increíble propuesta: le preguntan si está disponible para difundir en el mundo algunos reportajes fotográficos y grabaciones guardadas en el interior de la base. Giorgio acepta inmedia- tamente la propuesta y con su equipo realiza una filmación que, traducida también al inglés, será mostrada en todas partes.

    Rusia se revela como una fuente inagotable de excelente documentación. Testimonios directos de astronautas, como el general de tres estrellas Kova- lenok, quien dibuja para Giorgio el objeto volador que avistara durante una de sus misiones espaciales; o el cosmonauta Krikoliov, que cuenta haberse sentido observado por una presencia femenina durante su viaje en órbita, y también el general Aksenov que después de haber visitado el cosmos fundó “La sociedad espiritual rusa”, donde explicaría su opinión sobre la existencia de seres extraterrestres: “Un contacto, no solo ocurrirá, sino que será necesa- rio si queremos que la humanidad tenga un futuro”. Y muchísimos otros más. Gracias a esta entrada especial en la ex Unión Soviética, Giorgio abastece a la investigación ufológica de pruebas absolutamente únicas que le darán cada vez más notoriedad dentro de la potencia históricamente opuesta. Así, en los Estados Unidos será huésped de distintas redes televisivas (entre ellas las más famosas), logrando que la gente lo escuche atentamente.

    El encuentro con diferentes culturas es un evento natural para Giorgio, que se encuentra siempre dispuesto a hablar con todos los pueblos.

    Es llamado por la tribu india de los Lakota-Dakota para participar en un congreso en Sioux-Falls, en Dakota del Sur, y el entendimiento entre el joven estigmatizado y los pocos jefes indios que quedan custodiando la antigua sabiduría de la raza roja es inmediato. Después de rendirle los honores reservados a un huésped ilustre, le revelaron lo que sus antiguos padres transmitieron de generación en generación, el conocimiento dado a ellos por sus hermanos de las estrellas que han acompañado siempre el camino del hombre.

    Esta es otra confirmación del mensaje, del cual Giorgio es embajador, y que encuentra sus raíces en las tradiciones más remotas de los pueblos que primi- tivamente han habitado el gran continente, como los Mayas y los Aztecas, de cuyas habilidades astronómicas y matemáticas se asombran todavía hoy los estudiosos.

    El 2 de septiembre de 1997 otra vez sangre, otra vez lágrimas por esta huma- nidad que se desliza siempre más velozmente hacia el punto de “no retorno”. Giorgio sabe que no queda mucho tiempo disponible y trabaja incansable e incesantemente. Vuela hacia Australia, huésped de una querida amiga, Glen- nys Mackay, quien se preocupa de organizar diversas entrevistas. La prover- bial indiferencia anglosajona es superada por la universalidad de los concep- tos que en el curso de ese año Giorgio reunió en un breve ensayo titulado “La Nueva Teología”.

    Se trata de la revisión de los dogmas cristianos basados en las interpretaciones del nuevo y viejo testamento dadas por la Iglesia, y sobre todo de la supera- ción de tales conceptos gracias a la introducción de una filosofía cósmica que nace del principal concepto de que no estamos solos en el universo, esto es, que la Inteligencia Divina Omnicreante (la llamada Dios o Espíritu Santo) ha generado la vida en todo el Universo, y que hay razas habitantes de otros planetas y también en otras galaxias, cuyos orígenes se remontan a miles de millones de años antes de nuestra creación. Distintas son las razas que nos han visitado y diversos sus grados de evolución, pero todas están coordina- das por Seres purísimos, cuyo cuerpo está compuesto íntegramente de luz pulsante, así como los medios que utilizan para viajar en el cosmos. Como prueba de esta maravillosa realidad, Giorgio difundió por todo el mundo las fotos tomadas por el contactado mexicano Carlos Díaz, cuya nitidez ilustra perfectamente la consistencia luminosa de estas astronaves.

    Así como los descubrimientos de Galileo revolucionaron todos los puntos de vista en que se basaba la cosmovisión del hombre, la convicción de que so- mos parte de un proyecto creativo inmenso del cual no somos más que una minúscula expresión aún en vías de perfeccionamiento, puede cambiar com- pletamente el orden preconstituido, que fuera querido y gestado por pocos, y no ciertamente para el bien y el progreso de todos. Es por esta razón princi- pal que los Gobiernos y grandes Instituciones religiosas, cuyos intereses son ya identificables con los de las poderosas multinacionales que determinan la economía mundial, han negado desde siempre las pruebas de la existencia de estas civilizaciones. Su mensaje de Justicia, Equidad y Hermandad, y la clara superioridad tecnológica de los medios de los que disponen y que les permiten viajar por el cosmos, representan una amenaza a los ojos de los poderosos. De aquí la campaña de desacreditarlos basadas en las películas en que presentan a los extraterrestres como invasores crueles, y de falsas informaciones infil- tradas en los ambientes de investigación para crear confusión tanto entre los estudiosos como entre aquellos que se muestran sensibles al tema.

    Giorgio prosigue sus viajes entre la gente, a quienes explica esta íntima conexión entre el Cristo, la Segunda Venida prometida y el contacto con civilizaciones alienígenas.

    El mensaje Crístico es siempre el mismo: ama a tu prójimo como a ti mismo. Sobre los otros planetas este sacro mandamiento ha sido comprendido y realizado permitiendo así la evolución de civilizaciones pacíficas y progresistas en equilibrio entre la ciencia y el espíritu, y por esto, están en condiciones de viajar a través del espacio y del tiempo para alcanzar planetas todavía atrasados como el nuestro y asistirlos en su tarea evolutiva.

    Y es por esto que, estos Seres le precisaron a Giorgio en varios comunicados confidenciales, que prescindiendo de cualquier eventual consentimiento de nuestros gobernantes, el contacto se producirá, tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra, tanto en el equilibrio como en el caos climático que de todas maneras señalará el paso del planeta Tierra de la tercera a la cuarta dimensión.

    En este mismo año de 1997, Giorgio funda la editorial Nonsiamosoli Video que se ocupará de producir documentales y editar la revista TERZOMIL- LENNIO y UFO la visita extraterrestre, distribuidas en editoriales italianas. El camino que ha llevado a Giorgio a estos resultados no fue de ninguna manera simple, al contrario, estuvo sembrado de miles de dificultades y su- frimientos, y la herida más profunda, la que nunca podrá aliviarse, es la se- paración de su Padre Espiritual Eugenio Siragusa, generada por divergencias metodológicas debidas, sustancialmente, a la elección que efectuara Giorgio. Muchos no comprendieron este delicado paso.

    El mensaje no está sólo para ser divulgado, debe ser vivido con fuerza y cohe- rencia, no importa el precio. Para poder hacerlo, el compromiso requerido debe ser absoluto y total. Esta firme toma de posición le costó a Giorgio la pérdida de muchos de aquellos que sostenían su obra, tanto en Italia como en el exterior, quienes lo acusaron de haber errado el programa.

    No obstante, con la carga cada vez más pesada, el estigmatizado prosigue su camino.
     
    bookFecha: Viernes, 2013-05-31, 11:09 PM | Mensaje # 2
    Visitante
    Grupo: Visitante
    Mensajes: 844
    Premios: 0
    Reputación: 0
    Estatus: Offline
    En Mayo de 1998, la revista Terzomillennio se publica con el subtítulo “Hacia la Antropocracia”, o bien “El Gobierno del Hombre”. Quien acuña este nombre es Nicolo Giuseppe Bellia, un filósofo de los tiempos modernos que teoriza la puesta en práctica de algunas reformas legislativas y económicas como la de consentir la instauración de un gobierno más ecuánime.

    Giorgio acoge con entusiasmo el proyecto antropocrático haciéndose su pro- motor porque, de hecho, representaba una posibilidad de llevar a cabo los principios universales de justicia e igualdad en la cual se inspira el mensaje.

    Tampoco le serán ahorradas las más duras críticas, en esta apertura hacia una obra muy similar a aquella a la que él sirve.

    El 2 de Septiembre de 1998 Giorgio vuelve a sangrar por la corona de espinas y a llorar lágrimas de sangre.

    El efecto de esta enésima experiencia de sufrimiento se lee en su revista, cuyo contenido se vuelve más tajante. Formula ataques directos a los responsables de las causas que determinan la desesperación, la miseria y el abandono de los más débiles, así como la contaminación y devastación del ambiente y de sus recursos. También en este caso, Giorgio busca unir las fuerzas y publica en Terzomillennio artículos y entrevistas a personajes comprometidos con cualquier causa a favor de la vida, independientemente de sus credos o convicciones políticas.

    Con el mismo espíritu, en Octubre, nace “UFO la visita extraterrestre”, difundida en toda Italia con documentos adjuntos realizados gracias a los estrechos contactos de Giorgio en varios congresos internacionales a los que fuera invitado. Un producto extraordinario, único en su género, en el cual confluyen las investigaciones logradas, los documentos, los análisis, las opiniones de los expertos y los testimonios directos de gente de todo el mundo. Y en UFO tampoco podían faltar sus ásperas críticas a los gobiernos que ocultaban esta realidad, impidiendo, de hecho, que el hombre pueda crecer en conocimiento y sobre todo en conciencia.

    Los ataques llovieron de todos los lados, tanto de sus enemigos como de los presuntos amigos.

    Antes del verano europeo de 1999 Giorgio disuelve todos los grupos Nonsiamosoli en el mundo con el objeto de que después de 10 años de viajes, sangraciones y mensajes, cada uno comience a recoger lo que ha sembrado y asuma la responsabilidad de la propia elección, tanto individual como de compromiso concreto.

    Durante el verano, al ya acostumbrado encuentro estival para recolectar fondos destinados a los niños africanos, en el que participaron investigadores y amigos de todo el mundo, Giorgio invita a María Falcone, la hermana del Juez asesinado por la mafia 7 años atrás. Significó un gran honor y una fuerte emoción para Giorgio, su familia y sus colaboradores, hospedarla y escuchar el relato de su vida cerca de un mártir de la justicia.

    Este evento marcara un nuevo giro en la vida de Giorgio.

    Es tiempo de ir a la cita aplazada.

    El 11 de agosto adviene un gran eclipse de sol que oscurece la soleada tarde veraniega y lleva consigo un significado espiritual muy importante: los Seres de Luz le comunican a Giorgio que a partir de esta fecha se producirá una aceleración de las frecuencias vibratorias del planeta.

    Este cambio causará una secuencia de eventos tanto climáticos (piénsese en las continuas inundaciones y en los repentinos e inexplicables cambios atmosféricos) como apocalípticos (la referencia está clara en la escalada de violen- cia terrorista).

    Llega el 2 de septiembre de 1999. Diez años de estigmas. Por cuarta vez la sangre mana por la corona de espinas y por los ojos de Giorgio Bongiovanni y se inicia la tercera parte de su misión.

    Además de los continuos desplazamientos y encuentros, Giorgio se dedica in- tensamente al estudio de actos procesales y a escuchar centenares de cassettes de audio en los que los magistrados, principalmente Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, así como otros colaboradores de la justicia, explican qué es la Cosa Nostra, cuál es su real poder y, sobre todo, por qué no se logra derrotarla.

    ¿Con qué intereses coinciden los intereses de la mafia? A esta pregunta intenta responder con la revista Antimafia Duemila, publicada para sustituir tempo- ralmente a Terzomillennio, aunque de todas maneras los contenidos de esta última ya se iniciaban en esa dirección.

    El 25 de marzo de 2000, gracias a la ayuda indispensable de la Directora Responsable Andreina De Tomassi, la revista se presenta en Palermo donde es aceptada con agrado por diversos magistrados y trabajadores de la ley que inmediatamente conceden a Giorgio y a su grupo de jóvenes aprendices de periodistas, su colaboración en términos de materiales oficiales, entrevistas y artículos.

    La decisión de Giorgio de dedicarse también a la lucha contra la mafia es comprendida por una exigua mayoría de sus seguidores. Muchos se alejaron entre miedo y polémicas.

    Sin embargo, desde el inicio de su experiencia mística, la Virgen le había en- cargado a Giorgio que desenmascarara el rostro del Anticristo, entendido no tanto como un personaje que encarna en sí el mal, sino como aquel conjunto de fuerzas negativas que someten al mundo.

    La mafia, explica Giorgio, es una de estas fuerzas y representa el camino más rápido para llegar al cumplimiento de su misión.

    Son años muy difíciles para él, para su familia y para los pocos amigos que han decidido comprometerse con su misma causa.

    El estudio de la criminalidad, no solo desde un punto de vista técnico y periodístico, sino también en clave espiritual, representa para todos una posterior toma de conciencia de la batalla desarrollada sobre el planeta. Retumbanlas palabras de la Biblia: Armaghedon, la lucha final entre el bien y el mal.

    El precio que debe pagar para contribuir en este proyecto evolutivo es alto y arriesgado.

    Giorgio, como siempre, es el primero en pagarlo, no solo ofreciendo su sacrificio de sangre, sino poniendo en completa disposición su vida.

    La revista Antimafia obtiene un notable consenso entre los que tienen a su cargo este trabajo, pero el argumento es poco popular. Para mantenerse Nonsiamosoli Video se convierte en Studio 3, que tiene siempre como jefe a Giorgio Bongiovanni, y llega a ser una verdadera empresa de producciones de video y multimedia, cuya recaudación es completamente usada para continuar con la obra, que también pudo llegar a autofinanciarse gracias a las donaciones espontáneas de almas de buen corazón y de los colaboradores más íntimos.

    El mes de septiembre del año 2000, llega pronto. El día 2 significa para Gior- gio un sufrimiento aún más violento que otros. Además de la lagrimación y la sangración de la corona de espinas, sobre su cuerpo están presentes otras heridas a la altura de las rotulas, en los brazos en las muñecas y en los codos. Como si hubiera recibido golpes sobre las rodillas Giorgio yace en su lecho, casi sin lograr mover sus piernas ni el resto del cuerpo. A su alrededor la fa- milia y algunos amigos asisten conmocionados a este nuevo prodigio de dolor. Los mensajes recibidos en este período tienen un poderoso contenido proféti- co y previenen hechos gravísimos que en breve se manifestarán, esta vez en los países más ricos. Giorgio explica a sus colaboradores que a medida que pasan los años toma cada vez más conciencia de que es guiado por un Ser de Luz que se llama Nibiru-Arat-Ra. La simbiosis con este Hermano Superior es tal, que también siente que no puede escindir su propia personalidad de aquella que lo compenetra. Por esto muchos mensajes aunque están escritos en primera persona, portan la firma de Nibiru.

    Mientras tanto la actividad antimafia se hace cada vez más intensa en com- promisos y citas.

    Congresos, presentaciones de libros, entrevistas. La revista, apoyada por su propia página en internet, está en continua expansión y llega a ser un punto de referencia tal, que Giorgio es invitado a participar como periodista experto en el tema.

    Los estigmas, si bien bastante evidentes, en particular el de la frente, no re- presentan un obstáculo en su trabajo. Magistrados y periodistas están intere- sados en la profesionalidad y profundidad con la que se publican las noticias prescindiendo de su experiencia mística personal.

    En septiembre de 2001, Giorgio va a los Estados Unidos. Por primera vez transcurre la jornada del día 2 completamente solo en tierra extranjera. La familia y los amigos están todos reunidos esperando escucharlo. Como cada día, Giorgio sangró de los seis estigmas y recomienda a todos que se manten- gan unidos.

    El 5 de septiembre, día de su cumpleaños, regresa a Italia.

    El 11 de Septiembre de 2001 se desata la furia del terrorismo islámico. Cuatro aviones de línea, con centenares de personas a bordo, son desviados por Kamikazes fundamentalistas. Dos fueron lanzados contra las Torres Gemelas de Nueva York dando vida a una macabra e igualmente espectacular ejecución de locura; otro destruirá un lado del Pentágono, y el último se precipitará en el estado de Pennsylvania.

    Desde aquel día el mundo conocido por esta generación ha cambiado.

    Miedo y horror han llegado también al cómodo y tranquilo Occidente, “a los países más ricos”. Giorgio decide seguir los acontecimientos ligados a la nueva guerra también en “Antimafia”, en el interior de la cual inserta doce páginas de TERZOMILLENNIO. El intento es siempre el mismo: analizar y denunciar las causas que han llevado al estado de guerra preventiva que vivimos desde entonces.

    A través del opúsculo “Armaghedon” difunde también una lectura espiritual de este suceso, relacionándolo inmediatamente con el contenido del texto del Secreto de Fátima. Recibe también mensajes de los Seres de Luz y vuelve a publicar algunos escritos de Eugenio Siragusa.

    El tono de las advertencias es grave. Sin medias palabras, estos Seres vuelven a repetir una vez más que nuestra civilización se encuentra en el borde de una catástrofe, de un holocausto nuclear, y avisan que en caso de conflicto atómico intervendrán para salvaguardar el planeta.

    Al frente de su compromiso antimafia, Giorgio logra obtener una entrevista exclusiva con Salvatore Cancemi, uno de los más importantes colaboradores de la justicia, ex miembro de la Comisión Provincial de Cosa Nostra, la llama- da Cúpula. El resultado de los numerosos encuentros, tenidos en plena reser- va dada la condición particular de protección en la cual vive el arrepentido, será el libro “Riina mi fece i nome di...”. (Ed. Massari, 2002).

    Las cotidianas sanguinaciones y las experiencias místicas en estos años son vividas por Giorgio de una manera más íntima con respecto al pasado, y los encuentros espirituales son más escasos y reservados a pocos amigos.

    El 11 de febrero de 2002, Giorgio siente que debe dirigirse a Medjugorie, donde después de algún tiempo revive la aparición mariana.

    Allí Giorgio le pide a la Virgen, que nunca lo abandonara y que siempre extendiera su manto piadoso para protegerlo y consolarlo, que le mantenga el dolor pero que le vuelva invisible el estigma de su frente puesto que la misión que está desarrollando requiere de una cierta discreción. La Señora acepta su requerimiento, especificando que la cruz se volvería nuevamente visible cuan- do ocurriesen determinados eventos, mientras los otros estigmas quedarían permanentes hasta la conclusión de su misión.

    Así, después de 9 años, la frente de Giorgio vuelve a estar libre (al menos a la vista) como si no hubiese tenido nunca nada. Otro milagro que impresiona a los estudiosos del fenómeno y en particular a Michael Hesemann, que recién llegaba de visita a Italia.

    En el mes de mayo, en ocasión de los diez años de la masacre de Capaci, Giorgio presenta en Palermo un vídeo titulado “El poder y la mafia” en el cual se escuchan las voces originales de Giovanni Falcone y Paolo Borsellino explicando en los numerosos congresos en los que tomaron parte, el naci- miento y el desarrollo de la criminalidad mafiosa, así como los métodos para combatirla.

    En el mismo año Giorgio conoce a Manfredi Borsellino, hijo del juez asesi- nado el 19 de julio de 1992, quien le concede el permiso para publicar los escritos inéditos de su padre, guardados en el despacho del magistrado.

    En julio de 2003, se publica el libro Justicia y Verdad con la colección completa de los manuscritos del juez y un prefacio del mismo Manfredi.

    Durante este año, impulsado por la petición popular y en obediencia a la Voluntad Superior, Giorgio comienza nuevamente a aceptar invitaciones a conferencias y congresos espirituales.

    Es siguiendo esta llamada interior que Giorgio encuentra a Gabriella Magnani y su familia: Nando (su marido) y Marcello (su hijo). La señora sigue un camino espiritual que llevaba más de 40 años y vive una experiencia personal muy intensa durante la cual recibe signos que la llevan a cruzar cada vez más su camino con el de Giorgio.

    En efecto la señora Gabriella es la presidenta de una Asociación Sin Fines de Lucro (ONLUS), “El Arca de la Nueva Alianza”, que se ocupa de niños necesitados en África y de pequeños abandonados en los lugares inhóspitos de los Andes Argentinos, trabajando en hermandad con la “Fundación Los Niños del Mañana”, dirigida por otro querido amigo, Raúl Bagatello. Giorgio es socio fundador y se prodigará en primera persona por juntar alimentos, vestimenta y fondos para enviar a esas zonas.

    En la Navidad de 2003 Giorgio sangra abundantemente y le reaparece la cruz en la frente. Los mensajes que recibe son de alto contenido esotérico y conciernen principalmente al retorno del Cristo y al cumplimiento de la misión de este devoto siervo.

    Después de pocos días el estigma de la frente se reabsorbe nuevamente.

    En enero de 2004 Giorgio retoma de lleno su actividad espiritual y decide publicar una parte de sus mensajes en el libro De Rerum Divinarum Scientia Nova (La nueva teología).

    El 11 de marzo de 2004 el terror convulsiona otra vez al mundo. Diez bombas explotan en tres trenes que partían de estaciones ferroviarias vecinas de Madrid, causando centenares de muertos y determinando la caída del gobierno.

    Las profecías se cumplen.

    Se acerca la Pascua, la Virgen le anuncia a Giorgio un periodo de fuerte sufrimiento físico, psíquico y espiritual, al cual Giorgio se predispone con plena devoción.

    A su familia y a los amigos más estrechos les repite a menudo que no le queda mucho tiempo para llegar al término de su misión.

    Su ansia de Justicia es grande, tanto que a menudo se le producen espasmos de dolor. Por cada niño que muere Giorgio invoca Justicia; por cada ser humano pisoteado, violentado, olvidado, Giorgio grita Justicia, hasta dirigirse directamente al Padre a fin de que su deseo de Amor sea atendido.

    El año pasa rápidamente entre muchas actividades. En otoño Giorgio, acompañado por algunos amigos de Pordenone, emprende un viaje a América Latina: Argentina, Paraguay y Uruguay. A su regreso el Cielo le pide una nueva disponibilidad, trasladarse a vivir temporalmente por 1.260 días, casi tres años y medio, en Sudamérica y en particular en Montevideo, la capital de Uruguay.

    La misión que le ha sido confiada consiste en despertar las almas de esas tierras pobres a nivel material, pero ricas de sensibilidad espiritual. El 8 de diciembre del 2004 Giorgio parte para esta importantísima etapa de su misión. Viaja completamente solo. Desde hacía tiempo se había acostum- brado a desplazarse autónomamente como si se estuviera preparando para esta prueba ulterior.

    Uruguay es una tierra especial para Giorgio, una de las primeras que visitó al principio de su experiencia, es un lugar sagrado para él porque es aquí que recibió el estigma en el costado (el 28 de mayo de 1992) y el de la frente (el 26 de julio de 1993).

    A pesar del tiempo y de las distancias, un grupo de amigos y de colaboradores recibe la noticia de su traslado con entusiasmo y disponibilidad. Le esperan entre otros, el amigo de siempre, el periodista Jean Georges Almendras y su compañera Erika Pais. Pronto amigos viejos y nuevos se acercan dando vida a un grupo que se pondrá inmediatamente a trabajar y con quienes Giorgio funda la asociación cultural “Un punto en el infinito” y crea su nueva sede operativa.

    Efectivamente, Giorgio empieza su actividad en este territorio con gran im- pulso y planifica con sus colaboradores la realización de la misión que le ha sido confiada según las tres principales directivas que ya se han delineado en los últimos años en Italia: ayudar a los que más sufren, en particular a los niños que viven una grave situación de indigencia, desenmascarar el rostro del Anticristo y difundir el mensaje espiritual del cual es testigo y mensajero, el cual, en esta fase de su Misión, tiene como elemento fundamental el anuncio del próximo retorno de Jesús-Cristo.

    La presencia de Giorgio en Uruguay suscita la atención de los medios de comunicación que siempre han observado con interés respetuoso su historia. Canal 4, Canal 5 de televisión nacional, varias emisoras radiofónicas como Radio Oriental y distintas cabeceras periodísticas le dedican espacios am- plios. La gente lo recibe favorablemente, se acuerda de él, lo para por la calle, lo busca. Giorgio no los desilusiona. Se encuentra por primera vez con los ciudadanos montevideanos en enero del 2005 en el Ateneo de Montevideo. Concurren más de 500 personas que a partir de este momento lo seguirán fielmente hasta el punto de que esta cita se hace fija. Giorgio dará una propia y verdadera serie de seminarios.

    Para mantener siempre vivo el contacto con el público que se va multiplicando, la asociación edita un nutrido opúsculo, Del Cielo a la Tierra, con las crónicas de las iniciativas y los mensajes provenientes de la Dimensión Superior.

    Con el mismo objetivo nace el sitio en internet www.unpuntoenelinfinito.com que registrará en poco tiempo cientos de miles de contactos. Una ventana preciosa sobre el mundo, como la italiana www.giorgiobongiovanni.it, recomendada especialmente por los Hermanos Superiores.

    Montevideo no es más que el punto de partida. Todos los países latinos, según los preceptos del Cielo, deben ser bañados por las sangraciones que Giorgio sigue viviendo desde hace más de quince años.

    Es el turno de Argentina. Buenos Aires es como una segunda casa para Giorgio. Aquí le esperan con los brazos abiertos su querido amigo el juez Juan Alberto Rambaldo, su esposa Liliana y su familia, con un buen grupo de amigos ya listos para proporcionarle todo el apoyo que necesita, también para suplir con todo su afecto la falta de la familia que Giorgio siente en particular.

    Las exigencias operativas hacen necesaria la creación oficial de dos nuevas asociaciones Del Cielo a la Tierra, una con sede en la capital -Buenos Aires- y la otra en Las Parejas.

    Todos los que comparten el mensaje espiritual comprenden que es necesario poner en práctica el propio valor espiritual y se reúnen para coordinar las iniciativas a realizar en los distintos centros ubicados en el vasto territorio argentino: en Rosario, La Pampa, Paraná, Santa Fe, Buenos Aires, Las Parejas, Gualeguaychú, Córdoba, Salta, Catamarca, Tucumán y otros.

    Con el pasar del tiempo esta tierra asume para Giorgio un valor aún más intenso porque aquí su misión se encuentra con la de Raúl Abel Bagatello.

    Raúl, conocido ahora ya como “el misionero de los Andes”, viene a Italia en mayo del 2005 para fundar juntos y con otros colaboradores la onlus Funima International. Se planifica una nueva coordinación para sostener los comedores de los Andes, que cuentan con la colaboración voluntaria de particulares, de grupos eficientes operativos y de asociaciones como Il Sicomoro de Pordenone, Il Punto Infinito de Bari y otros.

    Giorgio, junto a Raúl, recorre todos los comedores atendidos admirablemente por los responsables de la Fundación los Niños del Mañana y el estigmatizado italiano se da cuenta en primera persona de la situación de degradación en la que sobreviven cientos de niños y de cuánto puede incidir sobre la calidad de su vida hasta la donación más pequeña.

    En realidad, a nivel espiritual son estos niños los que representan una fuente de salvación para quien se predispone a ayudarles. Giorgio explica que asistir a los que sufren es como acercarse al crucifijo en el Gólgota, aliviar su sufrimiento es como quitar una espina de la corona del Maestro, es una ocasión de salvación y de privilegio poder acercarse al cuerpo de Cristo torturado. Estos niños, como todos los pobres del mundo, ofrecen su propio sacrificio para redimir las almas y estimularlas hacia el altruismo y la solidaridad, así como los estigmas son una llamada al Amor hacia el prójimo a imitación de las en- señanzas de Jesús Cristo. Un mensaje preciso a los corazones de los hombres que se han vuelto duros e indiferentes por el egoísmo y el materialismo.

    Con Raúl nacerá una preciosa sinergia; la entrada a todas las conferencias que Giorgio dará en los próximos años será gratuita como siempre, pero se pedirá a los que participen una donación para los niños de Funima. “Los pobres que ayudan a otros pobres”, comenta más de una vez Giorgio con la profunda alegría de poder contribuir así a importantes recolecciones de alimentos.

    En menos de dos años de trabajo, tanto en tierra latina como en Italia, los niños asistidos han pasado de pocos centenares a unos 1.700 en los 8 comedo- res ubicados en los Andes del Noroeste de la Argentina, donde se ayuda a esos niños y a los núcleos familiares apartados en las zonas más inhóspitas de la Cordillera. La solidaridad llega hasta el comedor de Villeta en Paraguay y al último (en orden de adopción), el comedor Rayo de Luz en Montevideo, Uru- guay. Además se realizaron varios proyectos: una casa-familia en Las Cuevas (Salta), con la colaboración de la Asociación de Roma A.G.A.P.E. onlus, 3 pozos para el abastecimiento de agua potable de las profundas capas acuífe- ras, se logró hacer llegar la corriente eléctrica a Santa Lucía – Chancaní y el trabajo continuó para ayudar a quién más lo necesita.

    El objetivo siguiente para Giorgio es Paraguay, tierra afligida por la pobreza y el deterioro debido a la profunda corrupción que hace mella en las institu- ciones desde sus cimientos.

    Con Omar Cristaldo, contador, su esposa Hilda y otros más, personas humil- des, pero también con profesionales como el fiscal Jorge Figueredo, se consti- tuye también en este país la asociación Del Cielo a la Tierra para aunar a to- das esas almas deseosas de conocimiento espiritual y para difundir el mensaje con el justo respeto y la corrección indispensable.

    Aquí, junto a la Doctora Chantal Hulin Jirasek y a sus colaboradores, pro- fesionales en el campo médico, con la doctora Carmen Recalde, Giorgio funda la Asociación Justicia y Verdad que se ocupa de manera particular de esos niños completamente abandonados que viven por las calles violentas de Asunción, la capital. Son niños de todas las edades obligados a dormir sobre las aceras y a mendigar para sobrevivir, que inhalan pegamento para no te- ner hambre y muchos de ellos son “alquilados” para las fiestas de los pedófi- los o encaminados a la prostitución. Para intentar afrontar esta situación tan devastante, la doctora Chantal abre un dispensario médico que ofrece un ser- vicio de primeros auxilios y de higiene, donde bañan a los niños y les desinfec- tan librándolos de parásitos y piojos de los que están infectados, les hacen el análisis de sangre para controlar que no estén contagiados con enfermedades venéreas y SIDA o con cualquier otro tipo de infecciones. Una merienda o una comida caliente los ayudan a afrontar la noche y les regala la esperanza de que no están completamente solos.

    No les falta el apoyo de Funima International en Italia, dirigida por el hijo de Giorgio, Giovanni Bongiovanni y por la colaboradora Mara Testasecca y de una asociación sin fines de lucro española; Manoj pro la mondo (Manos para el mundo) que algunos amigos de Giorgio que viven en Vigo, España, cerca de la frontera con Portugal, entre ellos su muy querido amigo de infancia Emanuel Mouriño Caglioni han deseado fuertemente.

    Gracias al constante, aunque modesto apoyo mensual, Chantal, su marido Osmar y los demás voluntarios abrieron también una casa de hospedaje para algunos niños que emprendieron el difícil camino de dejar el pasado atrás.

    Lamentablemente la vida de mendicidad, drogas y prostitución, la única que han conocido y con la que logran identificarse, actúa sobre sus pequeñas psicologías violadas como un imán dramático.

    Justicia y Verdad no obra solo sobre el plano de la ayuda práctica, sino también sobre la denuncia de las causas que han dado origen a una ruina semejante. Con este objetivo publican un boletín informativo que lleva el título significativo de Punto Rojo, un punto rojo de alarma para los pobres del mundo. Los artículos, bajo la dirección de los colaboradores y de la doctora Hulin, son publicados también en la revista ANTIMAFIADuemila (publicación italiana) que precisamente para seguir las actividades de su director mientras se encuentra trabajando en América Latina, ha creado una sección dedicada a las noticias que nos llegan de Sudamérica.

    En Italia, las asociaciones fundadas por Giorgio siguen con su trabajo. Las modernas tecnologías hacen posible la coordinación desde lejos de todos los sectores de la obra en las manos de esos jóvenes que él ha educado y que ahora ya son profesionales y que han asumido la responsabilidad de llevar adelante todas las actividades en constante crecimiento.

    A través de la colaboración, entre los distintos grupos esparcidos en varios países del mundo, se logran realizar iniciativas de carácter internacional que tienen un profundo significado, tanto en lo que concierne a la ayuda a los niños como a la acción contra la criminalidad organizada.

    Efectivamente en Uruguay, Paraguay y Argentina Giorgio sigue con su actividad antimafia. Entrevista distintas personalidades, entre ellas el ministro del Interior uruguayo José Díaz, a quién propone algunas modificaciones legislativas inspiradas en el sistema judicial italiano y a funcionarios comprometidos sobretodo en el campo del tráfico de armas y de drogas, muy facilitado por la triple frontera que une tres países (Brasil, Argentina y Paraguay).

    En la Universidad de Rosario, donde desde hace años trabaja el juez Juan Alberto Rambaldo, se organiza en junio del 2006 un importante Congreso

    Internacional en el cual participaron los magistrados italianos Antonio Ingroia, fiscal de la DDA (Dirección Distrectual Antimafia) de Palermo y el juez Leonardo Guarnotta, Presidente del Tribunal de Termini Imerese (Palermo), quien ya era miembro del pool antimafia de Falcone y Borsellino. El evento, que tuvo mucho éxito de público y de prensa, sobrevino después de la con- ferencia que todos los años ANTIMAFIADuemila organiza en Palermo en recuerdo del juez Paolo Borsellino y de los agentes de su escolta y que, en el 2006, contó con la participación del juez Rambaldo, del juez uruguayo Pablo Eguren, desde hace años comprometido en investigaciones delicadas en su país, y el periodista Jean Georges Almendras.

    El empeño que el estigmatizado prodiga en la dimensión social deriva de la constante experiencia espiritual de la cual es protagonista. En esta fase parti- cular de su misión tiene al lado un ser proveniente de la cuarta dimensión que se hace llamar Setun Shenar. Este ser le anuncia una próxima manifestación de signos en el cielo y en la tierra, entre ellos muchos avistamientos de medios extraterrestres y de naves de luz.

    Efectivamente la tierra latina vuelve a ser, en estos años, protagonista de filmaciones excepcionales y de testimonios provenientes de todo el continente. Es una vez más Jaime Maussan, siempre en estrecho contacto con Giorgio, quien reúne dicha documentación y hace que adquiera un valor histórico inestimable.

    El periodista no ha cesado jamás de investigar la realidad extraterrestre, relacionándola constantemente con los eventos, casi siempre catastróficos, que sacuden nuestro planeta con una frecuencia cada vez más preocupante.

    El ejemplo más asombroso se verificó correspondientemente con el tremendo huracán Katrina del 29 de agosto 2005 que devastó New Orleans. Solo 15 días antes (el 14 de agosto), en San Petersburg, en los cielos de Florida (Estados Unidos), fue filmada, fotografiada y después analizada, una impresionante formación de siete esferas luminosas dispuestas en forma de cruz cristiana. Se trata de uno de los documentos ufológicos más extraordinarios por el impacto que causa. Un signo, según Maussan, que llama al hombre a tomar conciencia sobre la existencia de vida extraterrestre en el cosmos, pero es también un aviso, una amonestación, una llamada a buscar sistemas de vida más equilibrados a nivel de sostenibilidad y más ecuánimes a nivel de justicia social.

    El conocido investigador mexicano, muy preocupado por el callejón sin salida que nuestro planeta ha tomado, piensa que Giorgio representa un signo viviente que, con el don de la palabra, hace que sean claros y comprensibles también los demás signos.

    Así organiza con él un tour de veinte días por todo México para presentar juntos “La profecía”: un recorrido espiritual durante el cual, a través de fotos y filmaciones, se explica el significado de los signos y de los eventos naturales y sobrenaturales que están acaeciendo en este tiempo; la relación esotérico-espiritual entre el contenido de las Sagradas Escrituras y el tiempo actual; la Esperanza de un mundo mejor ligada al testimonio y al sacrificio de la Vida de muchos hombres justos y la Fe del Retorno del Maestro Jesús Cristo, que Él mismo anunció. (Lucas cap. 21 vers. 27, Mateo cap. 24 vers. 30)

    Durante todo el mes de febrero 2006 los teatros de todo México se llenan, superando todas las expectativas. La reacción de la gente es sorprendente.

    Participan muchas personas que siguen con atención toda la documentación que los dos relatores han preparado con esmero. De estas citas con el público, Jaime realiza otras tantas apariciones televisivas en su muy visto programa “Los grandes misterios del tercer milenio”.

    La audiencia alcanza niveles y cifras de millones de personas, mientras se calcula que presenciaron las conferencias unas 15.000 personas.

    Cada dos o tres meses más o menos regresa a Italia. Además de estar con su familia, Giorgio participa en encuentros de carácter puramente espiritual proponiendo la misma fórmula adoptada con Maussan. Toma su lugar el investigador Pier Giorgio Caria, amigo personal de Giorgio desde hace muchos años.

    Pordenone, Milán, Varese, Bari, Catania y otras ciudades italianas le reciben con gran entusiasmo como para tomar de nuevo el hilo de un discurso que se había interrumpido solo por el momento.

    Precisamente durante uno de estos seminarios, Giorgio se encuentra con Antonio Urzi y su compañera Simona Sibilla, dos jóvenes que viven una experiencia extraordinaria. Desde la pequeña buhardilla donde viven en Cinisello Balsamo, en las afueras de Milán, Antonio realiza filmaciones de discos volantes impresionantes, de grandes dimensiones y muy nítidos hasta el punto de ser considerados entre los mejores del mundo por parte de expertos, entre ellos Jim Dilettoso, conocido analista de Phoenix, Arizona. Jaime Maussan, coadyuvado en Italia por Pier Giorgio Caria, seguirá atentamente el caso de los dos jóvenes, destinados, sin duda alguna a dejar bastante más que una simple huella en la historia de la ufología.

    Sus filmaciones se muestran en todas las presentaciones públicas de Giorgio tanto en Italia como en el extranjero.

    La misión en Sudamérica regala a Giorgio muchas satisfacciones.

    En efecto han sido creados centros operativos también en Chile, en la capital Santiago y en Las Ventanas; en Uruguay en Fray Bentos y Maldonado. En la misma Montevideo se inaugura una nueva sede que puede recibir más personas. Sin dejar de lado todos los grupos más o menos numerosos que llevan adelante las actividades en pequeñas ciudades como Colonia Valdense, Artigas, Treinta y Tres.

    Todo esto le permite pasar un poco más de tiempo en Italia donde la gente que ha tenido la posibilidad de volver a contactarlo lo busca y se informa sobre sus actividades a través de su página web italiana y de su secretaría nacional. Pero sobre todo a raíz de una famosa transmisión televisiva, se registra un “boom” de correos electrónicos y de llamadas telefónicas que suscitan de nuevo la atención de los medios de comunicación de la bella Italia también, más de una vez él la ha nombrado “la nueva Jerusalén”.

    Invitado por el presentador y cantante Enrico Ruggeri, Giorgio participa en “Il Bivio”, un programa que propone al invitado el interrogante de una posi- ble vida alternativa después de una decisión de vida o elecciones diferentes de las que efectivamente se han hecho.

    En el estudio Giorgio se tiene que enfrentar a los ataques de un sacerdote y de una sedicente psicóloga que, evidentemente preparados, intentan ponerle en dificultad sin lograrlo.

    El programa concluye con una invitación que el presentador le realiza a Gior- gio para que se someta a análisis que comprueben la veracidad de los estig- mas, invitación que no es aceptada porque, como ya ha explicado muchas veces, los estigmas han sido analizados en los años noventa por parte de varios médicos también forenses que concordaron en que no estaban en grado de proporcionar una explicación científica de los estigmas. Un procedimiento doloroso al que Giorgio no tiene intención de volver a someterse. Su decisión divide la audiencia. Muchos se quedan perplejos, algunos piensan que esa es la prueba de la falsedad de los signos, pero muchas personas, muchísimas, colman su secretaría con agradecimientos y animándolo.

    El año 2007 se abre así, con este evento que simboliza en un cierto sentido un test preliminar de su regreso definitivo a su patria.

    El 6 de enero del 2007 Giorgio vive una sangración muy dolorosa. Haciendo una excepción a su habitual discreción llama a sus colaboradores más cerca- nos para que la presencien y la escena que se presenta ante sus ojos es laceran- te. Giorgio, obligado a estar sobre el sofá de su casa por el dolor, rodeado por su familia, gime y revive la Pasión y la crucifixión del Maestro Jesús en el Gól- gota. En la sábana sobre la que yace hay muchas manchas de sangre, una en particular ha dibujado una cruz que al estar invertida parece con claridad ser una espada. A pesar de que muchas de las personas presentes ya habían sido testigos de este milagro que se manifiesta en su cuerpo casi diariamente, se sienten embargados por una conmoción y una concentración intensa en ora- ción. Las imágenes filmadas de ese día fueron concedidas, también esta vez como una excepción, a Jaime Maussan que consideró importante transmitir- las en México a su numeroso público.

    Giorgio se recupera pronto también de este sacrificio y sigue su peregrinar por el mundo.

    Más gente, otras caras, amigos nuevos y viejos.

    En septiembre, para conmemorar a su padre espiritual Eugenio Siragusa, fallecido el 27 de agosto del 2006, Giorgio organiza un congreso internacional invitando a todos a participar, incluidos los representantes de los grupos que se han formado en estos años en América Latina y amigos de todo el mundo.

    Cincuenta sudamericanos y alrededor de otros cincuenta invitados se reúnen en el Hotel Gemmellaro de Nicolosi, en Sicilia, para rendir homenaje a la figu- ra histórica del famoso contactado que dio origen a la experiencia de Giorgio y exponer en forma de propuesta las experiencias de todas las personas que aceptaron comprometerse en uno o más sectores de las actividades fundadas por Giorgio Bongiovanni. El encuentro se caracterizó por una conferencia pública y un concierto de beneficencia a favor de los niños de los Andes y que tienen lugar en el Teatro de la ciudad de Nicolosi.

    Un evento muy importante porque tiene lugar en Sicilia, donde Giorgio ha dicho muchas veces que se desarrollará la tercera y última parte de su misión: desenmascarar el rostro del Anticristo que para él significa la lucha contra la mafia.

    Además de su familia; Lorella y Giovanni, y de algunos viejos y fraternos ami- gos y amigas que él considera como parte de su familia, personas particular- mente cercanas, como Mara, Aaron, Elisabetta y otras, como los que integran la Asoc. Giordano Bruno y la redacción de Antimafia Duemilla, etc., lo acom- pañará en esta fase final una mujer elegida por el Cielo para que comparta su destino: Sonia Cordella, cuyo nombre espiritual es Alea.

    A pesar del gran cansancio que, después de años y años de sangraciones y de obra de sensibilización, empieza a debilitar su cuerpo, Giorgio, íntegro en el espíritu y sereno en la madurez de sus decisiones, persevera en el recorrer el camino que el Cielo ha trazado para él.

    Las dificultades, los sufrimientos, las acusaciones, las traiciones jamás han de- molido sus convicciones.

    En medio de cada decisión suya, repite constantemente: hay una única gran certeza, Jesús Cristo, el Mesías y Su retorno prometido. El anuncio de esta profecía, la más importante para los cristianos de todo el mundo, es el funda- mento y el cumplimiento de su misión. Todos los que le conocen saben con certeza que -mientras tenga un poco de fuerza en el cuerpo y hálito en la garganta- Giorgio Bongiovanni no cesará de recordar a los hombres y a las mujeres que encuentra por su camino, que el camino hacia la vida verdadera pasa a través del Amor hacia el prójimo, la Justicia entre los hombres y la Fe en las enseñanzas del Maestro de todos los Maestros: Jesús Cristo.

    Anna Alessia Petrozzi

     
    Foro » ACERCA DEL MAESTRO JESUCRISTO » Giorgio Bongiovanni, libro: EL RETORNO (DE JESUCRISTO) » INDICE-PREFACIO-BIOGRAFIA
    Página 1 de 11
    Búscar:

    Mensajes Nuevos
  • MAXIMO CAMARGO (CONTACTADO) (1)
  • LA HERMANDAD BLANCA (0)
  • EL TESTAMENTO DE ABRAHAM (1)
  • LA BIBLIA Y LOS EXTRATERRESTRES (4)
  • UNA VIDA, UNA MISIÓN SIGUIENDO LOS PASOS... (2)
  • LA HUMILDAD, RAIZ Y MADRE DE TODAS LAS V... (1)
  • EL CAMINO DE LA EVOLUCION DEL ESPIRITU (1)
  • YO EL MAESTRO DEL AMOR ALIENTO SOBRE VOS... (1)
  • EL SANTO TEMOR DE DIOS (3)
  • EUGENIO SIRAGUSA (2)
  • RECOMENDADOS
    Búscar